Reprograma tus pensamientos

Escrito por el 26 agosto, 2020

Debido a la gran confusión que hoy día veo en las personas, porque no han podido comprender ciertos principios y hoy los pensamientos del pasado, las actitudes que toman ante diferentes circunstancias hacen que parezca que todavía hay en sus vidas pensamientos negativos. Y con esto no quiero ser duro y nada que se parezca porque muchos y me incluyo debemos cambiar nuestra forma de pensar ante ciertas ocasiones.

Nuestros pensamientos tienen enorme poder, recorda, que atraemos a nuestra vida lo que constantemente esta en nuestros pensamientos, si siempre estamos pensando en lo negativo, atraeremos a personas, experiencias y actitudes negativas. Si siempre estamos pensando en nuestros temores, atraeremos más temor, vos estas determinando la dirección que tomara tu vida por medio de tus pensamientos.

Es tuya la decisión, no tenes que activar cada pensamiento que llega a tu mente, lo primero que debes hacer es averiguar de dónde viene ese pensamiento.

Y es lo más seguro que vos te preguntes……. ¿Cómo puedo saber de dónde viene?

Es fácil, si es un pensamiento negativo, es del enemigo, si es un pensamiento que produce desánimo o es destructivo; si produce temor, preocupación, duda o incredulidad; si es un pensamiento que te hace sentirte débil, inadecuado o inseguro, te puedo garantizar que ese pensamiento no proviene de un lugar adecuado y tenes que tratar con él de inmediato.

Por eso es necesario que reprogrames tu computadora mental, para ello deberás limpiar de todo tipo de virus tu disco rígido, que es tu cerebro y que actúa como tal, y así comenzar a pensar diferente, con una actitud positiva.

Por eso si vos hoy te encontras en medio de una tormenta, ahora con más ganas necesitas cuidar lo que digas y no permitir que palabras negativas y destructivas salgan de tu boca tenes que comprender que “…la vida y la muerte dependen de la lengua; los que hablan mucho sufrirán las consecuencias…”

Comenza a decir que vos sos el sano, contento, bendecido y próspero, deja de hablarle a Dios cuanto de grande son tus problemas y comenza a hablarles a lo grande que es Dios

Por lo tanto, no debes continuamente preguntarte o quejarse diciendo: “Dios, ¿por qué siempre son tan enormes mis problemas?” No, el cambio viene de parte tuya por medio de las palabras que salen de tu boca. No pienses que el problema es más grande que Dios, no te enfoques en lo grande que es el obstáculo que tenes en frente tuyo, sino que tenes que enfocarte en la grandeza de Dios.

Para eso es necesario que declares “Yo soy fuerte en Dios y nada que venga contra mí me podrá superar, porque nada es imposible para Dios”.

¡Esas son palabras llenas de fe!

Deci esas palabras en voz alta, no solo las pienses, enfrenta los problemas


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline