Centrado en nuestras expectativas

Escrito por el 6 septiembre, 2020

Nuestras expectativas son las que establecen los límites para nuestras vidas, ya que, si vos esperas poco, recibirás poco y si no esperas que las cosas mejoren, entonces no mejorarán. Pero si estas esperando, más cosas buenas, un ascenso y un aumento, entonces vos veras nuevos niveles de favor y éxito.

Para ello cada mañana cuando te despiertes, tendrías que declarar: “Algo bueno me va a pasar hoy”, ya que sos vos quien debe establecer la forma que queres comenzar cada día y entonces durante todo el día deberías tener esa actitud de estar expectante.  Y si observas a tu alrededor vas a poder comprobar que muchas personas van casi arrastrándose, pensando: “Nunca me pasa nada bueno”. En vez de eso, empeza a buscar cosas buenas y a esperar estar en el lugar correcto en el momento justo, esperando que tus sueños se cumplan, esperando ser un ganador y no entres a un lugar pensando que no le vas a caer bien a la gente, no entres a un negocio pensando que no vas a encontrar lo que necesitas o no hagas una entrevista de trabajo pensando en que no te van a dar el empleo.

Siempre tus expectativas son tu fe en acción y cuando vos anticipas cosas buenas, entonces vos estas desatando tu fe y eso es lo que permite que sucedan esas cosas buenas. Por eso tus expectativas trabajan en las dos direcciones, si te levantas por la mañana y esperas que sea un día aburrido, no espera cosas buenas, y espera que la gente sea antipática, entonces eso es lo que experimentaras. Tu fe está funcionando, el problema es que vos la estas usando en la dirección equivocada.

No permitas que las expectativas negativas limiten tu vida, no quieras anticipar demasiado, así si las cosas no pasan, no te decepcionaras. Esa no es forma do vivir, ya que, si no estás esperando aumento, promoción o cosas buenas, no estás desatando tu fe. Y es la fe la que hace que Dios actué.

Por eso, hay nuevos caminos que recorrer, nuevos horizontes que explorar, no dejes que tus decepciones roben tu pasión, no dejes que la forma en que alguien te trato amargue tu vida. Dios sigue en control. Puede que no haya sucedido en el pasado, pero puede suceder en el futuro.

Dibuja una línea en la arena y deci: “Hasta aquí. He terminado con las   expectativas bajas. No me voy a conformar con la mediocridad. Anticipo niveles más altos, aumento y ascenso.  Anticipo bendiciones que me encontraran. Anticipo que este año será mi mejor año hasta ahora”.  Si vos elevas tu nivel de expectativa, Dios te llevara a lugares que vos nunca has soñado. El abrirá puertas que ningún hombre puede cerrar. Él te ayudara a vencer los obstáculos que parecerán insuperables y vos veras la bondad de formas sorprendentes.

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline