Las 6 vacunas más avanzadas contra el nuevo coronavirus

Escrito por el 1 mayo, 2020

Tendencia climática para el mes de mayo

La tendencia para el nuevo mes presenta condiciones más cercanas a los niveles medios, tanto en temperaturas como en los registros pluviométricos. En esta nota te contamos como podría desarrollarse meteorológicamente el último mes del otoño.

Con las últimas lluvias registradas en el cierre del mes de abril, la situación cambió drásticamente a nivel generalizado, pero especialmente sobre la franja central del territorio nacional, donde se mostraban condiciones de humedad del suelo relativamente baja y se pasó a tener algunos excesos localizados.

Entre los datos de lluvia obtenidos, se observaron registros de lo más variado, que van desde 30mm o 40mm hasta más de 150mm en algunos sectores del sur de la provincia de Buenos Aires. Estos valores han sido excesivos para esas regiones en particular.

La situación agropecuaria
Para el sector del campo, estas lluvias fueron muy positivas para aquellos que están planificando los cultivos de invierno, como el trigo y la cebada, ya que han proporcionado un gran aporte de humedad al suelo, preparándolo para tener condiciones muy buenas de agua para utilizar en las primeras etapas de los cultivos.

Las lluvias fueron muy positivas para el buen desarrollo de las primeras etapas de los cultivos de invierno

También es cierto, que para los que aún no habían finalizado la cosecha de los cultivos de verano, estas precipitaciones interrumpieron la actividad, retrasando el progreso de los trabajos de campo. Pero en términos generales, y dada la situación que venía arrastrando el área productiva, las lluvias fueron altamente positivas.

Las perspectivas para el mes de mayo
Actualmente, las condiciones de humedad son muy buenas para la primera etapa de los cultivos, pero será necesario contar con algunas precipitaciones más durante el mes de mayo para poder mantener una buena reserva hídrica en el suelo de la región central del país.

En cuanto a las lluvias, mayo se presenta como un mes típico, con niveles totalmente normales en cuanto al caudal de precipitaciones esperado a nivel general. Se destaca que sólo durante la primera semana del mes de mayo, sobre la franja del noreste argentino podrían presentarse lluvias superiores a los niveles medios.

En tanto, las tres siguientes semanas, las lluvias esperadas se mantendrían dentro de los parámetros normales, o incluso levemente inferior a los promedios, lo que al calcular el total mensual, se aproximaría a condiciones normales para el mes de mayo.

El “olor a tierra mojada”, ¿a qué se debe?
Cuando se registran precipitaciones tras muchos días sin hacerlo, el ambiente que nos rodea emite un agradable aroma que asociamos con “olor a tierra mojada”, siendo su verdadero nombre petricor y su causante unas bacterias.

Petricor es el nombre que recibe el olor que se produce tras caer una determinada cantidad de lluvia sobre suelos secos, en zonas en las cuales no ha llovido en un periodo de tiempo relativamente prolongado. Es la denominación equivalente al popular “olor a tierra mojada” o sencillamente “olor a lluvia”, que con tanta frecuencia nombramos en nuestro día a día. El término petricor, tiene su origen en las palabras griegas πέτρα pétra “piedra” e ἰχώρ icór “icor”, que significa sangre de los dioses homéricos, ya que según la mitología griega el icor es la esencia que corre por las venas de los dioses, en lugar de la sangre.

El término “petricor”, fue creado en 1964 por unos geólogos australianos

Petricor es el nombre que recibe el olor a tierra mojada, apareciendo dicho aroma cuando llueve tras un periodo prolongado sin hacerlo.

En el año 1964, dos geólogos australianos, Isabel Joy Bear y R. G. Thomas, crearon el término preticor, pretichor en inglés, apareciendo por primera vez en la revista Nature (993/2). En dicho artículo, los autores lo describieron como “el olor que deriva de un aceite exudado por ciertas plantas durante el periodo de sequía”. Este aceite es absorbido por la superficie de las rocas, en especial por las sedimentarias (arcillosas), siendo liberado al aire en contacto con la lluvia junto a otro compuesto denominado geosmina. El aroma que percibimos, sería el resultante de la emisión de estos compuestos, pudiéndose sumar el ozono en caso de que las precipitaciones vengan acompañadas de tormenta.

Posteriormente, los científicos Bear y Thomas (1965) fueron capaces de demostrar que estos aceites aromáticos retardaban tanto la germinación de las semillas como el propio crecimiento de las plantas. Esto indicaría que las plantas segregan estos aceites con la finalidad de proteger las semillas y evitar que germinen en épocas de sequía. Este aroma es mucho más perceptible y penetrante en las zonas desérticas, cuando llega el periodo de lluvias después de largos periodos de sequía. Así mismo, destacar que el petricor no ha podido ser sintetizado, debido a su compleja composición (más de cincuenta sustancias).

En cuanto a la geosmina (palabra griega que significa ‘aroma de la tierra’), es una sustancia química que está producida por la bacteria Streptomyces coelicolor y algunas cianobacterias. La Streptomyces coelicolor son bacterias no patógenas (no causan enfermedades en el ser humano), del tipo gram positiva y cuyo hábitat está generalizado por todo el mundo. Además, es muy beneficiosa para el medio ambiente, puesto que participa en gran cantidad de procesos y así contribuye a mantener el equilibrio de los ecosistemas.

La geosmina es una sustancia química que se produce por la acción de la bacteria Streptomyces coelicolor y algunas cianobacterias.

Finalmente comentar que, según algunos científicos, nuestro gusto por el “olor a tierra mojada” o petricor, es una herencia de nuestros antepasados, puesto que para ellos la lluvia siempre fue sinónimo de vida y supervivencia. Los antropólogos creen que nuestros antepasados establecieron una fuerte conexión o vínculo positivo con dicho aroma, el cual les indicaba el final de la peligrosa etapa de sequía y la llegada de la ansiada y esperada lluvia. También se ha podido observar a través de varios estudios, que el olor de la geosmina es capaz de guiar a algunos animales (camellos) a la hora de poder encontrar agua en zonas desérticas y es utilizada por algunas plantas para lograr una mayor polinización (Amazonas).

Investigadores prueban cómo evitar la propagación de virus en los aviones
En medio de la pandemia de covid-19 y las fuertes restricciones de movilidad impuestas a la población para detener las infecciones, científicos preparan nuevos métodos para evitar la propagación de virus dentro de los aviones, informa The Washington Post.

Con ayuda de una animación, un equipo de investigadores de la Universidad de Purdue (EE.UU.) ha reproducido los efectos de una tos dentro de una aeronave. Las imágenes simulan cómo pequeñas gotas invisibles se dispersan por la cabina aumentando la posibilidad de infectar a una gran cantidad de pasajeros.

Incluso, antes de la pandemia, las cabinas de pasajeros ya representaban un riesgo de transmisión de todo tipo de gérmenes, debido a la proximidad de las personas, la falta de aire fresco y a la cantidad de superficies multitáctiles.

Ante este escenario, la Universidad de Purdue ya había puesto en marcha un proyecto de investigación financiado por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y la compañía Boeing sobre la futura transmisión de enfermedades a bordo de aviones. “Hoy descubrimos que el futuro es en realidad 2020”, admitió el director del estudio, Qingyan Chen.

¿Qué opciones se barajan?
Boeing probó el año pasado un método de desinfección para baños de menos de tres segundos a través de luces ultravioletas automáticas que matan el 99,9 % de los gérmenes “después de cada uso”.

En general, los científicos vienen experimentando con el uso de la luz ultravioleta lejana sin perjuicio para los humanos. Para ello, el director del Centro de Investigación Radiológica de Columbia, David Brenner, explicó que se llevan a cabo experimentos con ratones que viven bajo este tipo de luces y les examinan la vista y la piel cada dos semanas, sin encontrar daños hasta el momento.

Paralelamente, los ingenieros del fabricante estadounidense y los de Airbus han tratado de cambiar el modo en que se mueve el aire entre los pasajeros para reducir las infecciones. Asimismo, se habla de filtros de alta eficiencia que se utilizan en los aviones para purificar el aire, si bien consideran que el tiempo de circulación del mismo ya implicaría un riesgo.

No obstante, los expertos advierten que ahora o en el futuro, cualquier persona que decida viajar deberá estar alerta y usar mascarilla para reducir las posibilidades de contraer una enfermedad.

En Australia prevén la direccionalidad del universo

Este estudio apoya la idea de que habría una direccionalidad equivalente a un posible norte y sur del universo, sobre la base de las variaciones electromagnéticas a partir de la observación de un cuásar.

Científicos de Australia detectaron inconsistencias al realizar un análisis a partir de la observación de un cuásar en el espacio. El estudio sugiere la probabilidad de que las fuerzas que rigen la naturaleza no son constantes, según información divulgada en los medios este miércoles.

Los cuásares son núcleos extremadamente brillantes de galaxias activas, que obtienen su poderosa luz gracias a la presencia de un agujero negro supermasivo, rodeado por un disco de acreción. Emiten una intensa radiación cuando capturan estrellas o gas interestelar.

Basados en la observación científica de una de estas fuentes de radio, los integrantes de la Universidad de Nueva Gales del Sur australiano se percataron de inconstancias electromagnéticas que los motivaron a especular sobre la posibilidad de que el universo tendría norte y sur, cuestión que contrasta con las teorías de la gravedad y la constancia de las leyes de la naturaleza del físico Albert Einstein.

En el análisis realizado por los especialistas se detectaron pequeñas variaciones en la constante estructura fina que caracteriza a la interacción electromagnética y es una de las cuatro fuerzas fundamentales, además de la gravedad y las fuerzas nucleares débil y fuerte.

El profesor John Webb, de la universidad australiana de Nueva Gales del Sur, ya había detectado en estudios previos que al medir la fuerza electromagnética en una dirección particular del universo aparecía alguna diferencia en esa constante.

“Una pista de que ese número de la constante de estructura fina era diferente en ciertas regiones del universo” señaló el profesor Webb.

Ahora, los investigadores de Australia usaron un telescopio extremadamente grande de Chile para efectuar las cuatro mediciones de la constante de estructura fina a lo largo de la línea de visión del cuásar y al compararlas con muestras de otros estudios, confirmaron las diferencias.

Este carácter variable apoyaría la idea de que habría una direccionalidad equivalente a un posible norte y sur del universo sobre la base de las variaciones electromagnéticas.

Las 6 vacunas más avanzadas contra el nuevo coronavirus

Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara que el nuevo brote de virus SARS-CoV-2 era una pandemia debido a su rápida propagación mundial, que ha infectado a más de 3.250.000 personas y mató a más de 230.000, la carrera científica por una vacuna se lanzó en todo el mundo.

La enfermedad COVID-19 ha cambiado el tejido social y económico del mundo desde que China identificó el virus por primera vez en enero, con casi todos los países que han cerrando sus fronteras, escuelas y negocios, restringiendo los viajes, cancelando eventos de entretenimiento y deportivos, y alentando a las personas a mantenerse alejadas entre sí, en algunos casos como en Argentina con un aislamiento social preventivo y obligatorio.

Pero a diferencia de otras pandemias, actualmente la velocidad con que se están llevando a cabo las investigaciones, afirman los expertos, es extraordinaria, considerando que el desarrollo de una vacuna puede tomar años, o incluso décadas. Un ejemplo claro es la vacuna contra el Ébola que se aprobó recientemente y tardó más de 16 años hasta que fue aprobada.

La demora lógica de porqué una vacuna puede tardar muchos años en desarrollarse se comprende porque la misma debe seguir varias etapas en el laboratorio, con pruebas con animales y finalmente con ensayos en humanos.

“El ámbito de la biotecnología es el que puede responder más rápidamente. Luego, la transformación industrial puede pasar por laboratorios farmacéuticos o por grandes grupos industriales”, explica Franck Mouthon, presidente de la asociación France Biotech.

“Sobre el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) hubo bastantes vacunas iniciadas, pero como se detuvo la crisis, se quedaron muchas de ellas sin usar, y ojalá que sea este el actual escenario. Lanzarse a (desarrollar) una vacuna en una crisis que puede ser puntual es algo complicado, pues sabemos que el desarrollo de una vacuna puede durar varios años”, asegura Arnaud Fontanet, director del departamento de salud del Instituto Pasteur.

En esta carrera contra el COVID-19 existen 6 vacunas que picaron en punta y podrían estar listas en los próximos meses.

1- Vacuna mRNA-1273 – Moderna Therapeutics (Estados Unidos)

El farmacéutico Michael Witte, a la izquierda, le da a Rebecca Sirull, a la derecha, una inyección en el ensayo clínico de la primera etapa del estudio de seguridad de una posible vacuna contra COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, el lunes 16 de marzo de 2020, en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute en Seattle. Sirull es el tercer paciente en recibir la inyección en el estudio.
El farmacéutico Michael Witte, a la izquierda, le da a Rebecca Sirull, a la derecha, una inyección en el ensayo clínico de la primera etapa del estudio de seguridad de una posible vacuna contra COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, el lunes 16 de marzo de 2020, en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute en Seattle. Sirull es el tercer paciente en recibir la inyección en el estudio.
Investigadores estadounidenses administraron a mediados de marzo la primera vacuna en una primera prueba experimental contra el coronavirus en humanos. Se trata de la vacuna mRNA-1273 – Moderna Therapeutics, desarrollada por la NIH y la empresa de biotecnología Moderna Inc. con base en Massachusetts.

Con golpes cuidadosos en los brazos de cuatro voluntarios sanos, los científicos del Instituto de Investigación Washington Kaiser en Seattle comenzaron la primera etapa de un ansiado estudio para una posible vacuna contra el COVID-19 desarrollada en tiempo récord después de que el nuevo virus explotó en China y se avivó. en todo el mundo.

“Ahora somos del equipo coronavirus”, dijo la líder del estudio de Kaiser Permanente, la doctora Lisa Jackson, en la víspera del experimento. La primera participante del estudio, una gerenta de operaciones en una pequeña empresa de tecnología, recibió la inyección en una sala de examen y afirmó: “Todos nos sentimos tan indefensos. Esta es una oportunidad increíble para hacer algo”, dijo Jennifer Haller, de 43 años, de Seattle, antes de vacunarse. Sus dos hijos adolescentes “piensan que es genial” que participe en el estudio.

Si la investigación avanza, la vacuna estaría disponible para un uso generalizado en un lapso de 12 a 18 meses, afirmó el doctor Anthony Fauci de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

Los científicos verificarán cualquier efecto secundario y extraerán muestras de sangre para evaluar si la vacuna está acelerando el sistema inmune, en busca de pistas alentadoras como las que el NIH ha encontrado anteriormente en ratones vacunados. Michael Witte suministra a Rebecca Sirull una inyección en el ensayo clínico de la primera etapa del estudio de seguridad de una posible vacuna contra COVID-19.

2- Vacuna INO-4800 – Inovio Pharmaceuticals (Estados Unidos)

Una posible vacuna contra el coronavirus financiada por Bill y Melinda Gates comienza a ser testeada en humanos. Se trata de la segunda vacuna en llegar a esta fase de desarrollo, luego de que el laboratorio Moderna, en Massachusetts, enviara su primer lote a mediados de marzo. La vacuna es la INO-4800, de Inovio Pharmaceuticals.

La empresa espera que los resultados sobre las respuestas inmunes de los 40 voluntarios estén listos para el verano boreal. En total, los procesos de esta naturaleza constan de cuatro etapas de testeo en humanos. A medida que se avanza, los grupos de control son cada vez mayores, lo mismo que la información sobre la vacuna, su efectividad en condiciones naturales, posibles efectos adversos y la inmunidad a largo plazo que pueda generar.

La vacuna en cuestión, que es parte del grupo conocido como DNA, está compuesta de una estructura genética que, al ser insertada en un paciente, busca que sus células produzcan un anticuerpo específico que logre luchar contra una infección en particular. Las vacunas DNA han sido aprobadas para su uso en animales, pero aún no en humanos.

Pero Inovio ya había llevado a cabo un proyecto similar: había completado un estudio en humanos para el potencial desarrollo de una vacuna contra el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS, por sus siglas en inglés), un coronavirus similar a la pandemia actual que se esparció por la región que le da su nombre en 2012 y 2015, infectando a más de 8000 personas y causando la muerte de 774.

3- Vacuna AD5-nCoV – CanSino Biologics (China)

Una investigadora trabaja en un laboratorio de la Facultad de Medicina de Duke-NUS, que está desarrollando una forma de rastrear los cambios genéticos que aceleran las pruebas de vacunas contra la enfermedad del coronavirus
Una investigadora trabaja en un laboratorio de la Facultad de Medicina de Duke-NUS, que está desarrollando una forma de rastrear los cambios genéticos que aceleran las pruebas de vacunas contra la enfermedad del coronavirus
Un laboratorio chino avanza a la segunda fase de pruebas de la vacuna contra el coronavirus con AD5-nCoV, de CanSino Biologics, que está reclutando a 500 voluntarios para someterse a la nueva droga. Es la segunda estación para encontrar un remedio que prevenga COVID-19.

Se trata de un laboratorio chino basado en Tianjin que ya ejecutó la primera etapa de los exámenes con éxito y se dispone a avanzar con encontrar el medicamento preventivo que podría acabar con la reciente cepa viral. De esta segunda fase también participa el Instituto de Biotecnología de la Academia de Ciencias Médicas Militares después de que los datos preliminares de la primera etapa indicaran que era seguro proceder, de acuerdo a información de South China Morning Post.

La noticia sobre la obtención de una vacuna que podría ser “exitosa” contra el coronavirus COVID-19 fue informada por el régimen chino el 17 de marzo pasado. Ese día el Instituto Militar anunció que se iniciarían las pruebas en un grupo reducido de voluntarios para comprobar que el tratamiento pudiera ser efectivo contra la nueva cepa.

4- Vacuna LV-SMENP-DC del Instituto Médico Genoinmune de Shenzhen (China)

Frente a la pandemia, China inició los ensayos clínicos de más de una vacuna contra el coronavirus. La vacuna LV-SMENP-DC del Instituto Médico Genoinmune de Shenzhen (China) está centrada en el uso de células dendríticas modificadas con vectores lentivirales.

5- Vacuna de virus inactivado del Instituto de Productos Biológicos de Wuhan (China)

Más de 70 laboratorios que han iniciado estudios por lograr la defensa de la vacuna elaborada en el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, China, lugar donde comenzó la pandemia. Se trata de una vacuna inactivada, es decir, consistente en microorganismos que se han matado a través de procesos físicos o químicos. La misma se produce de manera conjunta con la empresa Sinopharm.

Según la publicación económica especializada Caixin, el proyecto -que cuenta con el apoyo económico del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China- probará la vacuna en 1.396 voluntarios reclutados en la provincia de Henan (en el centro-este del país asiático) en sus dos primeras fases, que se prevé duren hasta el 10 de noviembre de 2021.

6- Vacuna ChAdOx1 – Instituto Jenner de la Universidad de Oxford (Reino Unido)

Sarah Gilbert, profesora de vacunología de la Universidad de Oxford, trabaja en una vacuna contra el coronavirus que podría estar lista para uso público para el otoño europeo (septiembre), informó el periódico londinense The Times. “Eso es casi posible si todo va perfectamente. Tenemos que ir por eso. Nadie puede dar garantías, nadie puede prometer que va a funcionar y nadie puede dar una fecha definitiva, pero tenemos que hacer todo lo que podamos tan rápido como podamos”, dijo la científica en una entrevista con el diario británico.

El grupo ya ha desarrollado una primera versión de la vacuna, que estará lista para entrar en ensayos clínicos en dos semanas. Para Gilbert, su vacuna tiene un 80 por ciento de posibilidades de éxito. Para que una vacuna pueda ser lanzada en septiembre, habría que fabricar millones de dosis incluso antes de que estos estudios concluyan. Gilbert quiere que su Gobierno y los Gobiernos de todo el mundo inviertan cientos de millones para que esto suceda

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline