Inspiración

¿Estar alegres o ser alegres?

today 8

Background
share close

Estar alegre es la expresión que se usa para referirse a una situación de alegría transitoria. En un momento nos vemos afectados por la alegría y luego esta se pasa. Es la alegría-sentimiento producida por una causa conocida y que tiene lugar cuando entramos en contacto con un bien deseado o recibido por sorpresa. Normalmente aquello que nos hace «estar» alegres son motivos más profundos que los que nos hacen «ponernos» alegres, pero las causas de «estar» suelen ser provocadas por algo que es exterior a la persona. Este fue el tema de la entrega anterior.

Ser alegre, en cambio, es otra cosa. «Ser» alegre hace referencia a un modo estable de vivir y de mostrarse ante los demás. «Ser» alegre es algo permanente, o al menos muy prolongado, y supone un nivel aún más profundo que «estar» alegre.

Hay un modos de «ser» alegre. Y es por el carácter. Hay personas que son alegres por naturaleza, del mismo modo que otros son rubios o morenos. Son hombres y mujeres que tienen un carácter alegre sin haber puesto ningún empeño para conseguirlo. Destacan por su alegría natural como otros lo hacen por su imaginación, por su inteligencia, por sus capacidades artísticas, etc. A la educación en estos casos le corresponde poco más que potenciar este don, promoverlo en bien de nuestra propia vida y de las personas con quienes convivimos. Ahora bien, a vivir alegres estamos llamados todos, independientemente de nuestro carácter o de nuestras capacidades. Si no somos alegres por nuestra naturaleza sí podemos serlo por educación. Aquí cobra sentido la alegría como virtud. Si la alegría fuera sólo una cuestión artificial (ponerse alegres), o si sólo fuera una reacción psicológica ante un bien (estar alegres), muchas personas se quedarían fuera del ámbito de la alegría, y a la educación le quedarían los márgenes muy estrechos. Afortunadamente no es así. La alegría también es una virtud, y a la práctica de toda virtud, también ésta, estamos todos invitados. Precisamente porque la alegría es una virtud la educación tiene un papel insustituible, especialmente la educación en  casa.

Written by:

Rate it

Previous post

News

Personas inspiradoras: ¿como son?

Las personas inspiradoras tienen lo que Carl Jung definió como "daimon". Es decir, una voz interna creativa que le impulsa a iniciar desafíos, guiados por la integridad y una voluntad incombustible. Si hablamos de personas inspiradoras, es probable que a cada uno nos venga un nombre a la mente -incluso podemos coincidir, si esa persona es conocida-. Escritores, deportistas, científicos, ingenierosy artistas. Todos ellos tienen más de un aspecto en […]

today 4

Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0%