¿Disfrutas de lo que Dios te proveyo?

Escrito por el julio 5, 2021

Seguramente que si no estamos disfrutando de lo que Dios ha provisto, el problema está en nuestro corazón… ya que su palabra dice en  Eclesiastés 9:7: «Anda, y come tu pan con gozo, bebe tu vino con alegre corazón porque tus obras ya son agradables a Dios»…

Si no estamos disfrutando, saboreando la bondad de Dios en lo que Él ha provisto, el problema está aquí en nuestro corazón no en la provisión de Dios. Cuando agradamos a Dios, Él nos da la capacidad para disfrutar de todas las cosas buenas que ha provisto para nosotros.

Y qué hace que no podamos disfrutar de lo que Dios ya proveyó para nosotros?

  • La inconformidad, cuando siempre le pedimos a Dios algo más, cuando sabemos que Él ya nos dio todo y solo lo tenemos que tomar.
  • La conveniencia, cuando decimos: «Tengo mis planes, y lo más importante para mí en el día de hoy es que mis planes sean realizados como yo quiero . . . y si alguien o algo me estorba en eso . . . ¡cuidado conmigo!».
  • La dualidad, cuando decimos: «Quiero agradarte, Señor, pero . . . tengo que agradar a otras personas importantes también.»…

La vida se vuelve  realmente difícil cuando perdemos la capacidad de disfrutar de la abundancia de cosas buenas que Dios ha provisto para nosotros.

Hagámonos estas preguntas ahora mismo:

1.       ¿estoy disfrutando de las cosas BUENAS que Dios ha provisto para mí?

2.       ¿Mi trabajo, mi casa, mis padres, mi ministerio, mi esposa, mis hijos,  . . . mi propia vida, están siendo de disfrute para mi?

Si no es así, entonces, éste es el momento para decir, «Perdón Papá Dios por quejarme de las cosas que me has provisto y por murmurar contra tu bondad».

Este es el momento para decidir: «Yo quiero agradar a Dios, quiero agradarlo en TODO, porque él y no las cosas me dará sabiduría, ciencia, y gozo…


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista