Disfrute el tiempo de Dios

Escrito por el julio 3, 2021

En estos días en que escuchamos hablar de disfrutar, y que tal vez no le damos la importancia correcta que tiene esta palabra, ya que en oportunidades no nos damos cuenta que bueno es que las personas puedan disfrutar del tiempo de Dios.

Pasa que en la vida siempre estamos esperando algo: que se realice un sueño, conocer a la persona correcta, que un problema cambie y cuando no está sucediendo tan rápido como nos gustaría, es fácil frustrarse. Pero tenes que darte cuenta de que en el momento en que vos pediste a Dios, El estableció un tiempo para que disfrutes para que la promesa se cumpliera. Dios tiene un tiempo señalado para que conozca a la persona correcta, hay un tiempo señalado para que el problema se resuelva, un tiempo señalado para tu sanidad, tu promoción y tu avance. Pudiera ser mañana, o la próxima semana o en cinco años a partir de ahora.

Pero cuando uno entiende que podés disfrutar de ese tiempo que ya ha sido establecido, te quita toda la presión y vos no vivirás preocupado, preguntándote si alguna vez va a suceder, te relajas y disfrutas la vida, sabiendo que la promesa ya ha sido programada por el Creador del universo.

Quizá hayas estado pidiendo por una situación durante largo tiempo y no ves que suceda nada, podrías sentirte desanimado fácilmente. Pero, ¿Y si Dios retirara la cortina y te permitiera ver en el futuro, y ves que, en el mes de enero del año 2022 a las tres de la tarde, vos fueras a conocer a la persona de tus sueños? Vos no estarías desalentado, estarías emocionado y comenzarías a hacer ejercicio e irías a comprarte ropa nueva. ¿Por qué? Porque sabes que el gran día para disfrutar de la promesa de Dios viene.

Y aquí lo que se requiere es la fe, Dios promete que hay tiempos establecidos en nuestro futuro, pero Él no nos dice cuándo van a ser, y tu tiempo quizá sea mañana a las 10 y vos recibas la llamada que has estado esperando, o tu debido tiempo podría ser el mes de enero dentro de un año, vos recibirás una buena oportunidad, y eso te lanzara a un nuevo nivel.

Ahora bien…, mi pregunta es: ¿Confías en Dios lo suficiente para creer que vienen esos tiempos establecidos? ¿Estás dispuesto a esperar con una buena actitud, sabiendo que vienen en camino?  O te vas a desanimar y a pensar: No lo sé, Luis. He estado tratando de romper con esta adicción desde la escuela. Vos tenes que tener una nueva perspectiva. Dios tiene un tiempo señalado para que comiences a disfrutar el romper con esa adicción. Ya está en tu futuro, no permitas que los pensamientos negativos te convenzan de que no es cierto. Hay un tiempo señalado para estar completamente bien, un tiempo señalado para que Dios resuelva la situación legal. No dejes de preocuparte acerca de ello. Deja de vivir estresado, pensando: ¿Y si no llego a conocer a la persona correcta? ¿Y si nunca me recupero?

La Biblia dice: “Pues solo los que creemos podemos entrar en el descanso de Dios”. La manera en que vos sabes que estás realmente creyendo es que tenes descanso, estas en paz. Vos sabes que la repuesta viene en camino, vos sabes que las personas correctas y las oportunidades correctas ya han sido establecidas en tu futuro

Hay tiempos establecidos en tu futuro, vos has pedido, creído y permanecido en fe y puedo asegurarte que van a entrar en tiempos establecidos de favor, a un tiempo señalado en el que un problema de pronto se resuelve, un tiempo señalado en el que conozca a la persona adecuada, un tiempo señalado en el que una buena oportunidad te lance muchos años hacia adelante, un tiempo señalado para comenzar a disfrutar.

Vos podés confiar en el tiempo de Dios, Él tiene todo solucionado y aquello por lo que vos estas pidiéndole y por lo que estas creyendo se cumplirá sin retraso. Si no ha sucedido todavía, no significa que algo esté mal. No significa que Dios está enojado con vos. No significa que nunca vaya a resolverse. Dios ya ha establecido el tiempo hasta el último segundo. Vos no tenes porque preocuparte, vos no tenes que vivir frustrado. Debes mantenerte en paz. Entra en tu descanso. Dios te tiene en la palma de su mano. Tus pasos están siendo dirigidos por el Creador del universo; no casualmente, ni en una manera vaga, sino hasta una milésima de segundo.  Hasta el detalle más fino y pequeño. Cuando vos entendes esto, toda la presión es removida. Vos no vas a ir por allí preguntándote ¿Cuándo vas a responder mi pedido? Cuando vos sepas que el tiempo ha sido establecido, tendrás paz. Ya sea que vaya a suceder en veinte minutos o en veinte años, vos sabes que lo que Dios te prometió sucederá y comenzaras a disfrutar.

¡Qué difícil es esperar el tiempo de Dios! Especialmente cuando pensamos que ya, nada va a cambiar. Pero Dios maneja un tiempo que no es el nuestro. El tiempo nuestro lo manejamos con un reloj y a veces, el reloj nos maneja a nosotros. A veces hacemos las cosas apremiados por el tiempo o como también se dice: “contra reloj”, y los resultados no son muy buenos.

Dios no usa reloj, pero nos da las cosas cuando es el mejor momento para nosotros, el tiempo más conveniente. Muchas veces arruinamos lo que Dios quiere hacer, o aún nuestras propias vidas, por apresurarnos y tomar decisiones incorrectas movidos por la ansiedad de ese apuro. La lección de confiar y esperar, es muy dura en este caso. El salmista dice en el libro de Salmos: “Confía en el Señor y haz el bien, y vivirás en la tierra y mantente fiel. Ama al Señor con ternura, y él cumplirá tus deseos más profundos. Pon tu vida en las manos del Señor; confía en él, y él vendrá en tu ayuda”. El no fallara, es fiel, a pesar de que nosotros no le creemos por las circunstancias o la imposibilidad de las cosas que nos rodean.

¡Señor queremos confiar en vos en este día, y esperar tu tiempo, para darnos lo que te pedimos! y así comenzar a disfrutar la vida

 

 

 

 

 

 

 

.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista