De creer a esperar

Escrito por el 28 septiembre, 2020

Espero que a esta altura estés preparándote ya para las cosas buenas que Dios tiene reservadas para vos, Dios ha puesto sueños y deseos en el corazón de cada uno de nosotros, todos tenemos promesas en las que estamos confiando, cosas que creemos que sucederán, pero casi siempre hay que esperar un tiempo.

Quizá estés esperando que mejore una relación, esperando casarte, esperando un ascenso o esperando vencer a la enfermedad, se nos pasa gran parte de la vida esperando, muchas veces cuando las cosas no suceden como las deseamos, nos deprimimos y desalentamos, porque, aunque tengamos la promesa en el corazón, claudicamos y nos conformamos con lo que nos sucede hasta el momento y creo que esto se debe a que no esperamos como debemos.

La Biblia dice: “Pero ustedes, hermanos, tengan paciencia hasta que el Señor venga”. Observa que no dice: Tene paciencia si… (Queres o te parece, dice hasta que el señor venga), Y el pasaje más adelante dice: “El campesino que espera recoger la cosecha, tiene que aguardar con paciencia las temporadas de lluvia”. Y esa es la clave: tenemos que esperar con paciencia, no se supone que nos sentemos a pensar: “Jamás cambiara mi situación. “Pedí y creí, pero no veo como saldré de este lio”.

No, no pienses así, ya que esperar con paciencia significa esperar con esperanza, siendo positivos, es levantarse por las mañanas esperando lo bueno, podemos tener problemas, pero sabiendo que este podría ser el día en que Dios dé vuelta la situación. El día en que llegara la solución que necesito.

Lo primero que tenes que hacer es permitir que la semilla germine y eche raíz, pero no te detengas allí; pasa de creer a esperar y sé que me dirás: “Lo hago, pero no veo que suceda nada” No es así, ya que Dios nos enseña que: Vivimos por fe y no por vista”. Si podés ver todo lo que sucede, no te hace falta la fe, pero cuando no tenes de donde agarrarte en lo natural y empezas a actuar como si la Palabra de Dios ya se cumpliera, siendo positivo y con esperanza, entonces pones acción detrás de tu fe y eso llama la atención de Dios. Eso es lo que hace que El obre de manera sobrenatural en tu vida.

¿Qué paso?  Pasaste de creer a esperar.  Y vos sabes que Dios, está al mando y no vas a dejarte convencer por lo que no ves, sabiendo que Él es más grande que tus obstáculos, creyendo que Dios, en el momento indicado, cambiara las cosas a tu favor.

Y te pregunto ¿De qué manera estas esperando las cosas buenas de Dios? Aprende a esperar con expectativa, levántate cada mañana y rega tus semillas agradeciendo a Dios que la respuesta está en camino.

Luego anda más allá y comenza a prepararte para los sueños que Dios ha puesto en tu corazón, habla como si fuera a suceder, actúa como si ya estuviera por suceder.

Seguí siempre con la actitud correcta, si pasas de creer a esperar con esperanza, Dios promete que en su momento te otorgara los deseos de tu corazón.

 

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente

Bajo tus pies


Post Anterior

El asado dominguero


Miniatura
Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline