Canción actual

Title

Artist


Cuando nos frustramos de manera secreta

Escrito por el 30 julio, 2019

Tal vez, durante años, tu esposo y vos han estado tratando de tener un bebé durante años y quizás vos oras por las personas que también están tratando de tener hijos. Y una y otra vez ven que la gente por la que oras regresa con sus bebés en sus brazos, tan felices y satisfechos. Y vos ves que tus oraciones están siendo respondidas, pero tu oración por vos misma no ha sido respondida. Y como matrimonio parecería como si lo tuvieran todo, pero lo que vos no podés ver es esa frustración secreta, eso que ella no puede entender.

La vida está llena de contradicciones aparentes como esta que tratan de mantenernos en la penumbra, vos estas ayudando a la gente a estar bien, pero vos no te sentís bien. Tus compañeros de trabajo están siendo promovidos y aunque vos estas trabajando igual de duro, produciendo tanto como ellos, pero, nadie te observa a vos.

Todos nosotros tenemos frustraciones secretas; cosas que sabemos que Dios podrá cambiar. Sabemos que Él podría abrir la puerta, o que podría remover la tentación o podría darles ese bebe que están soñando tener, pero no está sucediendo. Es fácil quedarse atorado en las preguntas de “por qué”.

Tenemos que tener en cuenta que Dios es un Dios soberano y no vamos a entender por qué suceden las cosas o por que no suceden. Hay algunas cosas que Dios no remueve, hay algunas situaciones que espera un largo tiempo para cambiarlas. Vos tenes que confiar en que Él sabe lo que es mejor para vos. Si vos mantenes la actitud correcta, todas esas situaciones

Frustrantes que no están cambiando y las aflicciones que Él no está removiendo no van a actuar en tu contra. No permitas que las contradicciones de la vida te hagan amargarte y renunciar a tus sueños.

El apóstol Pablo, quien escribió cerca de la mitad de los libros del Nuevo Testamento, hablo acerca de estas frustraciones secretas. Era altamente educado y provenía de una familia de influencia. Dios uso a Pablo de una manera excelente, pero, tan eficaz como era Pablo, tenía una frustración secreta. La llamo “una espina en mi cuerpo”. Los eruditos han debatido si era una condición física, como una enfermedad, un problema emocional, la persecución que soportaba con frecuencia, o las personas que estaban    viniendo constantemente en su contra.

Lo que haya sido esa espina, lo que lo haya estado molestando, Pablo pidió a Dios tres veces para que Él lo removiera; una versión de su palabra dice e que le “suplico” a Dios que se la quitara.  Eso significa que Pablo le dio su mejor argumento. “Dios, te he servido. He hecho mi mejor esfuerzo. He orado por otros, y han sido sanados. Dios, por favor, sáname. Estoy cansado de esta espina, estoy cansado de que la gente me trate mal a causa de ella. Dios, por favor, quítamela”.  Si alguien alguna vez tuvo preferencia, palanca con Dios, ese fue Pablo.  Pero lo interesante es que Dios nunca le quito esa espina.  Pablo escribió en la Biblia que la respuesta de Dios para él fue: Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder se perfecciona en la debilidad” ¿Hay algo que le haya suplicado a Dios que cambie, posiblemente una situación en su salud, sus finanzas, una relación?

Vos has pedido una y otra vez, pero nada ha mejorado; no te estoy diciendo que te rindas y te quedes en ese lugar tenebroso. Lo que te estoy diciendo es que, si Dios no te está cambiando, no permitas que eso le robe tu alegría, no permitas que se amargue tu vida. Dios te ha dado la gracia dc estar allí. La actitud correcta es: “No voy a dejar que esta frustración secreta, esta espina en mi cuerpo, digamos, me frustre más. Dios, yo sé que tu gracia es todo lo que necesito. Tengo el poder de estar aquí con una buena actitud. Creo que en el momento oportuno tú lo cambiaras, pero si nunca cambia; voy a seguir hacienda mi mejor esfuerzo y a honrarte”. 

Vos tenes que decidirte con respecto a lo que te frustra, si ese asunto con tu cónyuge no cambia, si tu salud no mejora, si tenes que soportar a ese jefe gruñón por el resto de tu vida, si tenes que batallar con esa tentación hasta el día que mueras, vos no vas a quejarte, y no lo vas a usar como una excusa para aflojar el paso. Vos vas a conectarte con su gracia. Es suficiente para vos. Eso significa que vos sos bastante capaz de disfrutar tu vida a pesar de estas frustraciones secretas.

Esto es una clave: no te enfoques en las frustraciones, Pablo podía haberse ido por ahí pensando: “Dios, ¿Por qué no me quitas esta espina?” Si te hubieras quedado atorado en los porqués de la vida, nunca habrías cumplido con tu destino. Hacemos lo mismo cuando seguimos preguntándole a Dios por qué no ha cambiado a nuestro hijo o ha hecho que nuestro negocio crezca. La fe es confiar en Dios cuando la vida no tiene sentido.

Si vos vas a alcanzar tu máximo potencial, no podés ser un debilucho, tenes que ser un guerrero. Habrá cosas que no entiendas; cosas que no tengan sentido, pero Dios sabe lo que está haciendo, sus caminos son mejores que nuestros caminos, sus pensamientos son más altos que nuestros pensamientos. Él es el alfarero, y nosotros somos el barro, si debes ser movido él lo quitara, si no afirma tus pies sobre la tierra y pelea la buena batalla de la fe.  Vos tenes la gracia que necesitas para cada situación.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente

¿Ser o Hacer?


Miniatura
Post Anterior

test


You're currently offline