Fe para crecer

Escrito por el 13 septiembre, 2020

En el mundo de hoy muchas veces se cuestiona a las personas que tienen fe, ya que se las considera ingenuas, ilógicas, supersticiosas, parecería que para muchos hombres y mujeres de nuestro tiempo resulta difícil creer en algo o alguien sin poder verlo con los propios ojos y tocarlo con las propias manos.

Fíjate, que…, creer y confiar en la palabra de otra persona es, sin embargo, algo natural y cotidiano; ni siquiera el más convencido ateo podría considerarse un incrédulo absoluto, pues cada vez que adquiere un producto o un alimento confía en las personas que lo han elaborado. Tal vez no creerá en Dios, pero en lo cotidiano o sea en lo de todos los días, “creerá” en muchísimas cosas y personas sin estar constantemente analizando las razones para hacerlo.

Por ejemplo, cuantas veces creemos, sin cuestionar, lo que dicen los noticieros, las películas o los diarios, más aún, les creemos a las personas que amamos, o a quienes les reconocemos cierta autoridad, sin tener que estar examinado constantemente lo que nos dicen. Sería realmente imposible vivir si dudásemos de todo lo que se nos dice hasta que sea demostrado. El mundo, se paralizaría.

Ahora bien…, la disposición natural de las personas para creer y confiar encuentra una seguridad y una certeza muy grande en la creencia de Dios en la fe, porque es confiar en Dios, quien nunca nos falla ni nos abandona, que ni se engaña ni nos puede engañar.

Ahora bien…, ¿Se puede vivir la fe en el mundo actual?

Hoy, para muchos que siguen los principios de Dios, vivir la fe en medio del mundo es todo un reto. porque nunca faltan ocasiones que nos ponen a prueba y exigen de nuestra parte coherencia y valentía para manifestar al mundo lo que creemos.

Y aquellos que siguen fervientemente los principios de Dios son una persona de fe, no se puede saberse un seguidor de Dios sin haberse encontrado con El, ya que nuestra fe nace de un encuentro con el Dios vivo manifestado en Jesucristo y Dios nos llama y nos revela su amor para que vivamos con seguridad y sepamos sobre quién hemos construido nuestra propia vida.

Cuando vos tenes esta actitud, nadie puede detener a Dios e impedir que convierta tus sueños en realidad. Tal vez te desanimes. Tal vez vengan pensamientos negativos que te indiquen: “Nunca sucederá. Nunca te casaras. Nunca saldaras tus deudas. Nunca encontraras la felicidad. No podés esperar más de lo que ya tenes”.

Debes rechazar esos pensamientos y darle las gracias a Dios porque tiene el control de tu vida, hay cosas buenas para tu futuro y que tu momento está por llegar.

Mantene esa actitud de fe, esa actitud de expectativa, esa esperanza….

¡Es tiempo de creer!


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline