Hay esperanza en tu vida

Escrito por el 21 enero, 2021

Es posible que hayas pasado por épocas difíciles, porque las crisis económicas han afectado a personas de todas las edades y de todos los niveles de ingresos. Muchas han perdido sus trabajos, han visto desaparecer sus ahorros, han perdido sus hogares, las relaciones se han puesto tensas y muchos son los que hemos sido puestos a prueba.

A lo largo de la historia se ha demostrado que las depresiones y las recesiones económicas han sido causa de sufrimientos, pero también han servido para que algunos hayan pasado por diferentes situaciones, pero estas no modificaron sus vidas, sino que la inspiración, la creatividad y los nuevos niveles de logro que mejoran nuestras vidas y hacen que el mundo sea mejor. Y muchas de las más grandes industrias y negocios de la familia han sido forjados en épocas como estas, en las que se han cerrado algunas puertas, pero otras se han abierto.

Es por eso que ahora ha llegado el tiempo de prosperidad, de comenzar a crecer, de hacer el esfuerzo para alcanzar nuevos niveles.

Tal vez no sepas hacia dónde vas, ni cuáles son tus sueños, ni cuantos obstáculos tendrás que superar, pero deberás tener el ánimo suficiente y permitir que palabras positivas te lleguen a lo más profundo de tu ser.

Muchas veces una pandemia que produce una recesión global ha obligado a muchos a posponer sus sueños y cancelar sus planes y como te decía al principio es posible que hayas perdido tu trabajo, que hayas perdido tus ahorros y hasta tal vez hayas perdido inclusive tu casa.

Sin embargo, este no es el momento de convencerte de que debes abandonar tus objetivos y tus sueños, porque tampoco es el momento de desanimarte. Y tal vez estás pensando que todo te está costando como si estuvieras subiendo una cuesta y que no has llegado ni siquiera a la mitad de tu recorrido. Tal vez creas que te queda aún mucho por caminar, pero lo cierto es que vos no lo sabes, tal vez tu sueño este a la vuelta de la esquina o que puedas pensar que te tomara otros dos años. Pero si no perdes la fe, ¿quién sabe? Es posible que sean apenas dos meses. No esta tan lejano como vos crees, hoy es tu día, hoy es tu momento.

Ante todo esto quiero decirte que hablar de fe para que pueda entrar en la vida de los demás, animándolos cuando estén desanimados, para así poder originar la germinación de las semillas de grandeza que Dios puso dentro de ellos, para asegurarles que sus mejores días están por venir.

Por eso cuando comenzas a desarrollar esa fe es la que te va a llevar a inspirarte y ampliar tu visión o sueño, de manera que encuentres el valor de superar cualquier obstáculo y así lograr tus sueños. Se acerca para vos una nueva época, el favor de Dios va aumentar en tu vida, que nada te va a negar por aquellos que caminan por la senda recta nada malo tendrán.

Cuando tenes un corazón para agradar a Dios, comenzas a vivir una vida de excelencia e integridad y vas a ser lo mejor de lo que podés ser día tras día, viviendo con el propósito y el deseo de ayudar a los demás, la promesa de Dios es que El no te negara lo que necesitas para convertirte en lo que tiene preparado para vos, para tu vida.

Dios quiere animarte a tener una nueva vida en tus sueños, quiere animarte a una nueva esperanza en tu corazón; tal vez estés a punto de renunciar a un matrimonio, o de perder las esperanzas con un hijo con problemas, o de darte por vencido/a con una meta de toda tu vida, pero Dios quiere que resistas, te dice que si encuentras un nuevo entusiasmo, si adoptas una nueva actitud y si te esforzas por seguir adelante, llegaras a la recta final, veras que El comienza a hacer cosas maravillosas en tu vida.

Pero quiero decirte, que Dios aún tiene una forma de hacer que sucedan, por eso hace una raya en la arena y deci, “Ya no más. Ya no voy a seguir soportándolo. Ya no me voy a conformar con la mediocridad. Creo que todo sueño, todo propósito, de mi corazón pueden llevarse a cabo”.

Cuando vos tenes esta actitud, nadie puede detener a Dios e impedir que convierta tus sueños en realidad. Tal vez te desanimes. Tal vez vengan pensamiento negativo que te indiquen: Nunca sucederá. Nunca te casaras. Nunca saldaras tus deudas. Nunca encontraras la felicidad. No podés esperar más de lo que ya tenes.

Debes rechazar esos pensamientos y darle las gracias a Dios porque tiene el control de tu vida, hay cosas buenas para tu futuro y que tu momento está por llegar.

Mantene esa actitud de fe, esa actitud de expectativa, esa esperanza…

¡Es tiempo de creer! ¡Hoy es el día!

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline