Invencible

Escrito por el 16 septiembre, 2020

Cuando Dios nos creó, puso semillas de aumento en nuestro interior, nunca fuimos creados para llegar a un nivel y detenernos; fuimos creados para crecer, para avanzar y para aumentar. Deberíamos estar constantemente rompiendo las barreras del pasado, tomando nuevos terrenos para nuestras familias y avanzando en el Reino de Dios. Pero a lo largo de la vida siempre habrá fuerzas que intentan mantenernos donde estamos. No pueden detener el progreso que hemos realizado, pero harán todo lo posible para contenernos, para mantenernos en un molde y limitar nuestra influencia. 

Es como cuando hay una epidemia, como por ejemplo el Covid 19, es una gran amenaza en la población y vemos que muchos especialistas creen que comienza en determinado lugar, en donde nadie puede salir o entrar.

Con esta medida, ¿Qué están haciendo?  El intentar contenerla ya que podría ser contagiosa y si algunas personas son infectadas, la enfermedad podría extenderse por todas partes, y eso es lo que sucede. Quiere decir que no se puede contener y ese es el modo en que nuestro enemigo actúan contra nosotros, constantemente intentan derribarnos, limitar nuestra influencia y evitar que tomemos nuevos terrenos.

Pero ¿Puedo darte hoy buenas noticias? Vos sos invencible, las fuerzas que hay en tu interior son mayores que las fuerzas que intentan contenerte. Si vos queres llegar a ser todo aquello para lo cual Dios te creo, no podés quedarte trabado en una rutina y pensar que has alcanzado tus límites. Seguí estirando tu fe, buscando nuevas oportunidades, nuevas ideas y nuevas maneras de extender tu influencia.

Es como ocurre en un equipo de fútbol, cuando vos tenes un jugador que es un veloz corredor y un habilidoso y cuando es tan rápido ocurre que se hace imposible de detener. ¿Cómo detenerlo entonces? Los directores técnicos en su mayoría arman una defensa para intentar contenerlo y esta es la palabra que utilizan “Contenerlo”. Y quizás hemos escuchado esa palabra muchas veces en boca de los técnicos. Ahora bien, ante esto que ocurre con este tipo de jugadores veloces, la pregunta es: ¿Cuál es el problema?

Él era incontenible y así es como debes verte vos, tenes el Espíritu del Dios viviente en tu interior, y su fervor en tu vida.

Y cuando algo intenta detenerte o retenerte, no tiene oportunidad alguna ya que, en tu imaginación, giras y ves ese algo alejarse. Vos sos incontenible, vos sos invencible.

Quizás te hayas vuelto tolerante y te hayas conformado dónde estás, creyendo esas mentiras de que has llegado tan lejos como podés llegar, quizás sientas que has cometido demasiados errores, o que provenís de la familia equivocada, o que tenes una desventaja.

Pero vos estás ahí para infectarte con un virus. Es un virus bueno: un virus de Dios que dice: “Vos fuiste creado para más, para influenciar más, para alcanzar más, para amar más, para dar más y para tener más”.  Y Dios te está advirtiendo y diciendo: yo soy muy contagioso, y te estoy infectando con fe, te estoy infectando con visión, te estoy infectando con alegría. 

Dios está diciendo que vos no has tocado la superficie de lo que Él tiene preparado, Él te llevará a lugares con los que nunca soñaste; te dará oportunidades que te proporcionan una influencia increíble. Vos no has visto aun tus mejores días; siguen estando adelante en el camino. 

Entonces…, no te concentres en el lugar que ocupas hoy, mantene una visión positiva y te verás logrando tus objetivos, cumpliendo tu destino.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline