Inspiración

No tomar decisiones es peor que cometer errores.

todayagosto 3, 2021 3

Background
share close

«_ Si tenes decisiones importantes que tomar, elegí aquella que te haga feliz y no la que te resulte más cómoda.
Una de las principales herramientas que tenemos para crecer, para poner en marcha nuestros proyectos y mejorar personal y profesionalmente es la toma de decisiones. Se trata de elegir, de hacer frente a las situaciones que nos rodean y actuar, de tomar un camino u otro, de seguir adelante o cambiar el rumbo. Sin embargo, solemos quedarnos en nuestra zona de confort, en ese espacio de tranquilidad en el que queremos permanecer imperturbables. Ahí nos sentimos seguros, cómodos, bajo la falsa apariencia de mantenerlo todo bajo control, sin imprevistos, sin la “molesta” inquietud de tener que tomar decisiones o de enfrentarnos a situaciones que nos hagan posicionarnos. No tomar decisiones es peor que cometer errores. Precisamente, el miedo a equivocarnos nos frena, nos limita. Elegir supone desechar otras alternativas y, sin querer, alimentamos nuestros pensamientos sobre el error que podemos cometer si nos inclinamos por una u otra opción. Esas dudas y esos temores nos llevan a la indecisión y, por eso, nos quedemos parados en una imaginaria señal de STOP sin atrevernos a tomar un camino. También es habitual recurrir a otras personas, a consejos o pensamientos inducidos que nos eximan de esa responsabilidad y, si nos equivocamos, no tendremos esa molesta sensación de frustración. Es un miedo natural a tener que asumir consecuencias y hacer frente a posibles errores por si nuestro plan no sale como pensábamos (y después nos dedicamos días y  días a lamentarnos y a enfadarnos con nosotros mismos por haber elegido una u otra opción). Pero las decisiones hay que tomarlas si queremos avanzar, si queremos crecer, si queremos llegar a ser lo que realmente soñamos, si queremos desarrollar nuestro plan de vida. Y en esa toma de decisiones tenemos que saber que las respuestas están en nosotros. Tenemos que conocernos lo suficiente, saber cómo tendemos a razonar y las motivaciones que nos mueven para, de esta forma, poder decidir sobre aquello que mejor se adecue a nuestros valores. Es fundamental ser fieles a nosotros mismos y no elegir por el qué dirán, por lo que pensarán, por lo que esperan de mí. Las decisiones tienen que hacernos felices, tienen que encajar con nuestra personalidad, con nuestro yo, con nuestro potencial y conectar con esa esencia que nos hace especiales…»

 

Written by: Vanesa Gomez

Rate it

Previous post

News

Las manias mas raras de la gente

Conozca las manías más raras de la gente Si se retorcés el pelo mientras leés o contás siempre las rayas de las baldosas de una vereda, es mejor que leas este artículo.   Queridos lectores, gracias por sus colaboraciones. Después de nuestro primer “¿Estoy loco?”, publicado en julio de 2006, nos llovieron cartas en que nos cuentan sus pequeñas rarezas, y hemos constatado que de loco todos tenemos un poco. Algunos […]

todayagosto 3, 2021 5

Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0%