El partido programado para este domingo no se jugará debido a las “preocupaciones por la seguridad” por las manifestaciones

El partido de la Premier League de Inglaterra entre el Manchester United y el Liverpool, que debía jugarse esta tarde, ha sido aplazado tras las protestas ocurridas en Old Trafford y en el hotel de concentración de los ‘Diablos Rojos’ en contra de los dueños del club.

“Tras hablar con la policía, la Premier League, el ayuntamiento de Manchester y los clubes, el partido contra el Liverpool se ha pospuesto debido a las preocupaciones por la seguridad después de las protestas de hoy”, dijo el United en un comunicado.

A partir de ahora se trabajará en encontrar una nueva fecha para el encuentro.

“Entendemos completamente el derecho de nuestros aficionados a ejercer su libertad de expresión y a realizar una protesta pacífica”, añadió el United. “Sin embargo, rechazamos el trastorno hacia el equipo, así como las acciones que han puesto a los aficionados, a los trabajadores y a la policía en peligro”.

Unos 200 aficionados del United invadieron Old Trafford como forma de protesta por la gestión de los Glazer, los dueños del United, mientras que unas 700 personas se personaron en el hotel de concentración de los ‘Diablos Rojos’.