Inspiración

Cuáles son los efectos de la queja constante.

today 4

Background
share close

Si tu actitud es la de la queja constante, crearás una especie de filtro; a través del cual solo verás la parte más negativa de las cosas, y dejarás de ver la parte más favorable. Puede que lo bueno de una situación sea mucho mayor que lo malo, pero, si lo que querés es quejarte de algo, sin ninguna duda, siempre encontrarás de qué hacerlo.

Un buen ejemplo de esto, son esas personas a las que, si después de quejarse de algo, le recordás la parte buena. Y ellos contestan eso de, “si, pero….”

Si te centras continuamente en la queja, atraerás todo lo negativo que pase cerca de ti; precisamente porque es a eso a lo que le estás prestando atención. Tendemos a fijarnos en aquello que confirma nuestras creencias. Si es eso en lo que te fijas, eso es lo que tendrás.

La queja genera un estado de ánimo negativo. Como no puede ser de otra manera, estar pendientes de la peor parte de las cosas, provocará rabia, frustración y tristeza como mínimo. De hecho, las personas que se quejan mucho están casi siempre de mal humor y viven en permanente amargura.

Además, quejarnos todo el tiempo, nos produce un gasto de energía que podríamos emplear en otras cosas más provechosas. Como buscar soluciones, por ejemplo. Algunos estudios afirman que la queja afecta negativamente a la salud de nuestro cerebro.

La causa de fondo de las quejas
Por otra parte, una persona que se queja por todo, en el fondo, lo que está haciendo es culpabilizando a otras personas o a las circunstancias, las que sean, de lo que ocurre. Esto hace que, por una parte, ellas se quiten de encima cualquier responsabilidad; y por la otra, que asuman un rol de víctimas.

El objetivo de una víctima es atraer la atención de los demás. Claro que, una persona que funciona de esta manera, termina siendo insoportable para los que le escuchan, pero… no vayas a decírselo, tendría un nuevo motivo para seguir quejándose.

Por eso te proponemos que hagas la prueba; Proba estar unos días sin quejarte por cosas tontas. Cambia la queja por lo que no tenes y lo que salió mal, por el agradecimiento por lo que sí tenes y lo que salió bien. Verás como no te quedará el tiempo para quejarte, ni tampoco las ganas.

Written by:

Rate it

Previous post

Inspiración

1300 veces al año.

1300 veces al año. No son las veces que sonreímos o los abrazos que damos, sino a la cantidad de veces que nos quejamos. Todos los días dedicamos una media de 8 minutos y 46 segundos a quejarnos, lo cual significa que al final del año las quejas habrán ocupado unas 53 horas (más de 2 días) de nuestro tiempo, según reveló una encuesta. Pasamos demasiado tiempo – mucho más […]

today 6

Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0%