Bajo tus pies

Escrito por el 28 septiembre, 2020

Tal vez vos pienses ¿Cómo me dice usted que hay que poner la adversidad bajo los pies? …, claro porque en libro de Corintios Dios habla de: “Dios pondrá todas las cosas bajo sus pies” y fíjate que acá cuando la Biblia dice: “Dios puso todo bajo su dominio”, la palabra “todo” no incluye a Dios, porque es Dios quien puso todo bajo la autoridad de Cristo.

Ahora bien, aclarado este asunto de los pies, la manera en que vemos nuestras dificultades con frecuencia determinara si salimos de ellas y cuando enfrentamos desafíos y las cosas vienen en nuestra contra, es fácil quedar abrumados y comenzar a pensar: “Esto nunca va a funcionar. Voy a tener que aprender a ir tras ello”. Muchas personas se conforman con la mediocridad, pero si vos vas a vivir en victoria, vas a tener que ver cada enfermedad, cada obstáculo y cada tentación como que están bajo tus pies. Estas cosas no son un rival para vos y no te van a detener de alcanzar tu destino, pues ya han sido derrotadas y es solo cuestión de tiempo antes de ponerlas en práctica.

Si vos ves un desafío como demasiado grande y decís: “Nunca voy a romper esta adicción. Mi hijo jamás se va a enderezar.  Esta enfermedad va a ser mi fin”, vos te vas a sentir débil, desanimado e intimidado. Ya que vos vas a atraer temor, preocupación y duda. Este tipo de pensamiento no solo te empuja hacia abajo, sino que detiene a Dios de seguir obrando, vos tenes que cambiar tu perspectiva.

Si Dios está con vos, ¿Quién se atreverá a estar en tu contra? Por eso…, comenza a poner las cosas bajo tus pies, Dios nos dijo: “Les he dado autoridad sobre todos los poderes del enemigo; pueden caminar y aplastarlos”. Pensa en esa palabra aplastar, si vos ves estos obstáculos como estando bajo tus pies, como ya derrotados, un nuevo valor se va a levantar en vos, tu fe activara el poder de Dios en una nueva manera.

Amigo, amiga, conoce cada batalla que vos vas enfrentar, incluyendo cada tentación y cada obstáculo, El no solamente te ha puesto debajo de tus pies, sino que te ha armado con su fuerza para esa batalla, ya te ha equipado.

Entonces…, deja de decirte a vos mismo: “Esto es demasiado. No puedo manejarlo”. La fuerza más grande del universo está soplando en tu dirección, conéctate con ese poder y comenza a declarar: “Soy bastante capaz. Todo lo puedo en Cristo. Soy fuerte en el Señor”. Cuando vos haces esto, algo está sucediendo en tu interior, vos te estás fortaleciendo y tu sistema invulnerable va a funcionar mejor, vas a tener más energía y tomaras mejores decisiones.

Probablemente necesites comenzar a poner cosas bajo tus pies, ya que vos estas permitiendo que ese problema te preocupe o que te mantenga despierto por la noche. Pero Dios te está diciendo: “Yo voy a  pelear tus batallas, pero me las tienes que dar”. Volve a ese lugar de paz y no permitas que las personas o las circunstancias te hagan enojar. Si alguien no está haciendo bien hacia vos, permití que Dios sea tu defensor. Él sabe cómo dar una solución a tus ofensas.

Recuerda que cuando le hables a esa enfermedad, a ese obstáculo o a esa depresión, como un acto de fe, hace lo que hacía David y míralo debajo tuyo. No es rival para vos. Si vos ves estos obstáculos como estando debajo de tus pies, Dios promete que pondrá a tus enemigos como estrado de tus pies y en lugar de ser una piedra que hace tropezar, será un peldaño. Vos vencerás cada obstáculo, derrotaras cada enemigo y te convertirás en todo lo que Dios diseño para que vos fueras.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background

You're currently offline