Israel logró un avance clave para encontrar la cura contra el coronavirus

Escrito por el 6 mayo, 2020

Calendario de siembra: qué plantar en mayo en la huerta del balcón

Este otoño​ es diferente a cualquier otro. Todos vamos a pasar más tiempo en casa y es un buen momento para comenzar un pequeño huerto del que servirnos; de paso, la actividad también nos va a ayudar a distraernos y a la vez a enfocarnos en algo diferente que podemos construir con paciencia y amor.

Instalar en las paredes estantes resistentes a la intemperie es una forma de duplicar el espacio, aprovechando de esta manera el espacio vertical. Sobre ellos, podremos colocar macetas livianas de 0,30 m de profundidad y cultivar plantas pequeñas.

El mes de mayo es ideal para la siembra de plantas de hoja: podemos comenzar en macetas chicas con rúcula, radicheta, lechuga o echalote. En cambio, no es propicio para ningún fruto (berenjenas, zapallitos o tomates).

Aunque, si no consiguen semillas, otra opción es armar una “huerta express” con los dientes de ajo o las cebollas que están brotadas. Al plantar los ajos van a crecerles unas hojitas que se comen y se conocen también como ‘ajo tierno’; son riquísimas. La cebolla, que cuando tiene brote se ablanda, se puede apoyar en un vaso con agua y entonces le va a crecer un verdeo. Lo mismo ocurre con el puerro.

En cuanto a las plantas aromáticas, es el momento justo para sembrar perejil, romero, ciboulette u orégano. Todas crecen a pleno sol. También se puede cultivar la melisa, que es el secreto indicado para combatir el insomnio; se puede tomar como infusión.

Si tenemos buenos vecinos, cultivar en una terraza compartida tiene unos cuantos beneficios:

 

– Se reducen las herramientas de trabajo que pueden dejarse en un lugar de libre acceso a todos los colaboradores de la huerta.

– Se recicla conjuntamente la materia orgánica y se utiliza para el cultivo comunitario.

– Se dividen las tareas y se comparten cuidados, como por ejemplo los riegos.

– Se potencian las relaciones con otras personas: la práctica de la horticultura favorece y mejora estas relaciones.

Basado en el libro “Huerta orgánica en macetas”, de María Gabriela Escrivá.

Trotta aseguró que es “un escenario realista” el retorno a clases luego de las vacaciones

“La prioridad es garantizar los aprendizajes y la forma en que vamos a volver a las clases, si tenemos que usar el ciclo lectivo 2021 o 2022 de ser necesario, lo otro es meramente una herramienta administrativa”, remarcó el titular de la cartera de Educación.

 

A partir del 15 de marzo pasado fueron suspendidas en todo el país las clases presenciales y comenzó un proceso de educación a distancia, mediante plataformas virtuales y herramientas tecnológicas.

Trotta advirtió: “Falta mucho para pensar en cómo van a pasar de grado los chicos, ahora lo trascendente es cómo volvemos a las aulas y cómo poner en valor todo ese esfuerzo que está realizando la sociedad para sostener el sistema educativo a distancia”.

En este aspecto fundamentó: “No sabemos qué tipo de aulas vamos a tener, si van a ser más heterogéneas o cómo va a impactar la profundización de la desigualdad. La forma en que el niño pase o no de grado es una cuestión organizativa del sistema, lo que tenemos que garantizar son las trayectorias escolares de 14 años y que el niño siga pegado a la escuela”.

Consultado sobre el retorno de las clases, aseveró que se sigue la evolución de la pandemia, pero aseguró: “Un escenario realista es que podamos volver después de las vacaciones de invierno, tenemos muchas expectativas en eso”.

Para Trotta la vuelta a clases “también es un enorme desafío, cómo se van a garantizar las medidas por ejemplo de distanciamiento social”.

En ese sentido, consideró que después de la pandemia “el sistema va salir más fortalecido, el maestro y la escuela es un activo importante luego de un momento tan difícil”.

“Por el enorme esfuerzo que realizan los alumnos, sus padres y los docentes estamos buscando que sea reconocido al momento de la evaluación”, añadió.

Israel logró un avance clave para encontrar la cura contra el coronavirus

Un grupo de científicos del Instituto Israelí de Investigación Biológica ha logrado identificar un anticuerpo que ataca al coronavirus en el cuerpo del paciente infectado y puede ser usado para crear un tratamiento efectivo de la enfermedad.

Así lo informó este martes el canal i24news, citando al ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett. “Es un anticuerpo que ataca al virus de una manera única y puede neutralizarlo en el cuerpo de los pacientes”, explicó el alto cargo, subrayando que se trata de un “avance significativo” en el desarrollo de un tratamiento contra el covid-19.

Los científicos informaron que ya se ha completado la etapa de desarrollo del anticuerpo, que aún debe someterse a pruebas rigurosas.

Los investigadores ahora continuarán su trabajo con ensayos en humanos y luego esperan ponerse en contacto con empresas internacionales con el objetivo de producir el anticuerpo en cantidades comerciales.

“Estoy orgulloso de los investigadores del Instituto de Investigación Biológica, que han hecho grandes avances”, señaló Bennett.

El gigante farmacéutico Pfizer comenzó a testear su vacuna contra el coronavirus en humanos

El gigante farmacéutico Pfizer comenzó a testear múltiples versiones de una vacuna experimental contra el coronavirus en personas jóvenes y saludables en los Estados Unidos esta semana, en lo que representa un primer paso hacia determinar la seguridad, nivel de dosis y candidata más prometedora, la cual luego será probada en ensayos más amplios que buscarán establecer su efectividad.

 

En lo que es un ensayo inusual -que ilustra la imperiosa necesidad de encontrar una vacuna contra el Covid-19- Pfizer está testeando cuatro versiones de la vacuna al mismo tiempo. Usualmente las compañías dedican años a experimentos en animales para luego elegir una candidata prometedora que probarán en humanos. Pero la farmacéutica decidió crear un ensayo flexible que le permita elegir la mejor opción rápidamente.

“La pandemia nos alcanzó con una velocidad rápida y furiosa, y no pudimos dedicar años a investigar”, dijo Kathrin Jansen, la directora de investigación y desarrollo de vacunas de Pfizer. “Debido a la urgencia y la crisis, dijimos, ‘¿que podemos hacer para acortar el tiempo de desarrollo de una vacuna?’”.

Jansen dijo que el objetivo es tener lista una vacuna que pueda ser usada en grupos de alto riesgo para el otoño boreal – una meta ambiciosa que está en línea con los tiempos de un grupo de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido. Hay al menos otras ocho posibles vacunas que se están testeando en humanos a nivel mundial, de acuerdo a un contador del Instituto Milken.

La vacuna se está desarrollando junto con la compañía alemana BioNTech y usa un tipo de material genético, llamado ARN, para enseñarle al sistema inmunde de una persona a defenderse contra el coronavirus.

El ensayo, inicialmente emplazado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland y la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, administró las primeras cinco dosis a humanos el lunes. Cuatro de cada cinco personas en el ensayo recibirán una vacuna experimental, mientras que la última recibirá un placebo.

“Esto es un mundo completamente nuevo, el hacer este tipo de pruebas”, dijo Kathy Neuzil, directora del Centro para el Desarrollo de Vacunas y Salud Global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland. “Hemos hecho muchos ensayos como estos, pero aquí lo hemos hecho con precauciones relativas al Covid: controlar a las personas aún antes de que entren al edificio, tomarles la temperatura, asegurarnos de que tengan mascarillas y que los participantes estén distribuídos a lo largo de una sala en vez de sentados juntos”.

El ensayo comenzará con personas jóvenes y sanas entre las edades de 18 y 55. Pero a medida que se determine su seguridad en ese demográfico, se expandirá a grupos de mayor edad -gente de hasta 85 años- debido al riesgo que les representa el Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus. Al final, los investigadores convocarán a 90 personas en cada uno de los sitios de pruebas, que también incluirá al Centro Médico de la Universidad de Rochester y el Centro Médico del Hospital de Niños de Cincinatti.

La información se usará en etapas más avanzadas del estudio, diseñadas para testear la efectividad de la vacuna y que Jansen dijo podrían empezar este verano.

Michael Sikorski, de 26 años, se presentó en la clínica el martes sabiendo que era la cuarta persona en recibir la vacuna en Maryland. Sikorski, quien está estudiando para convertirse en médico y científico, usó una máscara, se sometió a chequeos de temperatura y se hizo un hisopado nasal para confirmar que no estaba infectado con Covid-19. Pasó horas en una sala de conferencia en Baltimore con otros voluntarios. Sikorski calificó para recibir la vacuna, pero deberá volver el miércoles para que se la administren.

Sus motivaciones son “tanto personales como globales”, dijo Sikorsi, quien además estudia los genomas de los microbios que causan los brotes.

“Mis padres son parte del grupo de riesgo por edad, lo mismo que mis abuelos. Me encantaría, tanto como estudiante de medicina como investigador de microbiología, tener un rol activo en el desarrollo de una vacuna que pudiera ayudar”, dijo Sikorsi. “También entiendo la importancia de ensayos de vacunas seguros, y de asegurarse de que estos productos sean probados primero en personas sanas y sean monitoreados de cerca para luego expandirlos”.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline