La capa de ozono se recupera lentamente , La contaminación atmosférica se reduce a la mitad

Escrito por el 29 marzo, 2020

La capa de ozono se recupera lentamente

Visible mejoría gracias a la menor utilización de sustancias que destruyen el medio ambiente.

El Protocolo de Montreal para la protección de la capa de ozono estratosférico dio a conocer que ésta se recuperó, generando cambios en los patrones de circulación aéreos del Hemisferio Sur. Así lo demostró un estudio publicado este miércoles 25 de marzo en la revista Nature.

La investigación, desarrollada por científicos de Estados Unidos, demostró que las variaciones se estancaron y podrían, incluso, ser revertidas debido al llamado Protocolo de Montreal de 1987 que limitó el uso de sustancias que dañan la capa de ozono.

La profesora de la Universidad de Colorado, Antara Banerjee, y principal responsable del análisis, el Tratado “no sólo ha estimulado la curación de la zapa de ozono, también ha estimulado los recientes cambios observados en los patrones de circulación aéreos del Hemisferio Sur”.

La disminución de ozono (adelgazamiento de la capa de este gas) reforzó los vientos del vórtice polar, afectando a los que descienden hasta la capa más baja de la atmósfera terrestre.

Hasta ahora, se habían vinculado las pautas de circulación a cambios climáticos en el Hemisferio Sur, especialmente a la caída de la lluvia en Sudamérica, en el este de África y en Australia, y a variaciones producidas en corrientes oceánicas y en la salinidad.

Con la entrada en vigor del Protocolo de Montreal, que limita el uso de sustancias destructoras del ozono, como los gases clorofluorocarbonos, la capa de ozono empezó a recuperarse a principios del año 2000.

“Este estudio demostró nuestra hipótesis de que la recuperación del ozono está, de hecho, impulsando estos cambios en la circulación atmosférica y no es simplemente una coincidencia”, apuntó Banerjee.

y  agregó: “El desafío en este estudio fue probar nuestra hipótesis de que la recuperación de ozono de hecho está impulsando estos cambios en la circulación atmosférica y no es solo una coincidencia”.

Demostró que aunque las emisiones de CO2 aumentaron y continuaron expandiendo la circulación, incluida la corriente en chorro, solo los cambios en el ozono pueden causar ciertos cambios en la circulación.

John Fyfe, científico de Environment and Climate Change Canada y uno de los coautores del artículo, dijo: “Identificar la pausa impulsada por el ozono en las tendencias de circulación en observaciones del mundo real confirma, por primera vez, lo que la comunidad científica del ozono tiene largamente predicho por la teoría”.

Si la tendencia continúa como estaba, el ozono sobre el hemisferio norte debería recuperarse por completo a mediados de la década de 2030, según informó The Guardian en 2018.

Sin embargo, aunque los efectos positivos en la capa de ozono son grandes, los científicos siguen desconfiando de que las emisiones de dióxido de carbono causadas por el hombre y el cambio climático podrían deshacer el trabajo.

 

La contaminación atmosférica se reduce a la mitad en Londres,  Roma y Milán a medida que los ciudadanos se aíslan

Buenas noticias: en medio del aislamiento masivo ante la pandemia del coronavirus, los niveles de contaminación del aire en Londres, Milán, Roma y París han disminuido drásticamente desde que se implementaron las medidas de cierre, lo que obligó a las personas a quedarse en sus hogares para detener la propagación del virus.

Se cree que los niveles de dióxido de nitrógeno, que provienen principalmente de los gases de escape de los vehículos, y los niveles de partículas, provenientes del transporte por carretera y la quema de combustible, se redujeron notablemente en toda la ciudad de Londres.

Los científicos dicen que el material particulado ultrafino de la ciudad actualmente es aproximadamente la mitad del nivel que normalmente sería en esta época del año, según las mediciones promedio tomadas en los últimos cinco años.

Por otro lado, el Centro Nacional para la Ciencia Atmosférica ha analizado datos de la Red de Calidad del Aire de Londres, y descubrió que ambos contaminantes se han reducido a la mitad desde mediados de febrero.

Mientras tanto, el satélite Sentinel-5P de la Agencia Espacial Europea ha confirmado que los niveles de contaminantes de dióxido de nitrógeno en Londres son significativamente más bajos que en marzo de 2019.

Esto es similar a lo que está sucediendo en otras ciudades europeas. En Roma y Milán, por ejemplo, las concentraciones de contaminantes del aire han disminuido en un 50%, y la contaminación del aire en París ha disminuido en un 30%, según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline