Como trabajar la valentia

Escrito por el 25 noviembre, 2020

La palabra de Dios nos dice: “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”.

Antes de comenzar a hablar de los diferentes temores que a menudo tenemos que enfrentar en la vida, creo que es importante hablar de la respuesta a todo temor, sin importar de que clase sea. Solo vencemos el temor creyendo que Dios nos ama incondicionalmente, poniendo nuestra fe en Él, confiando en que Él está con nosotros en todo momento y dejando que eso nos de la seguridad para ser valientes.  Quizá, en lugar de pedir para que nuestros temores se vayan, deberíamos pedir para ser lo suficientemente valientes como para soportarlos y dejarlos atrás. El enemigo nos da el temor, pero Dios nos da la fe, y todo lo que Dios da es siempre más poderoso que lo que el enemigo ofrece. El punto es que aun cuando el temor está presente, si la fe en Dios y la valentía también están presentes derrotaran al temor cada vez.

La valentía no es algo que esperamos sentir antes de ejercitarla, sino una fuerza con la que creemos que estamos equipados porque creemos que Dios está con nosotros. Deberíamos prestar más atención a lo que Dios nos ha dicho en su Palabra que a las mentiras del enemigo. La valentía es lo que nos capacita para mirar a las cosas que tememos y “hacerlas, aunque sea con miedo”.

Todos somos capaces de hacer grandes cosas si vivimos valientemente.

El valor ve la oportunidad e intenta hacer algo en lugar de sentarse pasivamente y no hacer nada y muchas veces existe una línea delgada entre el valor y la necedad, y por supuesto que no estoy promoviendo la necedad, pero a veces debemos al menos estar dispuestos a correr ese riesgo si es que vamos a hacer algo valiente.

En muchas oportunidades nos han dicho que no podemos hacer esto o aquello, pero hemos sentido que Dios quería que lo intentáramos, y lo hicimos e intentamos vivir motivados por lo que sentimos en nuestro corazón, y no por lo que nos dicen otros. Para muchos ha funcionado bien, aunque hemos cometido algunos errores, pero hemos tenido más éxitos que fracasos y eso es lo que recordamos. Debemos reconocer que algunos no estamos súper formados, ni tampoco somos muy creativos, pero hemos trabajado en la fe en Dios y hemos elegido el valor como un medio de vida, y todos podemos hacerlo.

Mira…, cuando Pedro salió de la barca para intentar caminar sobre el agua como Jesús estaba haciendo, seguro de que sintió una mezcla de temor y valor, y el valor venció.

Pero…, fíjate que Pedro no pensó en el hecho de que no podía caminar sobre el agua, simplemente salió y lo intentó. De cierto caminó sobre el agua una corta distancia y luego, cuando vio y pensó en la tormenta, empezó a hundirse.

Ahora bien…, ¿Qué pasa hoy? Simplemente la historia no se repite hoy para que la gente recuerde cómo Pedro se hundió cuando lo intentó; en cambio, lo contamos para recordar que si caminó sobre el agua. Podemos ver por esta historia bíblica que el heroísmo y el valor son recordados y celebrados. Si vos crees que debes hacer algo, ¡hacelo! incluso si sólo obtenes un éxito parcial, todavía vos serás mejor que aquellos que nunca lo intentaron, si lo peor que te puede ocurrir es que fracases; pero si  ni siquiera lo intentas, habrás fracasado ya.

Dios nos dice: “Sean fuertes y valientes. No teman, ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañara; nunca los dejará ni los abandonará”.

La Palabra de Dios está llena de historias de hombres y mujeres que hicieron cosas increíbles por fe, y nunca se nos dice que no sintieran temor, ya que en algunas ocasiones se nos dice claramente que lo sintieron.

Por eso deberás estar dispuesta/o a trabajar con aquellos que tienen temor para ayudarles a vencer sus temores, pero si persisten en ser excesivamente tímidos, tenes que ponerles en una posición donde el valor no sea necesario.

Por ejemplo, supongamos que vos salís de viaje a un país que tiene atentados, problema con los habitantes que se enfrentan entre sí en una guerra sin fin, etc.… un país que tiene un historial de ser peligroso, vas a usar la sabiduría de Dios y no tenes ningún temor a ir, eso si tus compañeros de viaje que va con vos debe también ser valiente.

Debemos mantener un alto nivel de confianza durante todo el proyecto si planeamos tener éxito e incluso si vos has sufrido reveses, no dejes que te llenen de temor.

Entonces…, ¡Sacudite la decepción y toma posiciones de nuevo para la victoria!

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline