Vencer el estres

Escrito por el 27 octubre, 2020

Dijo Jesús: “Les he dado tu palabra, y el mundo los odia, porque ellos no pertenecen al mundo, así como yo tampoco pertenezco al mundo. No te pido que los quites del mundo, sino que los protejas del maligno”

Estas son buenas noticias para los creyentes y porque no para los que no creen, vivimos en un mundo lleno de tensión nerviosa y de estrés, en el mundo, las personas viven bajo un estado de tensión intenso; con frecuencia, van de prisa, viven frustradas, son groseros y tienen un temperamento inestable. Experimentan estrés en el matrimonio y en lo financiero, en adición al estrés de criar hijos en un mundo inestable e incierto. Debido al estrés mental que causa el trabajo y estrés físico por el exceso de trabajo, y con los nervios de punta todo el tiempo, algunas personas son una bomba de tiempo a punto de estallar.

Pero aquellos que creemos y caminamos con Dios, no tenemos que sucumbir al estrés que afecta a la gente que no conoce a Jesús. Nosotros no tenemos que operar dc acuerdo al sistema del mundo, pensando, hablando y actuando como la gente del mundo. De hecho, nuestra actitud y la manera en que nos comportamos deberían ser enteramente diferentes.

Debemos ser luces en la oscuridad, pero es difícil ser luz, si estamos afectados por el estrés que sufre la gran parte del mundo, Dios ha provisto formas en las que podemos vivir sin tener que ser afectados por esa clase de tensión.

La obediencia, y el seguir la guía de Dios, siempre nos conducirá a la paz y la alegría. Y no a la ansiedad y frustración.  A través de la Palabra de Dios podemos aprender más sobre el Príncipe de paz y sobre la herencia que está disponible a nosotros por medio de Él.

Así podemos encontrar y mantener la paz y evitar o vencer el estrés.  Y mientras vos estas escuchando esto, permitile a Dios que te hable y te dirija a vivir en su maravillosa paz.

Originalmente la palabra “estrés” era un término de ingeniería que se usaba para referirse a la cantidad de fuerza que una viga u otro apoyo físico podrían soportar sin derrumbarse a causa de la tensión.

Pero hoy día, la palabra ha sido ampliada para referirse no solamente a la presión y tensión física, sino también a la tensión mental y emocional.  Como seres humanos, vos y yo fuimos creados para soportar una cantidad de estrés normal. Dios nos ha creado para resistir cierta cantidad de presión y tensión. El problema surge cuando nos esforzamos más allá de nuestras limitaciones, más allá de lo que fuimos diseñados para tolerar sin ser afectados permanentemente.

Una de las razones principales por las cuales estamos cansados y llenos de estrés es porque no sabemos cómo estar quietos para conocer y reconocer a Dios. Cuando pasamos tiempo con El aprendemos a oír su voz. Cuando le reconocemos, El dirigiré nuestros caminos. Si no pasamos tiempo estando quietos, aprendiendo a conocerle y oyendo su v voz, vamos a hacer las cosas en nuestra propia fuerza.

Cuando te sientas como un elástico estirado, anudado y a punto de romperse otra vez, respira profundo y recorda que Jesús te ha dado su paz, Él nos dio el poder de estar por encima del estrés.

Podemos vivir en esta sociedad, pero no ser de él, pero si aprendemos a usar el poder del Principie de Paz, escuchar su voz y responder a cada silbo apacible.  Debemos obedecer con exactitud para poder vivir apaciblemente, y feliz, y libre del cansancio y el estrés.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline