Salir de lo negativo y entrar en lo positivo

Escrito por el 10 noviembre, 2020

Si queres mejorar tu aceptación propia y tu opinión de sí mismo, decidí aquí y ahora mismo que ninguna cosa negativa saldrá de tu boca. Dice su palabra: “Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús”.

Esa participación de nuestra fe se hace eficaz con el conocimiento de todo el bien que está en nosotros, y no en el conocimiento de todo el mal que está en nosotros.

El enemigo quiere que reconozcamos todo lo malo que hay en nosotros, puesto que él no quiere que la participación de nuestra fe sea eficaz. Él quiere que gastemos cada minuto del día, reconociendo con nuestra mente y verbalizando con nuestra boca lo malos que somos.  Como acusador de aquellos que creen en Dios él trata continuamente de cambiar nuestro enfoque para que, en lugar de concentrarnos en lo que somos en Cristo, estemos atentos y abrumados por nuestras faltas.

Una de las razones por la cual es importante no hablar negativamente de sí mismo es porque creemos más lo que decimos nosotros que lo que dicen otros. Pero cuando verdaderamente entendamos quienes somos en Cristo y veamos lo que Él ha hecho por nosotros a través del derramamiento de su sangre, entonces entenderemos que estamos insultando al padre cuando meditamos excesivamente en nuestras faltas, fallas y fracasos. En Hechos dice: “…lo que Dios limpió, no lo llames tú común”.

Su palabra dice; “…, porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él”.

Te pido a que nunca pienses ni digas cosas malas de vos mismo, la opinión que tengas de vos mismo hará una gran diferencia: en lo que recibas de Dios y en cuanto a cómo Dios te usa. Dios es capaz de usarte, pero vos tenes que permitírselo. Permitimos que Dios nos use cuando creemos que Él nos ha hecho dignos de recibir las cosas buenas que nos quiere dar.

Permitimos que nos use cuando creemos que somos capaces de hacer lo que Él quiere, porque reconocemos que Él nos capacitará. Aprendamos a hablar cosas de nosotros mismos que únicamente estén basadas en esas creencias.

En el libro de Santiago dice: “Todo cometemos muchos errores, ahora bien, si alguien no comete ningún error en lo que dice, es un hombre perfecto, capaz también de controlar todo su cuerpo”

“Según habla tu boca así te ira en la vida, la confesión positiva de la Palabra de Dios debe ser un hábito en la vida de cada creyente.

Si no has comenzado a desarrollar este habito importante, debes comenzarlo a partir de hoy, comenza diciendo y hablando cosas buenas de vos mismo: “Todo lo que toca mi mano prospera, tengo dones y talentos, y Dios me está usando. Me muevo en el fruto del Espíritu. Camino en amor. La alegría fluye a través de vos”

Aunque Dios quiere ayudarnos, la Biblia nos enseña que alineamos nuestras vidas cuando alineamos nuestras bocas. La Palabra nos enseña que podemos apropiarnos de las bendiciones de Dios sobre nuestras vidas cuando confesamos y creemos las cosas positivas que Dios ha dicho de nosotros en su Palabra.

Ante todo, esto, quiero decirte que si vos dirigís tus palabras en el sentido correcto, eliminarás lo obstáculos que te han retenido durante años, y podrás ver que las dificultades familiares que parecían permanentes dan un giro de ciento ochenta grados, las situaciones del trabajo contra las que has luchado se van   suavizando por el favor de Dios, que te da sabiduría, que retira las personas que no son las correctas y trae a las que sí lo son aciendo que lo torcido se enderece.

Y quiero decirte que llego el momento de hablarle a Dios, no hables de tu problema, háblale a tu problema, y cada mañana al levantarte declara el favor de Dios, aprende a llamar las cosas que no son como si ya lo fueran.

Ponete de acuerdo con Dios, deci lo que Él dice de vos, habla sus palabras es una de las cosas más poderosas que podés hacer, y recorda que no basta pensar, no basta creer, dale vida a tu fe, declárala en voz alta y veras como cambian las situaciones negativas, tus montañas se convertirán en colinas, Dios luchara tus batallas por vos, superaras obstáculos, derrotaras a tus enemigos y obtendrás cada sueño y cada promesa que Dios haya puesto en tu corazón porque es el tiempo del favor de Dios.

 

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline