El iceberg mas grande del mundo se ha fragmentado

Escrito por el 19 mayo, 2020

Meteored.com.ar

El iceberg más grande del mundo se ha fragmentado

El iceberg A68 es el más grande del mundo, y se encuentra a la deriva al limite de las aguas del Océano Antártico. A mediados de abril perdió parte de su masa de hielo para formar el iceberg A68-C. Te contamos qué está sucediendo.

Nombrado A68, el actual iceberg más grande del mundo inició su historia en julio de 2017 cuando se desprendió de la plataforma de hielo Larsen C, ubicada en la parte oriental de la Península Antártica.

Investigadores de la NASA estiman que la fractura en Larsen C que formó el A68 comenzó a abrirse a principios de noviembre de 2016. Después de la separación, el gigantesco A68 con aproximadamente 6,000 km² perdió una pequeña parte de su masa de hielo, originando el A68B (actualmente pequeño y cerca del extremo norte de la Península Antártica). A pesar de la inmensa área del A68, inicialmente el iceberg tenía 200m de espesor.

Desde entonces, la circulación atmosférica y el Giro de Weddell, una corriente marina en el mar de Weddell, han movido el enorme iceberg A68 hacia el norte. Las fragmentaciones de los últimos dos años han reducido su tamaño a ~ 5,800 km², equivalente a mas de 28 veces el área de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En enero de este año, la reducción estacional del hielo marino en el mar de Weddell liberó el A68 hacia el océano abierto. Los científicos dicen que no se mantendrá por mucho más tiempo, ya que el iceberg está llegando a una región de aguas picadas en el Océano Antártico.

“Me sorprende que las olas del océano aún no hayan convertido el A68 en cubitos de hielo. Tiene una proporción entre el área y el espesor equivalente a cuatro láminas de sulfito apiladas”, dijo el glaciólogo Adrian Luckman, de la Universidad de Swansea, en Reino Unido.

Última fragmentación del A68
Antes de su última fragmentación, las imágenes de satélite mostraron una rotación en sentido antihorario del A68 durante el último mes. Sin embargo, el colapso que dio lugar al A68-C ocurrió el 23 de abril, y el nuevo bloque de hielo también giró en sentido antihorario en los días siguientes.

La formación del A68-C el 23 de abril probablemente tuvo una contribución atmosférica. Entre los días 22 y el 23, un sistema de baja presión se movió hacia el este en las latitudes del iceberg. Los vientos del sur con una velocidad promedio de 50 km/h y ráfagas superiores a 70 km/h soplaron perpendicularmente al bloque de hielo A68.

A principios de mayo, ambos icebergs están a la deriva en las aguas heladas del Océano Antártico, pero muy cerca del límite con el océano abierto (aguas más cálidas del Atlántico Sur). Se encuentran aproximadamente a 80 km al norte del hielo marino en el mar de Weddell. El imponente A68 sigue siendo grande, con un área de ~ 4,700 km².

Meteored.com.ar

Año récord en reducción de la capa de hielo en Groenlandia

Groenlandia tiene una de las capas de hielo continental más grandes del mundo. Junto con la disminución de muchos glaciares en todo el planeta, esta enorme extensión de hielo siente los efectos del cambio climático.

La capa de hielo de Groenlandia probablemente se redujo en una cantidad récord el año pasado. Un nuevo estudio, publicado en la revista Cryosphere, encontró que a pesar de la gran cantidad de fusión, las temperaturas no fueron tan altas como en el último gran evento de contracción, en 2012.

La capa de hielo de Groenlandia es de vital importancia para el aumento del nivel del mar. En el Ártico, gran parte del hielo se encuentra flotando en el océano, con la mayor parte de los icebergs permaneciendo debajo de la superficie. Esto significa que, cuando se derrite, la pérdida de hielo bajo el agua contrarresta el aumento del agua y el nivel del mar permanece igual. La capa de hielo de Groenlandia (y la mayoría del hielo antártico) está en tierra, por lo que cada gota de hielo derretido que fluye por los ríos hacia el mar contribuye al aumento del nivel del mar. Si se derritiera toda la capa de hielo de Groenlandia, el nivel del mar aumentaría alrededor de 7 metros.

Impactos climáticos
El estudio midió el hielo en Groenlandia y la Antártida y descubrió que entre 2003 y 2019, se perdieron un total de 5.088 gigatoneladas de hielo de las capas de hielo. Una gota de hielo es suficiente para llenar 400,000 piscinas olímpicas.

Este evento de fusión en Groenlandia muestra que el cambio climático no se trata solo del aumento de la temperatura media. También, puede haber efectos locales debido a cambios en los patrones climáticos. Y en el verano de 2019, los patrones climáticos en Groenlandia fueron particularmente anormales.

El gran cambio se debió a la corriente en chorro y los sistemas de presión. En el verano de 2019, la corriente en chorro serpenteó mucho más de lo habitual y Groenlandia experimentó presiones altas mucho más frecuentemente. Esto trajo un poco de aire más cálido desde el sur, pero las altas presiones tuvieron otro impacto, aportando condiciones soleadas y clima estable a Groenlandia.

Menor cobertura nubosa y mayor presencia de sol tuvo dos impactos profundos sobre la capa de hielo de Groenlandia. Como se puede imaginar, el sol que brilla en la superficie calienta el hielo y contribuye al derretimiento. Pero un segundo efecto también fue importante. Con menos nubes, no nevaba con tanta frecuencia.

Una visión más oscura
La nieve fresca repone el hielo y generalmente vuelve a recubrir la superficie rocosa oscura de Groenlandia con un blanco brillante. Además, si es el hielo el que se oscurece por una capa de contaminación, la nieve nueva lo volverá a iluminar. Dado que hubo menos nieve, la superficie de Groenlandia se volvió significativamente más oscura de lo habitual.

De la misma manera que un automóvil negro se calienta más que un automóvil blanco al sol, la superficie inusualmente oscura de Groenlandia absorbió mayor cantidad de radiación (disminuyendo el albedo), causando aún más derretimiento del hielo. Por supuesto, cuando se derrite más hielo, expone más rocas oscuras, generando una fusión cada vez mayor.

Este fue el efecto adicional que contribuyó a que 2019 fuera un año récord para la pérdida de la capa de hielo de Groenlandia. En climatología, llamamos a esto una retroalimentación positiva o feedback positivo. Un pequeño cambio tiene un impacto que hace que el cambio crezca en magnitud, generando un cambio cada vez más grande.

Estos feedbacks positivos son algunas de las razones por las cuales el cambio climático podría tener un impacto mucho mayor en algunas partes específicas del mundo que en otras. Este estudio estima que la capa de hielo se redujo en 320 mil millones de toneladas durante 2019. Probablemente sea incluso más que el récord anterior de 310 mil millones de toneladas, aunque existe una incertidumbre del 10% en los números.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline