Dejando de vivir en la mediocridad

Escrito por el 8 diciembre, 2016

Vivimos en una sociedad en la que la mediocridad esta a la orden del día, muchas personas hacen lo mínimo que  se requiere para seguir adelante, no están orgullosos de su trabajo o de quiénes son. Si alguien está mirando,  hacen las  cosas de una forma, pero cuando nadie está mirando la hacen de otra forma de donde puedan para elegir el camino más fácil.

Si vos no tenes cuidado, podes ser arrastrado a esta  mentalidad en la que pensas que está bien llegar tarde al  trabajo, que no importa no verse lo mejor posible, y que  tampoco importa no dar lo mejor de uno. Ahora bien…, Dios no bendice la mediocridad, Dios bendice la excelencia.

Quiero decirte  de que una de las cualidades  innegables de un  ganador es estar comprometido con la excelencia, porque cuando vos tenes un espíritu de excelencia, haces tu mejor trabajo sin importar si alguien está mirando o no.

Recorre mas camino extra, hace más de lo que tenes que hacer, otras personas pueden quejarse de sus trabajos, pueden  ir desaliñados y reducir en lo que puedan. No te rebajes a ese  nivel, puede que todo el mundo afloje en el trabajo, haga concesiones en la escuela, se  despreocupe de tu jardín, pero  aquí esté la clave: vos no sos todo el mundo, vos estas por encima de los demás, vos sos llamado a la excelencia. Dios quiere que vos dejes tu ejemplo lo más alto de todos, vos deberías ser el empleado modelo de tu empresa, tu jefe y tus supervisores deberían poder decir a los nuevos  empleados: “Mírenlo a él. Aprende de ella. Desarrolla sus  mismos hábitos. Esta persona es Io mejor de lo mejor,  siempre a tiempo, con una gran actitud, y haciendo más de  lo que se requiere”. 

Cuando vos tenes un espíritu excelente como ese, no  solo veras ascenso y aumento, sino que también estas honrando a Dios, algunas personas piensan: “Voy a ir a la  iglesia para honrar a Dios. Voy a leer la Biblia para honrar a Dios”. Y si, eso es verdad, pero a Dios lo honra igualmente llegar al trabajo a tiempo, a Dios también lo honra que vos seas productivo, y que te veas bien cada día. Cuando vos sos excelente, tu vida alaba a Dios, y ese es uno de los mejores testimonios que vos podes tener se puede tener.

Mira, algunas personas nunca irán a la iglesia, nunca escuchan una predicación, no leen la Biblia. En lugar de eso,  leen tu vida, ellos están observando cómo vivís vos. Por lo tanto, no seas despreocupado y cuando salís de tu casa, ya  sea que lleves puestos pantalones cortos o un traje asegúrate de que te veas lo mejor que puedas, vos estas representando a  Dios.

Y cuando vos vayas al trabajo, no aflojes y no hagas un esfuerzo a medias, tenes que dar lo mejor de vos, hace el trabajo lo mejor que puedas, comprométete con la excelencia  lo mejor que puedas, ya que deberías estar tan lleno de excelencia que  otras personas quieran lo que vos tenes,  sino que cuando sos una persona de excelencia, haces más  de lo necesario, y que no solo cumplís con los requisitos mínimos, sino que haces la milla extra, esta frase viene de la palabra de Dios, Jesús le dijo a Mateo: “Y cualquiera que te obligue a llevar carga una milla, llévala dos”. En aquellos tiempos,  los soldados romanos tenían permiso por ley para obligar a  alguien a llevar su armadura. Por ello sobrepasa las  expectativas, Jesús dijo: “Haga más de lo esperado, llévelo dos millas”.  Esta es la actitud que vos debes tener: “No solo voy hacer  lo que tengo que hacer. No voy a hacer lo mínimo para mantener mi puesto de trabajo. Soy una persona de excelente. Voy mas allá de lo que se me pide. Hago más de lo que se espera de mi”.

S.O.S…respuestas


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline