¿Es la comida mas importante del dia?

Escrito por el 24 julio, 2020

¿Es la comida más importante del día?

9 mitos y verdades sobre el desayuno

Existen muchas afirmaciones contrapuestas en torno a la primera comida del día.

Desayunar o no desayunar, esa es la cuestión

Y lo planteamos de esta manera porque existen muchos mitos acerca de esta primera comida del día, algunos de ellos corroborados y desmentidos a la vez por los expertos, con argumentos contrapuestos.

Así que no es tan fácil como podría parecer establecer unas normas que ayuden a comprobar si vamos a perder más peso si no desayunamos que si lo hacemos, si es mejor ir al gimnasio con el estómago lleno o vacío o si nuestra salud se va a ver afectada de alguna manera a causa de nuestros hábitos alimenticios matinales. Intentaremos dar algunas pistas sobre algunos de los mitos en torno a esa primera comida.

El desayuno es la comida más importante del día

Este mito se basa en la idea de que durante la noche pasamos muchas horas sin comer, mientras el cuerpo sigue utilizando la reserva de energía para mantener muchas funciones del organismo.

Y por eso se necesita reponer esa energía, además de nutrientes consumidos, al levantarse. De ahí que sea aconsejable hacer una comida equilibrada a esa primera hora de la mañana. Pero de esto a concluir que es la más básica de la jornada hay un largo trecho.

Existen muchos estudios sobre el tema, uno de Estados Unidos analizó el comportamiento de 50.000 personas en el que se descubrió que quienes consideraban el desayuno la comida principal del día tenían en general un índice de masa corporal más bajo que los que comían más al mediodía o en la cena.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que se debía a varios motivos. Uno de ellos, que alimentarse bien de buena mañana mantiene la saciedad más tiempo, también que reduce la ingesta de calorías en general y mejora la calidad de la dieta -esto probablemente debido a que el desayuno estadounidense completo incluye alimentos ricos en fibra y nutrientes. Otro beneficio es que aumenta la sensibilidad a la insulina de los alimentos que se toman a posteriori y que pueden constituir un riesgo para la diabetes​.

El desayuno es indispensable en una dieta para adelgazar

Esta afirmación, que muchos hubieran firmado no hace mucho, ya no está tan clara. Mientras unos persisten en esta idea, otros piensan que desayunar o no hacerlo no tiene ninguna incidencia sobre el peso, porque lo que cuenta es el número total de calorías.

Así es según las conclusiones de un estudio publicado en Clinical Nutrition y realizado con 300 personas de entre 25 y 65 años, todas ellas con sobrepeso u obesas, aunque sanas.

Las dividieron en tres grupos. Uno que seguía comiendo lo de siempre, otro que hacía un desayuno completo y un tercero que salteaba esta comida. Al cabo de un par de semanas determinaron que comer algo a la mañana o no hacerlo no había alterado su peso de forma significativa.

Lo que eso supone, según Emily Dhurandhar, una de las participantes en el trabajo, “es que el desayuno no es la clave para la pérdida de kilos. Pero si ese es el objetivo, se debe tener en cuenta la opinión del nutricionista en cuanto al tipo de alimentos y el momento en que se consumen”.

Saltearse el desayuno para bajar de peso

Otra tendencia, más reciente, la del ayuno intermitentefasting en inglés, promociona la idea de dejar de comer durante 16 horas seguidas para adelgazar.

Uno de sus partidarios es Mark Mattson, neurocientífico de la facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins, de Nueva York, que recomendaba en un artículo publicado en el The New York Times, hacer ese largo ayuno entre la cena y la comida del día siguiente, pasando de largo por el desayuno. Se supone que de esa manera se adelgaza sin poner en riesgo la salud.

Él mismo, practicante de este método, y que desde hace más de 30 años ingiere sus 2.000 calorías diarias entre las 3 de la tarde y las 8 de la noche, explica que una vez que el cuerpo se acostumbra a eso, ya no se producen los efectos negativos que podría conllevar.

Lo que dice el sentido común es que la efectividad depende de cada individuo, de su estilo de vida y preferencias. Para personas muy ocupadas hacer una comida matinal nutritiva contribuye a controlar el hambre hasta la hora de comer. En cambio saltearse el desayuno y pasarse el día pensando en comida no es nada conveniente ni ayuda al propio bienestar.

Es bastante habitual que quienes se saltan el desayuno terminen picoteando entre horas cosas mucho menos saludables y de cualquier manera, lo que desde luego no ayuda a controlar el peso. Pero la ciencia no es tan concluyente al respecto. Vayamos a otro trabajo de investigación, este aplicado a 52 mujeres obesas, cuyo comportamiento alimenticio matinal se observó a lo largo de 12 semanas.

Todas tenían que consumir el mismo número total de calorías a lo largo de la jornada, pero la mitad consumirían el desayuno y las otras no. Lo que descubrieron es que no era el desayuno en sí lo que provocaba pérdida de peso en las participantes, sino los cambios en su rutina habitual.

Las que manifestaron que antes del estudio desayunaban, perdieron un total de 8,9 kilos al dejar de hacerlo. Las que siguieron desayunando, sólo se libraron de 6,2 kg. Mientras las que no desayunaban previamente perdieron 7,7 kg cuando empezaron a hacerlo y sólo 6 si siguieron salteándose esa comida.

Otra cosa que observaron los expertos es que las personas que desayunan suelen ser más conscientes de la importancia y beneficios de una alimentación sana y con todos los nutrientes necesarios para el organismo, por lo que es más probable que se mantengan en su peso que las que no ponen tanto interés en eso.

No hacer la primera comida del día incide en la salud

Según un estudio publicado en Clinical Nutrition, el hábito de desayunar puede mejorar la salud cardiovascular y reducir diversas causas de mortalidad. Al contrario de lo que ocurre si no se suele comer a primera hora de la mañana.

Por su parte, la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Estados Unidos, realizó una investigación a lo largo de 16 años que implicaba a 27.000 hombres de entre 45 y 82 años. Los que solían evitar el desayuno mostraban un 27% mayor de riesgo de sufrir un infarto o morir por alguna dolencia coronaria que los que sí lo hacían.

Si no se desayuna se come mucho más el resto del día

Tampoco parece demostrado que quienes evitan el desayuno coman mucho más a lo largo del día para compensar. Es cierto que pueden tener más hambre al mediodía, pero no tanto como para suplir todas las calorías y alimentos que se ha dejado de consumir al levantarse.

Sin embargo parece que el cerebro está mucho más predispuesto a provocar el ansias de comer alimentos apetecibles cuando no se desayuna y quizás esa sea la razón de que se tenga más hambre después.

Hay que comer bien antes de hacer ejercicio

Existen razones científicas para pensar que se queman más calorías con el estómago vacío. Pero es bastante común que algunas personas sientan debilidad, mareos o les flaqueen las piernas si hacen esfuerzos físicos sin haber ingerido nada previamente.

También depende de la intensidad y el tiempo que se dedique a ello. No es aconsejable que atletas profesionales se pasen sin comer nada las muchas horas de entrenamiento diario.

Lo cierto es que los alimentos aumentan la energía, y cada uno debe saber la que va a consumir haciendo deporte para decidir cuál va a ser su desayuno.

La decisión de ejercitar con el estomágo vacío debe tomarse teniendo en cuenta factores personales.

La decisión de ejercitar con el estomágo vacío debe tomarse teniendo en cuenta factores personales.

El desayuno ayuda a concentrarse

Al parecer, comer por la mañana también afecta a la capacidad de concentración y el buen funcionamiento de la memoria y la productividad.

Se ha observado que los niños que llegan a la escuela sin haber saciado el hambre no rinden tanto como los que están bien alimentados y saciados. En las escuelas donde se da de almorzar a niños de familias vulnerables se ha comprobado que éstos tienen mejores resultados en los estudios y notas más elevadas en asignaturas como matemáticas que los que no comen nada por la mañana.

Desayunar estimula el metabolismo

Es un mito que desmentir. Quienes lo defienden lo confunden con el efecto térmico de los alimentos, que consiste en el aumento de calorías quemadas que sucede justo después de comer.

Pero lo que en realidad importa es el conjunto de lo que se consume a lo largo del día, sin tener en cuenta ni cuándo ni con qué frecuencia se hace. Y no se ha comprobado que existan diferencias en la cantidad de calorías consumidas en 24 horas entre quienes desayunan o no lo hacen.

Los que desayunan son más sanos

Existen muchos estudios que lo confirman, pero también se sabe que no se debe al hecho de que desayunen, sino a que en general las personas que hacen esa primera comida tienen por lo general hábitos alimenticios más sanos.

Son más conscientes de lo que comen, están más pendientes de una dieta equilibrada. Por el contrario, se observó que quienes fuman y beben y hacen menos deporte tienden más a prescindir del desayuno.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline