El cambio climático que ya podemos ver y sentir 

Escrito por el 21 mayo, 2020

5 efectos del cambio climático que ya podemos ver y sentir   weekend.perfil.com

El cambio climático es uno de los grandes problemas de este siglo, y por más que se estén tomando medidas para paliar sus efectos, la realidad es que estamos muy lejos de cumplir las metas establecidas por el Acuerdo de París. Nuestro mundo ya está cambiando debido a este fenómeno y algunos efectos ya se pueden ver y sentir.

Olas de calor: año a año se registran veranos más calurosos. Ya nos estamos acostumbrando a escuchar de olas de calor mortales en Europa y otras partes del mundo. Por ejemplo, una de las últimas olas de calor en Japón provocó más de cien víctimas mortales y 18.000 ingresos hospitalarios.

Enfermedades emergentes: las altas temperaturas favorecen la propagación de enfermedades que generalmente son propias de zonas tropicales. El caso más cercano es el dengue, que todos los años se vuelve más presente en nuestro país.

Hambrunas: el cambio climático genera sequías y otros fenómenos nocivos para la producción de alimentos. En 2018 se estima que hubo 33 países que sufrieron crisis alimentarias, en los cuales, al menos en 12, se debieron a factores climáticos y meteorológicos.

Calentamiento de los océanos: año a año los océanos están más calientes, hasta el punto que en 2019 se alcanzó un nuevo récord de temperatura. Se estima que en los últimos veinticinco años los mares han recibido una cantidad de calor equivalente a 3.600 millones de explosiones de bombas atómicas como la de Hiroshima.

Además, el calentamiento de los mares repercute en la subida del nivel del mar, altera las corrientes oceánicas e incluso llega, de forma indirecta, a modificar la trayectoria de las tormentas.

Deshielo: la pérdida de hielo en los polos es una de las muestras más claras del cambio climático. En septiembre de 2019, en el Polo Norte la superficie de hielo fue la tercera más baja de la que se tiene registro. Se estima que Groenlandia ha perdido aproximadamente 260 gigatoneladas de hielo cada año, desde 2002 a 2016. En el caso de la Antártida, desde 2016 la extensión del hielo marino se ha mantenido en niveles relativamente bajos.

Día Mundial de la Abeja: por qué es un insecto tan importante en el planeta Tierra weekend.perfil.com

La imagen más representativa podría darse en una verdulería de barrio. Si las abejas dejaran de existir, más de la mitad de los frutos que compramos hoy en ella también lo haría. Y lo que es aún más grave, desaparecería gran parte del forraje que alimenta a los ganados que comemos. “En el mundo existen 250.000 especies de plantas, de las cuales entre el 80 y el 90 % dependen en algún grado de la polinización, al igual que el 70 % de los frutos que consumen los humanos. Por eso, con la desaparición de las abejas se reduciría considerablemente la cantidad de alimentos disponibles”, explica Leopoldo Álvarez, Doctor en Ciencias Naturales, investigador Asistente del CONICET e integrante de la División de Entomología del Museo de Ciencias Naturales de La Plata.

Las moscas, los escarabajos, las mariposas, los murciélagos y los colibríes también polinizan, pero en menor medida. Las abejas se han especializado en esta tarea porque dependen de ella para alimentar a sus larvas. “Hoy existen aproximadamente 20.000 especies a nivel mundial y 1.100 registradas en Argentina. Sin embargo, la mayoría no son como las conocemos. Casi el 80% de las especies son solitarias –no viven en colmenas– y sólo el 10 % son sociables”, aclara Álvarez. La más famosa, la Apis mellifera, es sólo una de las especies existentes, fue introducida en América y nos ha colocado en el tercer puesto de producción de miel a nivel mundial, después de China y Estados Unidos. Sin embargo, somos uno de los países que menor consumo registra, con un promedio de 200 gramos anuales per cápita, frente a algunas poblaciones que llegan a los dos kilos.

Las amenazas
En los últimos años hubo una marcada disminución de poblaciones de abeja por varios factores. “El principal es el de los cambios que se producen en la agricultura, el uso de los monocultivos. Las abejas tienen menos recursos para forrajear. También están los herbicidas. Está demostrado que el glifosato desorienta a las abejas haciendo que no puedan volver a sus colmenas. Además, la presencia de patógenos y enfermedades es muy frecuente en todas las especies”, cuenta el entomólogo.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) también agrega la contaminación, las plagas, las enfermedades y el cambio climático, que amenazan su hábitat, su salud y su desarrollo. “Casi el 35% de los polinizadores invertebrados -en particular las abejas y las mariposas- están en peligro de extinción a nivel mundial. Si esta tendencia continúa, varias frutas, frutos secos y hortalizas deberán reemplazarse por cultivos básicos como el arroz, el maíz y la papa, lo que podría derivar en una dieta desequilibrada”, advierte la entidad.
Según un estudio publicado por la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata en abril de 2019, varios apicultores argentinos calcularon una disminución del 30 % en la población de abejas durante los últimos años. En 2017, 157 colonias comerciales de las 170 que había en tres apiarios de General Alvear –provincia de Buenos Aires– enfermaron y murieron sin una causa determinada.

Un día virtual
Atendiendo a esta problemática, en octubre de 2017 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas con el objetivo de promover acciones que protejan y ayuden a los polinizadores y sus hábitats, incrementen su abundancia, mantengan su diversidad y apoyen a los apicultores. La fecha se eligió coincidiendo con el nacimiento de Antón Janša, quien en el siglo XVIII fue pionero en las técnicas modernas de apicultura en su país natal, Eslovenia y reconoció a estos insectos por su habilidad para trabajar duramente y requiriendo a la vez muy poca atención. Para celebrar este día, la ONU organizó un acto virtual con el tema “Compromiso con las abejas”, que se podrá ver hoy a partir de las 7 de la mañana aquí.

“La reciente pandemia de COVID-19 ha afectado la producción, el mercado y, en consecuencia, los medios de vida de los apicultores. Durante el acto se estudiará la función de la apicultura en el apoyo a las comunidades rurales y en la mejora de la seguridad alimentaria y nutricional en esta difícil situación”, se lee en la página de la Organización de las Naciones para la Alimentación y la Agricultura (FAO), una de las instituciones que organizan el encuentro.

Semana de la miel
Acompañando la iniciativa internacional, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación realizó una campaña de promoción bajo el lema #SumaleMielATuVida, que comenzó el pasado 14 de mayo y finaliza hoy. A lo largo de la semana se realizaron distintas publicaciones destacando las particularidades de la miel, sus propiedades nutricionales y sus múltiples usos gastronómicos. Además, se buscó reforzar el concepto de “producción federal” que se desarrolla en distintas provincias beneficiando la polinización al resto de la producción agropecuaria.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline