Inspiración

¿Como dejar de quejarte para siempre y ser mentalmente ecologico?

today 10

Background
share close

Estas 3 estrategias te ayudarán a ser mentalmente más ecológico y dejar de lanzar quejas tóxicas para siempre.

1. Ignora la fuente

Puedes quejarte todo lo que quieras, pero, las cosas malas en la vida van a seguir sucediendo. Una opción inteligente para evitar que te afecten es simplemente ignorar la fuente (esto también aplica si vives rodeado de gente quejica)

Dirigir tu atención a otra cosa, evita que se desencadene el estrés, el miedo o la ansiedad que afecta tu bienestar.

Piensa en esto: las cosas solo tienen poder en ti porque tú les estás regalando el poder de tu atención.

Estos son algunos ejemplos aplicando la estrategia:

Queja: «Odio que mis hijos dejen todos los juguetes tirados»
Ignora la fuente y cambia tu pensamiento: “Ya casi es hora de mi clase de yoga, que bien”
Queja: «¡No aguanto a mi jefe! Es un pesado»
Ignora la fuente y cambia tu pensamiento: “Me cae tan bien mi compañero de trabajo, es genial siempre me hace reír”
Queja:»Otra vez mi marido dejó la cocina echa un desastre»
Ignora la fuente y cambia tu pensamiento: «Pondré un poco de música y me preparo un café”

2. Cambia tu perspectiva

La vida es caótica y tenemos muy poco control sobre las cosas que nos rodean, pero, tú tienes la decisión: amargarte la vida y quejarte todo lo que puedas, o aprovechar la situación para sonreír y relajarte.

Esta estrategia se trata simplemente en darte cuenta de que estás a punto de quejarte, y tratar de cambiar el sentido a tu frase.

No quiero mentirte, probablemente al inicio sea difícil encontrarle algo bueno a las cosas malas y, es probable, que requieras una buena dosis de imaginación. Sin embargo, entrenar esta habilidad crea nuevas conexiones neuronales en tu cerebro, lo que se traduce en más creatividad y una mayor capacidad para resolver problemas en el futuro.

Te explico por qué esta estrategia funciona de maravilla:

Se ha visto que quejarte demasiado te pone en “modo alerta”, tu cerebro vigilante está en la búsqueda de cualquier amenaza (real o imaginaria), y entonces las quejas aparecen en espiral, sin control y muchas veces sin sentido. Por eso, encontrarle el lado bueno al asunto relaja a tu cerebro, te da tranquilidad, y te pone de buenas.

Para hacerlo más fácil solo recuerda algo por lo que estés agradecido, o una expectativa optimista que tengas en torno a esa situación.

Estos son algunos ejemplos:

Queja: Formarse en el banco puede es una pérdida de tiempo…
Nuevo sentido más positivo: Por lo menos puedo aprovechar y avanzar con el libro que me compre
Queja: Ufff estas cenas con la suegra de cada domingo…
Nuevo sentido más positivo: Es bonito ver a mi familia reunida y la comida de hoy está riquísima
Queja: Maldita lluvia, me chocan los días grises
Nuevo sentido más positivo: Bueno… ya no tengo que regar las plantas (una tarea menos y más tiempo para mí)
Queja: Otra vez es Lunes ¡qué sueño tengo!…
Nuevo sentido más positivo: Que bien me la pase este fin de semana
Queja: Como siempre el tráfico de la tarde está terrible
Nuevo sentido más positivo: Mira que lindo atardecer / pondré un poco de música inspiradora.

3. Crea una queja ecológica

Es cierto que muchas quejas se tratan de aportaciones y pensamientos realistas que tienen la finalidad de aportar algo bueno, o cambiar algo para mejorar. Por eso, no todas las quejas son malas, a veces, simplemente están disfrazadas de soluciones.

Se trata de pensar: ”Sí, esto es una mierda, pero, ¿cuál es la lección? ¿hay algo que pueda hacer para solucionar el problema? ¿hay algo que puedo aportar para mejorar la situación?”

Si algo te genera incomodidad, enojo, o frustración, entonces lanza tu queja pero, incluye una solución, una idea para mejorar, una reflexión o una enseñanza. De esta forma tu queja es ecológica: le aporta algo a la gente de tu alrededor (y no contaminas).

Estos son algunos ejemplos:

Queja: Odio el tráfico de las mañanas me pone de malas
Queja ecológica: Debería de proponer con mis compañeros de la oficina hacer turnos como conductores
Queja: Nunca me alcanza el dinero, y estoy a tope de deudas
Queja ecológica: Voy a empezar a guardar mis tickets y recibos de compra para, por lo menos, ver a dónde se va mi quincena
Queja: Estoy cansado de pelear con mi pareja
Queja ecológica: Pensando un poco, es cierto que tengo que mejorar mi tono de voz
Queja: Estos políticos que no hacen bien su trabajo
Queja ecológica: Si yo fuera presidente haría….

Último y rápido tip: MEDITA

Meditar es como llevar a tus pensamientos y emociones al spa.

Este hábito saludable de concentrarte en tu respiración y no interactuar con tus pensamientos, se convierte en la mejor estrategia para prevenir quejarte en el futuro.

Unos minutos de meditación al día entrena tu capacidad para no reaccionar tan bruscamente frente a las situaciones de la vida.

Written by:

Rate it

Previous post

Inspiración

Estrategias que funcionan para tratar con los quejosos.

Si se da cuenta de que se queja demasiado, puede esforzarse para ser más consciente. Es más difícil cuando tiene la esperanza de eliminar ese hábito en otro y hacer su vida menos estresante, pero hay algunas estrategias: Cambie de tema: Algunos quejosos pueden cambiar fácilmente de tema si se lleva la conversación en una dirección que sea de su interés. Si se está quejando sobre la compañía de teléfono, […]

today 7

Post comments (0)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0%