Breve charla sobre el temor

Escrito por el 26 junio, 2019

Uno de los muchos beneficios que recibimos los creyentes en Jesucristo como herencia espiritual es la libertad que tenemos sobre el temor. Aunque tengamos miedo, sabemos que podemos proceder, porque Dios estará con nosotros para protegernos. Él nos ayudara ira delante de nosotros para pelear la batalla y librarnos, dándonos la Victoria mientras le obedecemos.  Si sentís que no has disfrutado de algunas cosas en tu vida a causa del temor, vos podés aprender a controlar y vencer el temor, y comenzar a experimentar la vida abundante que Dios te tiene preparada.

“Se fuerte, se valiente. No temas delante de ellos, porque el Señor tu Dios estará contigo, no te dejará, ni te abandonará.”

Como vemos el mensaje dice que: “No temas, porque yo, tu Dios, estoy contigo”, se expresa de muchas maneras a través de la Biblia. Dios no quiere que temamos, porque el temor nos impide recibir y hacer todas las cosas que Él ha planificado para nosotros. Él nos ama, Él quiere bendecirnos, y Él ha provisto maneras para que no sientamos temor.  Podemos ver en el siguiente pasaje bíblico que nosotros, los que creemos en Jesucristo, no debemos de temerle a las cosas que los incrédulos, los que no creen, le temen. Dios no quiere que le temamos a estas cosas.

“El Señor me tomo fuertemente con su mano y me advirtió que no siguiera el camino de esta gente. Me dijo: no llamen ustedes conspiración a todo lo que este pueblo llama conspiración. No se asusten, ni tengan miedo por todo lo que a ellos les da miedo. Al Señor todopoderoso es a quien hay que tener por santo; a él es a quien hay que temer, hay que tener miedo en su presencia”

En su Palabra, Dios nos dice que podemos vivir victoriosos, fuertes en El y en el poder de su fuerza. Él nos ha prometido que nunca nos dejara ni nos desamparara, sin importar lo que suceda. Todos hemos experimentado el dar un paso de fe, y solamente de pensar en eso, sentimos que el temor empieza a surgir, y tenemos que entender que la fuente del temor es el enemigo. Dice en su palabra: “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en si castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”.

El enemigo envía el temor para tratar de atormentarnos, hacernos dudar y sentir miserables, hasta el punto de frenar la obra que Dios quiere que hagamos, y dejar de recibir todas las cosas que Dios tiene para nosotros.  Podemos vivir sin temor cuando desarrollamos nuestra fe en lo que Dios ya ha dicho en su Palabra. Por ejemplo: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

Necesitamos aprender y confesar en voz alta versículos como los que menciono previamente y los que están al final, debemos tomar la Palabra como se toma un vaso de agua cuando tenemos sed.

Cuando abrimos nuestra boca y confesamos lo que el Señor dice acerca de nosotros, la Palabra de Dios nos dará poder para vencer el temor que nos atormenta y nos paraliza.  Y esta es la confianza que tenemos en El, que, si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos los pedidos que le hayamos hecho.

La confesión de la Palabra de Dios, tiene poder, cuando el miedo o la duda nos hacen evitar la confrontación de algún asunto en nuestra vida, lo que debemos hacer es orar y pedirle a Dios que haga por nosotros lo que Él ha prometido en su Palabra: “ir delante de nosotros y preparar el camino”. Por ejemplo, cuando nos enfrentemos a una entrevista de trabajo, en vez de atemorizarnos de que vamos a dar una mala impresión, le debemos pedir al Señor que esté con nosotros y que prepare el camino para que nos podamos presentar de la mejor manera posible. Entonces podemos confiar que, no importa lo que pase, va a ser para nuestro bien, de acuerdo con la perfecta voluntad de Dios para nuestra vida.

“Un día el Señor le dijo Abram: Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y de tus parientes, para ir a la tierra que te voy a mostrar”.

¿Cómo te sentirías si Dios te hubiera dicho que dejaras tu casa, tus parientes y todo lo que es familiar y cómodo para vos, y salieras hacia un lugar incierto? ¿Tendrías temor?

Eso es precisamente el reto que Abram confronto en este pasaje bíblico y le dio temor. Por eso, el Señor le decía constantemente “No temas”.  Ese es el mismo mensaje que Él le dio a Josué cuando lo llamo para que dirigiera al pueblo de Israel a ocupar la tierra prometida la cual le iba a dar como herencia. Aquel que va a hacer algo para Dios va a oír al Señor decir repetidamente: “No temas”.

En muchas ocasiones pensamos que debemos esperar para hacer algo hasta que no tengamos temor. Si hacemos eso, posiblemente sean pocas las cosas que lograremos para Dios, para los demás o para nosotros mismos. Tanto Abram como Josué tuvieron que dar un paso de fe, con miedo, y obedecer a Dios haciendo lo que Él les había ordenado.

Moisés les contesto: “No tengan miedo. Manténganse firmes y fíjense en lo que el Señor va hacer hoy para salvarlos”

Lo que podemos percibir acá es que Dios me estaba diciendo que la frase “No temas” simplemente significa “No corras”. La solución al temor es igualmente sencilla; cuando enfrentamos el temor, en vez de arrodillarnos ante él, deberíamos enfrentarnos firmemente en su contra y hacer aquello que tememos.

Eso es precisamente lo que Dios dice en su Palabra que hagamos, aun cuando nuestras rodillas estén temblando, nuestra boca se seque y sientamos que vamos a desmayarnos, tenemos que seguir diciendo: “Señor fortaléceme. Esto es lo que me dijiste que hiciera y con tu ayuda lo voy a hacer porque es tu voluntad para mí. Quiero que mi vida sea dirigida por tu Palabra y no por el temor”.

El temor no es algo que podemos hacer desaparecer como un acto de magia. El temor debe ser enfrentado y tratado con y de acuerdo a la Palabra de Dios.  Hay ocasiones en que la gente es liberada maravillosamente del amor a través de la oración. No hay duda sobre eso, porque servimos a un Dios de milagros.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist