Irresponsabilidad un mal de estos dias

Escrito por el 25 enero, 2021

Irresponsabilidad un mal actual

No hay nada más destructivo en una sociedad que la irresponsabilidad, la mala administración de generaciones pasadas ha afectado al mundo en que vivimos y hoy está bajo el hechizo de su espíritu irresponsable y a causa de ello sigue en su inamovible rumbo hacia choque y la autodestrucción.

La razón por la que tenemos tantos conflictos y experiencias debilitantes en el mundo de hoy, es porque el mundo está lleno de gente infectada con ese espíritu de irresponsabilidad. Esta palabra “irresponsabilidad” tiene como significado “que no responde a la autoridad”, también “carecer del sentido de rendición de cuentas”.

Y te pregunto…… ¿Te suena familiar?

Mucha gente hoy en día no quiere que le digan que tiene que hacer, quieren hacer solo lo que sienten, lo que desean, y durante el tiempo que quieran hacerlo y también muchas personas no quieren rendir cuentas ante nadie y esto incluye la actitud de negarse a responder ante su creador, Dios.

Y cuando alguien te habla de irresponsabilidad, esto lo recibís como que se están refiriendo a otras personas, pero no a vos porque lamentablemente nuestra línea de pensamiento está siempre a la defensiva y esto pasa porque la mayoría de las personas no quieren que nadie los corrija o repruebe y este es el espíritu de irresponsabilidad.

Y esta palabrita “irresponsabilidad, no solo tiene el significado que antes te mencione, sino que también quiere decir “falta de conciencia”, es la conciencia la que nos permite distinguir entre el bien y el mal y cuando nos permitimos un estilo de vida de vida irresponsable, gradualmente acallamos la voz de la conciencia , algunas personas hacen cosas increíbles pero no sienten culpa, ni remordimiento alguno; se matan, hay esposos que golpean a sus esposas, padres que duermen con sus hijas, que se despiertan, se duchan, desayunan y salen de sus casas como si nada hubiera pasado, ha muerto la conciencia en gran parte de nuestra sociedad porque hemos heredado esa  irresponsabilidad que nos lleva al caos en diferentes aspectos de nuestra vida. Ser irresponsable también significa “ser cambiante, una persona “poco estable”, la gente irresponsable puede ser voladora, vive en las nubes, puede ser descuidada de los sentimientos de los demás, apresurados, poco confiables, inestables, suelto e inmorales. Pueden tener carácter en que no sabes con que te va a salir, que no merecen nuestra confianza y es un problema muy común de hoy en día en nuestra sociedad y porque no en el mundo.

La persona irresponsable es experta en culpar a otros por su irresponsabilidad, y podemos ver que hoy todo el mundo es experto en culpar a la sociedad por nuestros problemas, la gente se ve atrapada en la mentalidad de que no hay responsabilidad por la conducta, las decisiones, y las situaciones en que nos encontramos.

No vamos a recordar lo que todos tenemos muy metido en la memoria, las grandes esclavitudes del último siglo, por eso La razón por la que tenemos tantos conflictos y experiencias debilitantes en el mundo de hoy, es porque el mundo está lleno de gente infectada con ese espíritu de irresponsabilidad que nos aleja de la libertad.

Dios, al darnos libertad, quiere que nosotros, libremente, busquemos aquello que nos acerca a Él, crecer como personas, ser mejores. También, nos la dio para que, por nuestra propia y libre voluntad, le busquemos. Si amar es buscar libremente el bien de la persona que amamos, Dios quiere que amemos verdaderamente. El que ama se parece más a Dios, pues ya sabemos que “Dios es amor”

La libertad, pues, no es para hacer simplemente lo que queramos, cumplir cada uno de nuestros caprichos, de nuestros deseos, de nuestros egoísmos. Eso se llama libertinaje.

El peor enemigo de la libertad es la ignorancia, cuídate de las decisiones que tomes sin reflexionar, el pecado está siempre al acecho.

Sé muy responsable de las consecuencias de tus decisiones, especialmente si libremente amas a Dios, contas con la ayuda de Él para llevar a cabo todas las responsabilidades que tenes. No estás solo.

Cuando pensas en vos mismo, se ciega tu libertad, pues buscas únicamente tu provecho. El egoísta está al acecho del pecado. Sé generoso, para que te libres de la esclavitud de tu amor propio.

¡Cuántos pecados, cuántas injurias, cuántas malas decisiones se pueden evitar si sabes dominar tus pasiones, tus enojos, tus arranques de ira! Cuando tus pasiones estén de por medio, no decidas, pues te engañarán. Evita la posibilidad de tener que arrepentirte por una decisión tomada bajo el dominio de las pasiones.

Nos esforzaremos en reflexionar las siguientes preguntas cada vez que vayamos a tomar una decisión:

¿Qué diría Dios de esta decisión?

¿Él, cómo la haría?

Es por todo esto que Dios nos ha hecho libres a todos y a todos nos ha dado el sentido de responsabilidad, la libertad bien usada consigo mismo es la fuente de la paz con la propia conciencia. Y cuando sabemos cantar nuestra libertad, sin espíritu revolucionario, sino con luz de fe y sentido social, entonces contribuimos, mejor que nadie, a la felicidad de cada uno y a la tranquilidad de todos.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline