Inspiración

Estrategias que funcionan para tratar con los quejosos.

today 14

Background
share close

Si se da cuenta de que se queja demasiado, puede esforzarse para ser más consciente. Es más difícil cuando tiene la esperanza de eliminar ese hábito en otro y hacer su vida menos estresante, pero hay algunas estrategias:

  • Cambie de tema: Algunos quejosos pueden cambiar fácilmente de tema si se lleva la conversación en una dirección que sea de su interés. Si se está quejando sobre la compañía de teléfono, háblele sobre la inesperada llamada que le hizo un viejo amigo. Si se queja sobre su jefe, pregúntele si sabe algo sobre el nuevo empleado. “Es falta de conciencia: solo están desahogándose sin pensar,” asegura Kowalski. “Distraerlos es una gran herramienta y debe usarse constantemente, no lo intente solo una vez… Quite su atención de aquello de lo que están hablando en ese momento”.
  • Resuma la queja: Si un quejoso continúa repitiendo el mismo comentario mientras se desahoga, es posible que deje de hacerlo si demuestras que lo está escuchando, ya que simplemente podría buscar atención y comprensión.
    “[Por ejemplo], ‘Te estaba escuchando y he notado que estás diciendo cosas que has dicho ya. ¿Puedo comentarte lo que me has dicho hasta ahora para que sepas que lo he entendido?’”, aconseja Killian.
    Para usar esta técnica, emplee frases que contengan el “yo” como sujeto, por ejemplo, “[yo] te estoy escuchando decir estas cosas”, en lugar de frases con “tú”, como “[tú] estás repitiendo las mismas cosas”, ya que así muestra que está interesado en entender lo que se le está diciendo y no en tratar de que deje de hablar.
    Una vez que haya repetido lo que le ha dicho, pregunte si ha entendido la idea. Esto puede propiciar una conversación que permita discutir lo que hay detrás de sus palabras o encontrar posibles soluciones, en lugar de escuchar el mismo comentario una y otra vez.
  • Rete a alguien a actuar: Cuando alguien le cuente sobre los últimos problemas que ha tenido, pregúntele qué ha hecho para mejorar la situación. Esta no es la dirección normal que una conversación sujeta a quejas tomaría, y podría ayudar abruptamente a terminar el problema.
    “Normalmente, para un quejoso crónico no se trata de una estrategia para resolverlo; en realidad solo quieren seguir hablando y quejándose”, según Kowalski. “Si rompe con ese patrón diciendo, ‘¿Bueno, qué has hecho para solucionarlo?’, los hace bajar la guardia y generalmente paran. Uno se enfrenta, pero no lo hace diciendo: ‘Eres un quejoso continuo’. Se lo presiona con frases como, ‘Muy bien, dime lo que has hecho’”.
  • Sea honesto: Cuando tenga cosas que hacer, dígale al quejoso que la conversación debe ser breve. Por ejemplo, si tiene una fecha límite para entregar un trabajo importante y un compañero de trabajo empieza a quejarse, discúlpese amablemente y comience a preparar su proyecto. No necesita una excusa tangible como la fecha de entrega de un trabajo para escapar de un quejoso; también puede ser honesto sobre sus necesidades de mantener su salud mental, especialmente con alguien que se ha quejado muchas veces antes. “Emplee lo que llamamos una ‘expresión honesta’: [incluye] una observación, un sentimiento, una necesidad y una petición”, dice Killian. “‘Te estoy escuchando decir que estás realmente alterado por [lo maleducados que son los vecinos] y creo que lo he oído fácil unas diez veces, tal vez más. Es molesto. Quisiera que comprendas [que yo he dicho muchas veces que a mí tampoco me agradan los vecinos]. ¿Qué queres en realidad? ¿Qué podría ayudar a que te sientass más relajado y en calma con esta situación?… Porque realmente quiero disfrutar el tiempo que pasamos juntos’”.
  • Tenga una conversación sincera: Cuando alguien cercano,  lo estrese con sus constantes quejas, puede que sea el momento de hablar del problema; si reprime sus sentimientos y continúa escuchando sus quejas, puede que guarde resentimiento o que comience a evitar a dicha persona. Aborde el tema cuidadosamente.
    “[Hable] del efecto que está teniendo [en usted], sin señalar con el dedo a la otra persona,” comenta Kowalski. “Se sigue reconociendo el comportamiento del otro, pero se hacen en términos de ‘yo’, en lugar de ‘tú estás haciendo x, y o z’”.
    Trate de evitar usar la palabra “queja” cuando hable con un quejoso.
    “El término ‘queja’ es muy fuerte y tiene connotaciones bastante negativas”, nos dice Kowalski.  La manera en la que yo abordaría a esa persona sería diciéndole,  Parece que estás muy insatisfecho en los últimos seis meses o años. ¿Qué te pasa y cómo podemos disminuir esa insatisfacción?

Written by:

Rate it

Previous post

Inspiración

Como ser Inspiracion para no caer en Queja.

Como primera instancia voy a compartir el significado de la palabra inspiración: la búsqueda de soluciones a un problema, la concepción de ideas que permite resolver Queja: protesta que se hace ante una situación o alguien a causa de un desacuerdo o inconformidad de los mismos. Entonces resumiendo podemos decir que la queja en sí es un desacuerdo con un suceso o un hecho que se presenta ante mí, y […]

today 31

Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0%