Dovizioso espera una respuesta de Ducati

Escrito por el 19 mayo, 2020

Dovizioso espera una respuesta de Ducati
lat.motorsport.com
El contrato que uno al corredor de Forlí y el constructor de Borgo Panigale expira esta atípica temporada que ni siquiera ha comenzado por los devastadores efectos de la COVID-19. Yamaha fue la primera en cerrar su equipo oficial más allá de 2020 al renovar a Maverick Viñales y promocionar a Fabio Quartararo. Honda, por su parte, ató a Marc Márquez hasta 2024 y todo parece dispuesto para que Alex, su hermano, siga en el Repsol Honda, al menos, durante el tramo comprendido entre 2021 y 2022.

Suzuki anunció hace algunas semanas la ampliación de los acuerdos con Alex Rins y Joan Mir, a la vez que Aprilia sigue a la espera de la resolución del caso de dopaje que atañe a Andrea Iannone y trabaja en prolongar su vínculo con Aleix Espargaró.

La casa de Noale, KTM y Ducati son los tres fabricantes que todavía no han confirmado la continuidad de ninguno de sus integrantes. Sin embargo, el sentido común lleva a pensar que no habrá muchos cruces entre esos seis nombres. Si hasta ahora no ha habido más anuncios es, principalmente, porque tanto los corredores como las escuderías tratan de conseguir respectivamente el trato más beneficioso para cada parte. Eso no es algo fácil en condiciones normales, y mucho menos ahora que la irrupción del coronavirus ha dejado muy tocadas las cuentas bancarias de todas las marcas.

En ese sentido, quien afronta una tarea más complicada para lograr el objetivo de perder el menor porcentaje posible de su salario es Andrea Dovizioso, el que tiene la ficha más alta de todos los que todavía están en el mercado.

El adiós de Jorge Lorenzo en 2019 hizo que Dovi se convirtiera en la punta de lanza de Ducati, que le dio la oportunidad a Danilo Petrucci para que se convirtiera en el mejor escudero posible de su compañero. Con el ‘ascenso’, el #04 pasó de ingresar alrededor de 1,5 millones de euros anuales de base a casi seis millones, aunque con ese incremento también se redujeron sus premios por objetivos, que eran muy altos en su anterior contrato –en 2017 llegó a superar los seis millones de euros combinando la base con esos pluses gracias a los seis triunfos acumulados–.

Hace poco menos de un mes, Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, declaraba a Motorsport.com que se sentía aliviado de que la casa boloñesa no hubiera concretado ya una renovación que, con la resaca económica que se intuye que llegará, podría poner muy difícil pagar las cantidades que se estaban pagando hasta ahora.

“Cuando el plan de inversión se ha hecho con la previsión de vender más de 50.000 motos que luego no vas a poder vender, tienes que adaptarte al nuevo escenario. Esta crisis tendrá un impacto muy grande en la economía de todo el campeonato. Por eso creo que es peor haber fichado o renovado a un piloto y haber fijado unas cifras que a lo mejor luego no puedas afrontar”, decía Ciabatti.

Ducati y Simone Battistella, el representante de Dovizioso, hace días que hablan, hasta el momento sin haber llegado a un consenso. En esta conversación con Motorsport.com, el agente indica que las conversaciones han entrado en un punto muerto: “De momento no tenemos ninguna propuesta de Ducati”.

El principal obstáculo es el aspecto económico. Pero no solo de ese hipotético nuevo contrato, sino la cantidad que Dovi debe recibir por su actividad en este atípico 2020. El hecho de que con total seguridad el calendario pase de las 20 citas inicialmente programadas a un máximo de 12, en el mejor de los casos, lleva a las estructuras y a sus pilotos a tener que acordar el importe que percibirán. En la situación de Dovizioso, si no se soluciona esto difícilmente se podrá comenzar a planear el siguiente acuerdo.

“Todo dependerá del tono y el ‘approach’ que haga Ducati. O sea, del porcentaje del sueldo que le pretenda restar a Andrea. ¿Verdad que este año pasamos de 19 grandes premios a 20 y eso no aumentó la ficha de los corredores? Imaginemos que el Mundial de 2020 solo tiene diez carreras, eso so significa que el piloto deba cobrar la mitad”, añade Battistella, por teléfono a quien escribe estas líneas.

Aquellos pilotos que ya han renovado no pueden hacer otra cosa que aceptar la rebaja que les planteen sus equipos, pero los que no lo han hecho, como ocurre con Dovizioso, disponen de un elemento de presión más a su favor.

Después de que Pit Beirer, director deportivo de KTM, reconociera hace unos días a Motorsport.com que la prioridad de la compañía austríaca era renovar a sus cuatro pilotos –los dos oficiales (Pol Espargaró y Brad Binder) y los dos que compiten con Tech3 (Miguel Oliveira e Iker Lecuona)–, la escudería de Mattighofen no parece un destino real para el subcampeón de los tres últimos años. “En una situación en la que no hay carreras, lo lógico es que no haya muchos cambios de pilotos”, reconoce Battistella.

El tiempo es otro factor que cada una de las partes trata de utilizar a su favor. Por el lado de Dovi se insiste en que no hay ninguna prisa en tomar una decisión. A Ducati, por el contrario, le gustaría cerrar su alineación, tanto del taller oficial como de Pramac, en menos de un mes. Todo depende del desenlace de las negociaciones con Dovizioso. Si se llega a un entendimiento, todo apunta a que el italiano formará equipo con Jack Miller, a quien la firma de Bolonia ve con más proyección que a Petrucci. En caso de que la tratativa con su jefe de filas no prospere, probablemente serán Petrucci y el australiano quienes vestirán de rojo antes de que el mercado ofrezca algún fruto interesante.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline