5 buenas razones para no saltar la hora de la merienda

Escrito por el 12 agosto, 2020

ALIMENTACIÓN

5 buenas razones para no saltar la hora de la merienda

Por SELECCIONES

La comida de la tarde es sumamente importante y debería representar el 15 por ciento del aporte energético de todo el día.

¿La merienda lo lleva a su infancia, a la hora de la leche? Seguramente sea así, pero no tiene que quedar allí.
De las cuatro “grandes” comidas del día, la merienda es quizás a la que menos importancia se le brinda. O porque nos encuentra trabajando, o volviendo a casa, o mirando la televisión, lo cierto es que muchos la pasan por alto, sin tener en cuenta su relevancia: en definitiva la merienda nos permite llegar a la cena sin la ansiedad de querer comernos todo lo que hay cuando nos sentamos a la mesa.
Es una recarga de energía para poder continuar el día de manera saludable.
Cuando hablamos de “pasar por alto”, nos referimos a que es necesario tener el correcto hábito de merendar y no de “comer algo” para saciar el hambre porque allí es cuando caemos en la ingesta de alimentos grasosos (bizcochos, galletitas, snacks) que solo aumenta el colesterol y triglicéridos y no genera saciedad por lo que, al poco tiempo, sentimos hambre de vuelta y así comienza el círculo vicioso del aumento de peso más hábitos poco saludables.

También te puede interesar: 4 recetas saludables para el desayuno y la merienda

Para que la merienda sea una ventaja en su alimentación, tenga en cuenta:

  1. No saltee la meriendaya que entre el almuerzo y la cena quedarían muchas horas de ayuno. Esto jugará en contra a la hora de la cena: va a ingerir más calorías y de menor calidad, que si se alimenta por la tarde.
    2. Intente alejar a la merienda lo suficiente tanto del almuerzo como de la cena, así respetará los procesos digestivos del organismo y no se sentirá pesado.
    3. Preste atención con el tipo de alimentos que incluye en su merienda y a las porciones. Prefiera alimentos con fibra, hidratos y proteína como un sándwich de pan árabe integral con una rodaja de queso magro y una rodaja de tomate, o un yogur con almendras y fruta fresca.
    4. Evite el picoteo. Por la tarde, se suele comer lo que se tiene a mano para paliar el hambre. Tremendo error. Así como planea su almuerzo o cena, haga lo mismo con la merienda.
    5. La merienda ayuda a controlar el peso, ya que calma el apetito y brinda saciedad.

Algunas ideas saludables para merendar

  • Infusión (té, café, mate, jugo de naranja) + tostada con queso descremado
    ● Yogur descremado con cereales + frutas frescas
    ● Vaso de licuado de banana (con edulcorante y leche descremada)

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background

You're currently offline