Cuando nos creemos incapaces

Escrito por el 27 agosto, 2019

Tal vez has tenido la oportunidad de conducir un auto de los llamados de “alta gama” y quizás te paso lo mismo que a mí,  al sentarme mire a mi alrededor y vi que los vidrios ya no se levantaban en forma manual, solo hay que oprimir un botón; lo pones en contacto y aparece una pantalla llamada “navegador”, que te va marcando el camino por el que te dirigís, que te sirve para hablar por teléfono, sin necesidad de ponerlo en tu oído para escuchar, “manos libres que le dicen”, y desde ya en pantalla aparece, la temperatura, la hora y la radio que estas sintonizando la cual la manejas desde los botones que están en el volante de conducir, sin necesidad de buscar en los treinta y dos botones o mas que tiene la radio. Además, el pipipipipi de una alarma que me avisaba que no tenía el cinturón puesto, y que no solo termino de sonar al ponérmelo, sino que tenía una puerta abierta y destellaba en el tablero y que no me permitía arrancar el auto si no la cerraba. En fin, tanta tecnología y tantos buenos adelantos que hacen que el auto sea más seguro y yo no lo sabía utilizar Si hubiera leído el manual habría podido disfrutar estas características que tiene un auto de alta gama.

Y eso es lo que ocurre exactamente con nosotros, a veces desaprovechamos que Dios nos haya dotado totalmente de todo lo necesario para nuestro propósito en la vida, no nos damos cuenta de que El nos ha fortalecido para nuestro destino; pero nos olvidamos de leer nuestro manual, su palabra, la Biblia. Pasamos por alto que Dios nos haya hecho aptos para más de lo que nos damos cuenta, nos atascamos creyendo que nos falta algo, o creemos que somos limitados e incapaces porque otros no nos aprueban o no nos aprecian. Y Dios te está diciendo: “No sos incompetente. Te hice así para que puedas correr tu carrera, no sos incapaz. Te hice completo para lo que debes ser y hacer Te hice el mejor para tu destino exclusivo. Sos mi máximo modelo”

Cada uno de nosotros somos como ese auto de “alta gama”, sin embargo ¿Por qué nos creemos inútiles?

Pero a partir del día de hoy quiero que te empieces a ver como alguien totalmente equipado y apto para cumplir su destino, ya que vos sos una persona que ha sido elegida y aprobada por Dios para hacer grandes cosas, a fin de marcar una diferencia en tu mundo y cuanto se pierde el mundo y Dios cuando no nos fortalecemos con las promesas de Él a este respecto. Y todavía hay mucho más que aprender, más que experimentar, hay mucho mas de Dios para cada uno, porque El sigue obrando en vos, ubicándote donde te encuentres, exactamente como siempre ha hecho y cuando la situación se pone más difícil ahí está El, por qué Dios acude al instante. Y eso es precisamente lo que Dios espera, que todos descubramos, que no estamos perdidos para El, que nos ve y nos conoce, y que nos convierte en personas especiales y esto significa que te ha creado como un “alta gama” en medio de un mundo caído.

Dios te provee con todo lo que necesitas para vencer obstáculos y adversidades, y así cumplir tu destino, El te ve como parte vital de su plan, y alla afuera hay personas que necesitan lo que vos tenes para ofrecer.

El nos afirma: “Que dispone de todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito”, y sencillamente te está diciendo: “que estás preparado y diseñado para tu propósito, ya que fuiste elaborado para tu destino y que solo vos la podés cumplir”.

Dios no te da simplemente un propósito y te envía a lo desconocido para que lo lleves a cabo. No, te prepara con lo que vos necesitas, cuando descansas en el, con el fin de que cumplas tu destino, Él está orgulloso de vos y te ama tal como te creo, incluso con lo que no te gusta de vos mismo.

Y quizás tu timidez, por ejemplo, podría simplemente ser el diseño de Dios que te brinda el corazón para llegar a otros que son tímidos con el fin de que se abran y hablen. Tu tendencia a dar batalla podría ser el proyecto de Dios para que puedas soportar grandes ataques en una oficina publica y nunca darte por vencido o consentir en lo malo.

A veces no te das cuenta de que estas hecho, y no ves lo completo que te ha diseñado Dios, otras veces hay personas que dicen cosas acerca tuyo con el fin de hacerte creer incapaz, no capacitado o no calificado para las cosas que Dios ha dicho que estas hecho.

Tal vez has pasado por momentos en los que te has convencido que no estás preparado para hacer algo por Dios, pensabas que no tenias tal o cual característica necesaria y muchas personas en la Biblia también actuaron así, por ejemplo, Moisés creía que no podía hablar con elocuencia, Zaqueo creía que era demasiado pequeño para ser visto por Jesús.

Pero Dios no comete equivocaciones. El ha hecho un maravilloso trabajo en cada uno de nosotros, y hace todo perfecto para el momento oportuno, y a veces el problema no es que carezcamos de algo sino que no nos sentimos calificados o confiados para tal o cual cosa. Y no te das cuenta que Dios te está diciendo que estas calificado porque Él te equipo con todas las cosas necesarias y que no estás solo  porque él vive en vos.

Por ello quiero que comprendas que vos has sido elegido para cumplir tu destino y es Él quien te eligió para tareas específicas, ya que lo ha hecho para que vayas y lleves mucho fruto, quiere decir que sos un embajador de Dios y que te ha dado cosas para que sea lo que sea para lo que te llamo te llenes de alegría en El; y quizás este designada para ser mama, así que pasas la mayor parte de tus días cocinando y alimentando a tu familia, limpiando y cuidando de los tuyos y entonces a tu hijo pequeño le da una rabieta y sentís que perdes la paciencia, pero estas preparada por Dios para manejar esa pequeña tormenta, y entonces te das cuenta que ¡Puedo hacer esto! y te llenas de alegría. O sos un hombre de negocios cansado de trabajar con personas antipáticas y no solo eso sino que estas estresado porque todos tus horario, tiempos están ocupados y justo cuando comenzas a pensar que ya no soportas más; escuchas que Dios te dice en tu oído: “Vos podes lograrlo. Estas marcando la diferencia. Se fiel porque me estas representando”

Debes comprender que cualquier cosa que se te haya asignado hacer es importante porque fuiste elegido y llamado por Dios para ser su representante en la tierra.

Por eso todo lo que hagas o digas hacelo como un representante de Dios dándole gracias con tu fe y esto significa que vos sos las manos, los pies de Dios para hacer su obra en tu casa, en el trabajo o donde quiera que vayas. Así que hazla con todo el corazón, debes ser el mejor que puedas ser en aquello que haces, ya que Dios promete usarte, con todas tus fuerzas y   debilidades, en lo que él se ha propuesto. Nosotros como individuos podemos cambiar nuestro mundo para mejor si estamos dispuestos a cumplir con lo que Dios tiene reservado para nosotros.  Quizás no siempre vean potencial en vos, pero Dios si lo ve, y su aprobación dará paso a su plan para tu vida.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist