La habilidad para terminar las cosas

Escrito por el 19 octubre, 2016

No se requiere mucho esfuerzo para comenzar cosas una dieta, la escuela, una familia, comenzar es fácil, terminar es lo que puede ser difícil. Casi cualquier jovencita puede tener un bebé, pero se requiere una madre para realmente criar a ese  hijo. Cualquier pareja se puede casar, pero se requiere compromiso para continuar a largo plazo. Cualquiera puede tener un  sueño, pero se requiere determinación, perseverancia y decisión  para verlo cumplirse. Y acá la pregunta no es: ¿Comenzara?, sino: ¿Terminara?.  Terminara la dieta? ¿Terminara la escuela? ¿Terminara de criar a sus hijos? Demasiadas personas comienzan  bien, tienen grandes sueños, están emocionadas por su futuro. Pero a lo largo del camino tienen algunos reveses, toma más  tiempo del que pensaron. Alguien no hizo lo que dijo que haría.  Con el tiempo se desaniman y piensan: ¿De qué sirve? Nunca va a funcionar.

Vos quizás tengas algunos desafíos en este momento y es porque vos estas progresando, estas avanzando, seguí reordenándote a vos mismo que Dios es el  campeón que inicia y perfecciona nuestra fe. El te ayudo a iniciar, eso es excelente, pero hay algo más importante: El va a ayudarte a terminar, El no te trajo hasta aquí para dejarte.

Dios dice en el libro de Filipenses: “Dios, quien comenzó la buena obra en  ustedes, la continuara hasta que quede completamente terminada“. Otra versión dice: “Te llevara a feliz término”, no a un término derrotado, donde apenas logres llegar acabado y quebrado. Vos estas llegando a un feliz término, un final más gratificante que el que te imaginaste alguna vez.

La vida podría  empujarte hacia abajo, pero Dios te sacara a flote. La gente quizá te ofenda, pero Dios será tu defensor, las situaciones  quizá parezcan imposibles, pero Dios puede hacer lo imposible y cuando vos tenes la habilidad para terminar, todas las fuerzas de  las tinieblas no te pueden detener. Vos quizás sufras algunos  reveses, malas oportunidades e injusticias, pero no te preocupes.  Es solamente temporal. Es simplemente una desviación en tu  camino a tu destino. Esa es una señal de que estas avanzando  hacia tu línea de llegada.

El enemigo no pelea contra personas que van en el camino  equivocado, ni contra los que estén desviados, desanimados,  distraídos, amargados y enojados. Porque allí es donde él lo quiere, el enemigo viene en contra de las personas que se están  dirigiendo al cumplimiento de su destino, a los que están tomando nuevos territorios, personas como vos que están llegando a feliz término. Nuestra actitud debería ser: “Me he  decidido, estoy determinado y voy a seguir avanzando a pesar de la adversidad, a pesar de la perdida, a pesar del informe negativo, a pesar de las criticas. Mi destino es demasiado grande y mi misión demasiado importante para desanimarme, distraerme o amargarme. No me voy a quedar a mitad de camino. Voy a llegar a ser todo lo que Dios ha creado para que yo sea”

Ahora bien…, hace miles de años en Grecia, había una carrera famosa llamada Relevo de Antorchas, todos los corredores recibían una  antorcha. Al inicio de la carrera encendían sus antorchas y los  corredores salían corriendo con sus antorchas encendidas, la única manera en la que se podía ganar la carrera era cruzar la  meta con la antorcha todavía encendida. Sin importar si llegaba en primer lugar, si se apagaba la llama era descalificado; así que todo el tiempo que iban corriendo lo principal en su  mente  era proteger el fuego, cuidándolo del viento, lluvia o cualquier cosa que pudiera apagarlo. Constantemente revisaban sus antorchas para asegurarse de que siguieran encendidas.

Es el mismo principio en la carrera de la vida, si vos vas a terminar tu  carrera con alegría, tenes que cuidar tu fuego, no podes dejar que se apague la llama. Demasiadas personas han  perdido su pasión, siguen corriendo, pero tu antorcha ya no está encendida. En algún momento tenían pasión por sus  sueños, y luego tuvieron algunos reveses y ahora están corriendo,  lo cual es bueno, pero dejaron que se apagara su llama. Perdieron sus inquietudes, y si ese sos vos, mediante este programa, quiero volver a encender tu fuego, porque Dios no ha acabado con vos, no has visto tus mejores días, vos tenes que quitarte la depresión, tenes que quitarte el desanimo. Hay una llama que todavía está viva dentro tuyo. La biblia habla acerca de cómo debemos avivar la llama, estimular los dones. No es suficiente solamente terminar, ya que vos debes terminar tu carrera con tu fuego todavía encendida.

Debes cruzar la meta con tu fuego todavía encendido,  con tu antorcha todavía encendida.  La biblia habla acerca de como los santos de la antigüedad murieron en Fe, la verdad es que un día todos nos vamos a  morir y vos tenes que tomar una decisión ¿Vas a morir en fe? O vas a morir negativo, amargado y quejándote: “No Puedo creer, que haya sucedido esto”.  Decidí terminar tu carrera lleno de alegría, con tu fuego todavía encendido, con tu antorcha todavía encendida.  Nunca te rindas.

Todos podemos encontrar una razón para salirnos de la carrera, todos  podemos encontrar una excusa, pero vos tenes que pararte  firme  y decir: “Estoy determinado a terminar mi carrera”. Si vos te conectas con la habilidad para terminar, esos dos cilindros adicionales entraran cuando los necesites. Vos tendrás una fuerza que no tenias, y como el apóstol Pablo vos terminaras tu carrera con alegría, vos terminaras tu misión y te convertirás en todo lo que Dios creo que vos fueras.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline