Tiempos de oscuridad

Escrito por el 3 noviembre, 2020

Hay momentos en la vida de todos nosotros cuando las cosas no están cambiando tan rápido como nos gustaría, estamos orando y creyendo, pero nuestra salud no está mejorando. Nuestras finanzas no han dado un giro.  No hemos encontrado a la persona correcta. Nos podemos sentir solos, olvidados, como si nuestra situación nunca fuera a cambiar. Es un tiempo oscuro. En estos tiempos oscuros no podemos ver lo que Dios está haciendo.  No parece que nada esté sucediendo, pero Dios está trabajando tras bastidores. El hace su obra más grande en la oscuridad. No vemos que nada cambie. Seguimos tratando con el mismo problema. Dios no se ha olvidado de nosotros.

En los tiempos oscuros, cuando la vida se siente injusta, vos tenes que recordarte a sí mismo que Dios todavía está en control, solo porque vos no veas que está sucediendo algo no significa que Dios no esté obrando. El no siempre muestra lo qué está haciendo; es fácil confiar en Él cuándo estás recibiendo buenas oportunidades y las cosas estén yendo excelente. Pero vos tenes que aprender a confiar en él en los tiempos oscuros, cuando las cosas no te están saliendo como queres y cuando no ves que sucede nada.

De joven David venció a Goliat, fue una gran victoria; pero después de eso pasó años huyendo del rey Saúl escondiéndose en cuevas, durmiendo en el desierto. Y seguro de que oró: “Dios líbrame de Saúl, esto no está bien”. Pero era como si los cielos estuvieran en silencio, Dios no lo cambió. Saúl estaba equivocado, era injusto para David. Pero los tiempos oscuros son tiempos de prueba, tiempos de demostrar. Podemos ya sea elegir ponernos negativos y vivir desanimados o podemos elegir decir: “Dios, no lo entiendo, no es justo, pero confió en ti. Sé que no eres solo el Dios de la luz del día, sino también el Dios de los tiempos oscuros”

Ahora bien…, vos sos transformado en la oscuridad y miremos este ejemplo: una oruga podría estar pasándola bien, todo es excelente, pero en lo profundo algo le dice: “Vos no tenes por qué estar arrastrándote toda la vida, hay algo más en vos”. Esta se emociona, pensando: ¡Si, así es! Entonces se ve en el espejo y dice: “¿Qué estaba yo pensando? Nunca voy a volar. Solo soy un gusano exaltado. Eso es imposible».  Pero un día la oruga teje un capullo a su alrededor y se cuelga de cabeza de una rama. Es oscuro. No se puede mover o comer.

Ahora bien, si vos fueras a hablar con él mientras estuviera en el capullo, seguro te diría: “Déjenme regresar a donde estaba. Déjenme regresar a ser una oruga. No me gusta donde estoy. Estoy incómodo. Es oscuro. Es solitario”. Lo que no entiende es que en la oscuridad está sucediendo una transformación. En poco tiempo comienza a sentir unas alas, y luego obtiene la fuerza para salir del capullo. Ahora, en lugar de arrastrarse por el suelo, es una hermosa mariposa que flota por el aire. 

Y al igual que a la oruga, a nadie nos gustan los tiempos oscuros. No nos gusta estar incómodos. No vemos que nada está sucediendo. Pero hay momentos cuando Dios nos incuba. No nos hace atravesar los lugares tenebrosos para hacernos miserables, sino que en la oscuridad está sucediendo una transformación. Vos estás creciendo, estás siendo afinado. Probablemente no te guste, pero tenes que mantenerte recordando que tus alas se están desarrollando. No te quejes de los lugares tenebrosos, porque te están conduciendo a las cosas asombrosas que Dios tiene preparadas. Quizás no lo comprendas, pero Dios no lo hubiera permitido si no lo fuera a usar a favor tuyo. En este momento, Dios está obrando tras bastidores. Él está viendo con lo que vos estas tratando y sabe cómo te sentís, y te está diciendo que los tiempos oscuros no son permanentes. Probablemente estés en un capullo, donde esta oscuro e incómodo, pero te está formando y moldeando, tus alas se están desarrollando. Estás a punto de despegar en un vuelo a un nuevo nivel. Creo que estás a punto de un cambio de turno de enfermedad a salud, de escasez a abundancia, de adicción. La luz está a punto de aparecer a libertad. Prepárate para algunas cosas tremendas en el nombre de Jesús.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline