El Dia de la Bicicleta 

Escrito por el 4 junio, 2020

 El Día de la Bicicleta  weekend.perfil.com

El 3 de junio  se festeja en todo el mundo el Día Internacional de la Bicicleta y, a pesar de que existe una confusión al respecto, ya que mucha gente cree que se celebra el 19 de abril debido a una vieja y particular historia a la que haremos mención más adelante. Estamos en condiciones de poder afirmar que el 3 de junio es oficialmente el día en que en todo el mundo se le rinde tributo a ese extraño aparato de dos ruedas que tanta felicidad nos ha regalado a los largo de los 200 años que ya lleva con nosotros. Sí, 200 años en los que ha pasado de todo y en los que asombrosamente la bicicleta nunca ha pasado de moda y hasta incluso parece estar más vigente que nunca.

¿3 de junio o 19 de abril?

Tradicionalmente, el día mundial de la bicicleta se celebraba en todo el mundo cada 19 de abril y el origen de la fecha no pasa desapercibido. La historia cuenta que Thomas B. Roberts, un profesor estadounidense de la Universidad de Illinois, instauró en 1985 en la ciudad de Dekalb la celebración del día de la bicicleta para conmemorar la fecha de 1943 en la que el químico Albert Hofmann, creador del LSD, investigando con una sustancia en su laboratorio decidió tomar una pequeña cantidad y, al regresar a su casa en bicicleta, experimentó por primera vez los efectos del ácido lisérgico.

Sin embargo a partir del 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que el Día Internacional de la Bicicleta se celebre el 3 de junio como fecha oficial en todo mundo. El objetivo de dedicarle una efeméride para este medio de transporte es reconocer la singularidad, la longevidad y la versatilidad de la bicicleta, que lleva en uso dos siglos, y que constituye un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia a la salud. Encontrando que la sinergia entre este transporte y su usuario, que fomenta la creatividad y la participación social y le ofrece al ciclista un conocimiento de primera mano del entorno local. Reconociendo también el hecho de que la bicicleta puede servir como instrumento para el desarrollo, no solo como medio de transporte, sino también al facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte. De acuerdo con la ONU, en el mundo hay más de 1 billón de usuarios, cuyo rol es notable en la movilidad personal.

Por eso la declaración de un día internacional sirve para llamar la atención y señalar que existe un asunto importante y pendiente en las sociedades por resolver. Alentando a los estados miembro a que otorguen una atención especial a la bicicleta en las estrategias de desarrollo intersectoriales y a que la incluyan en las políticas y los programas de desarrollo internacionales, regionales, nacionales y subnacionales. Promoviendo su uso como medio de fortalecer la salud física y mental, el bienestar y desarrollar una cultura de la bicicleta en la sociedad.

¿Cómo se festeja?

En condiciones normales, pedaleando: hay multitud de marchas ciclistas en todo el mundo que reivindican su uso y el derecho de los ciclistas a pedalear seguros. Se generan actividades, charlas y campañas de concientización resaltando los beneficios que aporta. Debido a la situación actual que genera el Covid-19, los festejos deberán cambiar sus formas pero no por eso perder la fuerza de movilización que vienen ganando a lo largo de los años. Por lo que sin lugar a dudas, hoy cientos de personas de todos los países se unirán y compartirán en las redes las historias y oportunidades que les ofrece la bici, convirtiéndose actualmente para muchos no solo en un medio de transporte sino fundamentalmente en un estilo de vida.

Nosotros por nuestra parte, también la homenajearemos como mejor sabemos hacerlo. Pondremos el agua para el mate, desplegaremos el mapa sobre la mesa para marcar algún sendero olvidado en medio de la montaña y dejaremos que la imaginación nos lleve de a poco a través de los paisajes, con el viento fresco pegando en el rostro, las manos aferradas al manubrio y la piernas cansadas y felices haciendo lo que más disfrutan hacer.

3 claves para mantener la bicicleta en buenas condiciones   weekend.perfil.com

Las ganas de salir a andar bicicleta son difíciles de llevar en estos días de cuarentena y coronavirus. Aquellos que cuentan con un rodillo tienen la suerte de seguir rodando en sus casas, pero muchos otros deben conformarse con dejar la bici guardada en un rincón. Para que esta no se deteriore, es fundamental realizarle un mantenimiento adecuado. Hay ciertas cuestiones que son clave y que todo entusiasta de la bicicleta debería adoptar de ahora en más.

Un buen mantenimiento, realizado de forma regular, es muy importante para evitar el deterioro de nuestra bicicleta, ya que en sí permite alargar la vida útil de ciertas componentes, como son la cadena y la transmisión.

Engrasar: la cadena, los platos y los piñones son la base del funcionamiento de la bicicleta. Son piezas que están en constante fricción y por ende se desgastan con el uso. Mantener todo este sistema lubricado permite reducir la fricción y por lo tanto alargar su vida útil.

Hay que aclarar que antes de engrasar la cadena y los piñones hay que tener todo bien limpio, es decir, sin polvo, tierra, mugre y sobre todo sin restos de aceite. Antes que nada, lo primero que debemos hacer es desengrasar toda la cadena y la transmisión, limpiar de forma exhaustiva, y una vez que está seco, engrasar.

Si uno engrasa sin limpiar antes, un error muy común, a la carga se irán acumulando restos de aceite y suciedad que podrán entorpecer el funcionamiento de la cadena y los piñones.


Controlar la presión: verificar la presión de las ruedas es algo que siempre hacemos (o deberíamos hacer) antes de salir a rodar. Es un control fundamental que siempre se debe hacer, incluso si no utilizamos la bicicleta por varios días o semanas.

Si dejamos que la rueda se desinfle hasta que no le quede nada de aire, notaremos como la cubierta se irá aplanando debido al peso de la bicicleta. Esta situación es algo que debemos evitar, ya que la cubierta puede quedar con marcas o hasta se puede deformar debido al peso y la falta de presión.

Toda cubierta tiene al costado indicado los valores adecuados de presión para su inflado, que son orientativos, pero que es aconsejable tener en cuenta.

Limpiar y secar: este aspecto va muy de la mano con el primero. Dejar que la mugre se amontone nunca es buena idea, ya que puede afectar el correcto funcionamiento de las piezas móviles. Limpiarla con agua y jabón es algo que debemos hacer de forma recurrente, pero más importante aún es tomarnos el tiempo para secarla correctamente. Esto lo debemos hacer con un trapo o franela, procurando que toda la bicicleta quede seca.

Dejar la bicicleta mojada para que se seque “por sí sola” puede ser un grave error, ya que la humedad es un gran enemigo de sus componentes, como la cadena o los piñones. Además, en climas muy fríos los remanentes de agua se pueden congelar y generar inconvenientes.

Estos tres aspectos son clave para mantener nuestra bicicleta en buenas condiciones. Por último, también vale la pena cada tanto hacer mover los pedales y hacer pasar la cadena por los diferentes piñones y platos. Un poco de actividad nunca está de más para preservar sus componentes en buen estado.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline