Venciendo la desilusion

Escrito por el 19 enero, 2021

A veces nos desilusionamos tanto de la gente que llegamos a cuestionarnos profundamente respecto al porqué de esto.

El dolor que sentís en esos casos llega a veces a ser extremo y muchas veces lo has relacionado con tu poca tolerancia ante las frustraciones. Es una sensación de angustia profunda que luego, con el pasar del tiempo hace que tu forma de vincularte con las personas cambie para siempre (provocándome esto un nuevo dolor y una nueva desilusión, ya que esa relación ya no es la que era…), aún cuándo ese otro ni siquiera se haya percatado de lo sucedido.

Muchas veces has pensado que las expectativas que pones en los demás son muy grandes entonces, cualquier situación que se aleje de ellas hace que sientas una gran desilusión… En realidad, ni siquiera llegan a ser expectativas concretas ya que no esperas algo determinado de cada persona con la que te relacionas.

No.

Simplemente creo que tiene que ver con tu modo de relacionarte con el mundo; modo de ser, de enfrentar la vida, y hasta si se quiere de entender al hombre.

En la gran mayoría de los casos en que te has desilusionado a este nivel, te has dado cuenta luego que esas personas habían actuado pensando de una manera o individualista, o material, o buscando el provecho personal sin medir ninguna consecuencia…

Es ahí cuando sobreviene la angustia, seguramente también sos egoísta en muchas ocasiones, o egocéntrico, o no sé cómo llamarlo… Pero lo que sí sabes es que siempre actúas creyendo que las otras personas van a colaborar, van a comprender, van a participar, van a disfrutar, van a acompañar… y tantas veces has terminado pensando que más vale hubieras actuado sin tenerlas en cuenta y te hubieras ahorrado angustia, disgusto, frustración y mucho tiempo…

Y ahí sobreviene el reproche o la culpa, y te decís a vos mismo ¡Porqué no aprendo!, ¡Cuántas veces más voy a hacer lo mismo!

Tal vez vos has estado peleando con una situación y hace ya un tiempo que estás haciendo lo correcto, has tomado el mejor camino y has  perdonado a alguien una y otra vez; seguís ignorando sus faltas; seguís mordiéndote la lengua cuando te tratan descortésmente; has mantenido una buena actitud aun  cuando te han maltratado, quizás hace meses o años que te sucede esto y ahora tenés la tentación de desanimarte porque te estás preguntando: ¿Jamás cambiara Dios esta situación ?¿.Jamás hará justicia Dios? ¿Le importa lo que estoy experimentando?

¡No te des por vencido!, seguí haciendo lo correcto, Dios está fortaleciendo tu carácter y vos estas pasando esa prueba, recorda que cuanto mayor sea la lucha, mayor será la recompensa.

Todos enfrentamos circunstancias que pueden causar que seamos negativos, que estemos amargados o desilusionados con nosotros mismos o con Dios, por eso no debes estancarte en las desilusiones de ayer o en tus fracasos del pasado, no debes pensar en lo que hubieras hecho o debiste haber hecho; debes dejar todo eso atrás, y comenzar a mirar hacia delante para ver todo lo bueno que Dios tiene para vos

Y esta es la clase de actitud que debiéramos tener, cada mañana al despertar, decidí que no reflexionaras sobre lo malo que hiciste el día anterior, rehúsa pensar demasiado en las desilusiones de ayer, levántate cada día sabiendo que Dios es un Dios amoroso y perdonador, y El tiene grandes cosas para vos.  Extendete hacia delante, y proseguí a la meta”. Estas palabras implican un gran esfuerzo, no siempre es fácil pasar algunos de los baches en el camino, esas desilusiones y desánimos porque se requiere de una voluntad muy fuerte, en ocasiones, hará falta ser valiente; otras, solo una firme determinación y fe en Dios lograran sacarte al otro lado, sin embargo, vos podés decir: “No seré atrapado en el pasado; no permitiré que mi pasado destruya mi futuro; prosigo a la meta; me estoy extendiendo, sabiendo que Dios tiene grandes cosas para mí”.

Cuando cometas un error, y todos lo hacemos, humíllese y reciba el perdón y la misericordia de Dios, tene, además, la disposición de perdonarte a vos mismo, y no vivas con remordimiento pues esto solo estorbará tu fe, la fe tiene que estar siempre en el presente, no puede ser un recuerdo distante, Dios cambiara para bien esas desilusiones, tomara tus cicatrices y las hará como unas estrellas para tu gloria.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline