DONDE ESTÁN LOS VALORES HUMANOS

Escrito por el 3 agosto, 2020

Vivimos en una sociedad donde los valores escasean, están en baja, se oye decir mucho: “¡Qué más da…!… ¡Todo da igual!”.

Este encogerse de hombros y de energías, singular reflejo de una crisis de vida, de una época de desaliento y desencanto, de confusión y de promesas incumplidas, de falta de horizontes…me parece que tiene una causa: falta de valores.

De entrada, digamos que no todo da igual. No es lo mismo ser solidario que no serlo. No es lo mismo la fidelidad que la infidelidad. No es lo mismo la bondad que la falta de bondad. No es lo mismo la gratitud que la ingratitud. No es lo mismo la responsabilidad que la irresponsabilidad. No es lo mismo la sinceridad que la insinceridad. Las cosas no valen todas igual, tienen cada una su propio peso, cada una es portadora de valores y hay que descubrirlos.

Estamos viviendo una época donde los valores humanos están siendo menospreciados, y ahora, cualquier persona que hable sobre valores, la gente por lo general, la considera anticuada o pasada de moda.

Ahora los valores los estamos adoptando a nuestra nueva forma de vivir y a esta sociedad cada día más liberal, hoy en día lo que está de moda, son aquellos valores que nos permitan ser libres, y que nos ayuden a evadir responsabilidades.

Muy probablemente la sociedad y la gente no se dan cuenta que definitivamente los valores “no pueden pasar de moda” y mucho menos se pueden quedar “guardados en el baúl de los recuerdos”, nuestros valores jamás debieron quedarse enterrados, fueron muy importantes en la vida de nuestros abuelos y en la de nuestros padres, también lo deberían de ser para la nuevas generaciones, estos valores a los que me refiero a ellos les dieron una vida ejemplar, llena de respeto, sinceridad, buen comportamiento, amor, sabiduría, generosidad, haciendo una pequeña reflexión puedo decir que tal vez estos no hubieran pasado de moda, nos hubieran y es más nos seguirían evitando conflictos sociales como guerras, hambre, avaricia, prostitución, enriquecimiento ilícito, tantas y tantas cosas que seguramente han surgido por el poco o nulo conocimiento de los grandiosos valores.

Sin embargo, dentro de toda esta podredumbre social, y perdóname el término, Dios nos dice que debemos amar a nuestro semejante como a nosotros mismos. En la Palabra de Dios, tenemos una maravillosa enseñanza en cuanto a que es hacer misericordia y en cuanto a quién es nuestro semejante.

Muchas personas llegan a nosotros esperando un trato diferente al que el mundo le ha dado: y claro que se lo podemos ofrecer practicando los valores que Dios no ha dado: valoremos el ser iguales ante Dios, valoremos la riqueza interior de las personas, valoremos el amor hacia los demás y valoremos la bondad de Dios para cada uno de nosotros, si hacemos estas cuatro cosas, jamás haremos diferencia de personas, jamás echaremos por tierra los valores morales de cada uno , porque todas aquellas personas que lleguen a nuestra vida serán Bienvenidas.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline