10 formas de esconder cualquier cosa

Escrito por el julio 14, 2021

10 formas de esconder cualquier cosa

Este artículo no está pensado para sugerirle cómo infringir la ley; más bien, el objetivo es ayudarlo a conservar algo de dignidad en un mundo que quiere sacar todo a la luz. Le sugerimos algunas ideas para que pueda esconder cosas o esconderse usted mismo detrás de un árbol.

1. Problemas en la cocina

  • Pasta demasiado cocida: Póngala en agua helada o déjela bajo un chorro de agua fría durante unos minutos para detener el proceso de cocción y contraer el almidón. Después vuelva a calentarla en salsa de tomate: el ácido la mejorará aún más.
  • Bife arrebatado: Depende del color con que se mire, afirma John DeShetler, profesor y cocinero. Úntelo con una mezcla de morrón y ajo y preséntelo como “ennegrecido”. O córtelo en tiras para usarlo con papas, ensaladas o fajitas.
  • Sopa demasiado salada: Para aclarar las sopas agregue pasta cruda o una papa pelada cruda a la cazuela. El almidón absorberá buena parte de la sal. Retire la pasta o la papa transcurridos 15 ó 20 minutos.
  • Pescado seco: Úntelo con una mezcla de limón y manteca, a continuación rocíelo con cilantro o alguna especia. La salsa agregaría frescura y las hierbas “frescas” de este tipo le darán más sabor.
  • Verduras demasiado cocidas: Enfríelas tan pronto como sea posible en agua helada, del mismo modo que la pasta. A continuación vuelva a calentarlas brevemente en caldo caliente y añada un chorro de limón, lima o incluso naranja antes de servir.
  • Pan duro: Humedezca los dedos y páselos por el pan, después colóquelo en el microondas dentro de una bolsa durante no más de cinco segundos o envuélvalo en papel de aluminio y caliéntelo en el horno convencional a 250 grados durante diez minutos.
  • Verduras pasadas: Colóquelas brevemente en un recipiente con agua muy fría (sin hielo porque estropearía las hojas), envuélvalas en un paño húmedo y póngalas en la heladera.
  • Fruta demasiado madura: Cuando esté demasiado pasada incluso para hacer una ensalada de fruta, utilícela para licuados, purés, mermeladas o helados.

2. Unos kilos de más

Según Stacy London, reconocida critica de moda de los premios Oscar, es fácil parecer 5 ó 7 kilos más delgada siguiendo esta “dieta de la ropa”.

  • Descarte la ropa suelta: “Es frecuente pensar que la ropa suelta lo hace parecer más delgado/a”, afirma London.
    “Al contrario, lleve ropa de tu talle, pero no demasiado apretada”. De hecho, una buena modista puede ser su mejor aliada, y hacer de un simple traje  otro completamente distinto. ­ “El corte es incluso más importante que los colores oscuros cuando se trata de parecer más delgado/a”, agrega.
  • Una buena base: “Una ropa interior que siente bien lo hará parecer más delgado/a”, asegura London. Así que supere sus miedos hacia las medias reductoras y otros adelgazantes. Una gran variedad de estos productos, incluyendo corpiños que eliminan pliegues de grasa de la espalda. Los hombres también se pueden beneficiar de estas tecnologías poniéndose camisetas reductoras. (“Asegúrese simplemente que sea cómoda y que no apriete demasiado”, indica London).
  • Divida su figura en dos: Puede sonar ilógico, pero si usted tiene un poco de panza o un buen estómago, la mejor táctica es ponerse un cinturón que la cruce. Ni demasiado alto (hace parecer mayor), ni demasiado bajo (hace parecer desaliñado), sino justo en el centro. “Da la sensación de un tronco más corto y unas piernas más largas”, explica London, “lo que le hace parecer más alto/a y más flaco/a”. La misma lógica paralas camisas. En vez de usarlas a la altura de los muslos, hágalo a la altura de las caderas (o más arriba) para mantener la línea de la pierna estilizada.
  • Sáquese provecho: Si no está conforme de la cintura para abajo, no lleve pulseras o anillos dorados que puedan llamar la atención cuando tenga los brazos hacia abajo. Por el contrario, póngase un collar atrevido o aros que llamen la atención sobre su parte ­superior. Un buen abrigo: Es una buena inversión para aquellas mujeres u hombres que quieran disimular la panza, las caderas o los ‘rollitos’. “Elija uno que le llegue por encima de la rodilla y esté cortado desde los hombros”, aconseja London. “Después llévelo abierto con el fin de trazar una firme línea vertical de arriba abajo. El saco reducirá visualmente sus partes más anchas y ofrecerá la imagen de una buena figura.”

3. Unos años de más

Las mujeres no tienen que recurrir a las inyecciones de Botox o a la cirugía plástica para parecer más jóvenes. Según Bobbi Brown, autor del Manual de Maquillaje de Bobbi Brown, pueden hacerse a sí mismas un “lifting con el maquillaje”. Aunque las cremas hidratantes, la base, el rubor, la sombra y el delineador de ojos juegan todos un papel importante, afirma Brown, el corrector de ojeras es clave. Elija un tono amarillo, es decir uno o dos tonos más claro que la base. (Si no está muy segura, póngase varias muestras en la mejilla y mírese en el espejo con luz natural; el que desaparezca es el ideal para usted). Aplique el corrector sobre la línea inferior de las pestañas y en el rabillo interno de cada ojo utilizando un cepillo de cabeza chica con cerdas firmes.

4. Su rastro en internet

Internet es una herramienta maravillosa para los usuarios y también para aquellos “amigos de los ajeno” que desean sacar provecho de nuestra información. Por eso es aconsejable seguir algunos consejos para evitar que estas personas inescrupulosas puedan hacer uso de su información privada para utilizarla en su contra o cometer delitos.

Cristian Borguello, experto en seguridad informática y director de Segu-info (www.segu-info.com.ar) brinda algunos “trucos” para proteger y ocultar información que no debe ser publicada.

  • Cuando envíe correos electrónicos a muchas personas hágalo con Copia Oculta (CCO o CCC) y de este modo ninguna de las personas copiadas verá las direcciones de correo electrónico de las demás. Con esto se evita el robo de direcciones, lo cual es muy común en el caso de cadenas de correo”.
  • “En las redes sociales se debe configurar la cuenta de forma tal de evitar que cualquier persona pueda ver información no pública (dirección física, teléfonos, relaciones, fotos privadas, horarios, números de tarjeta, etc). También para evitar indeseables, es posible filtrar perfiles (exceptuar), grupos o páginas con los cuales no se desea tener contacto y con ello no se recibirán invitaciones de esos perfiles. Todas estas posibilidades pueden configurarse desde las opciones de la cuenta de cualquier red social conocida”.
  • “Para los delincuentes es sencillo ocultar una dirección de un sitio web dañino en un correo electrónico y como usuarios también es sencillo detectar estas direcciones prestando atención y jamás ingresando a un sitio web desde un correo electrónico, para evitar ataques conocidos como Phishing”.
  • “Con respecto a las imágenes, si alguien etiqueta (tag) una foto en la que aparecemos y no nos consultan al respecto, es posible eliminar esa etiqueta desde las opciones de la  misma foto. Además, algunas aplicaciones (por ejemplo en Facebook) solicitan que se publique todo el perfil para acceder a la misma; se debe evitar utilizar este tipo de aplicaciones ya que puede comprometer la privacidad del usuario”.
  • “Por último en el caso de redes de microblogging (como Twitter o Jaiku) es posible configurar la cuenta para que sólo los usuarios que siguen nuestro perfil puedan visualizarlos y proteger los mismos de cualquier otra persona.

En conclusión, hay cientos de formas de abusar de los recursos disponibles en Internet pero también existen formas de ocultar y proteger aquello que no debe ser publicado.

5. Mal aliento

En vez de mordisquear una ramita de perejil o la piel de un limón, tome una taza de té negro o verde. Según la doctora Christine Wu, organizadora en 2007 de la conferencia de la Sociedad Internacional para la Investigación sobre el Mal Aliento, el té verde en particular contiene altos niveles de catechinas que “químicamente envuelven los compuestos de aliento maloliente y los enmascara”. Para lograr un efecto aún mayor, beba el té sin azúcar y manténgalo en la boca un rato antes de tragarlo. Cuando no pueda tomar té, mastique un chicle de canela durante 20 minutos. El equipo de investigación de Wu descubrió que el chicle elimina el 50 por ciento de las bacterias del mal aliento.

6. Ansiedad para hablar en público

“Mi mujer tiene por costumbre interrumpirme cuando estoy tratando de contar algo en familia. Corrige alguna fecha, o agrega algo suyo. Esa inveterada costumbre me influenció para que, en el afán de respetar mi discurso, trate de quedarme la mayor parte del tiempo callado cuando hablo”, cuenta el humorista, actor y libretista Juan Carlos Mesa, emblema de sonrisas. “Recuerdo que Juan Verdaguer, cierta vez que debía improvisar unas palabras agradeciendo una distinción, comenzó diciendo: ‘estoy ansioso por saber qué voy a decir’. No es fácil superar la ansiedad antes de hablar en público. No es de gente civilizada practicar el rinraje, o sea, decir “señoras y señores” y salir corriendo.

Tampoco resultaría comenzar por el final para evitar el desarrollo, porque empezar con un “damas y caballeros”, y a continuación agregar “eso es todo”, dejaría a todos en ascuas.

Para ocultar la ansiedad aconsejo recordar a Gracián: ser breve. O evocar al personaje de Alberto Irízar con aquella genial definición: “Yo antes de hablar, quisiera decir dos palabras”.

7. Esas manchas inoportunas

Además de ser odiosas, las manchas suelen ser inoportunas: nos dirigimos camino a un encuentro importante y ¡zas!… nos sorprende una mancha. No desespere, aquí le contamos algunos trucos para ocultarlas hasta que llegue a su lavarropas.

Si actúa con rapidez, las manchas de grasa pueden ser fácilmente absorbidas por talco para bebés. También las manchas de tinta se pueden eliminar sencillamente aplicando un poco de alcohol sobre la zona. El alcohol afloja la tinta que luego de un lavado con agua tibia desaparece por completo.

Llegó temprano a una reunión, entonces decide tomarse un café y sin querer se vuelca un poco en la camisa. Antes de salir corriendo al baño piense en este consejo: eche un chorrito de una gaseosa transparente, como por ejemplo, Sprite, 7 UP o soda y enjuague con agua limpia: la mancha desaparecerá. Los especialistas explican que el gas ayuda a que el café derramado suba a la superficie y así sea más fácil de limpiar. *

8. Rayones y golpes en sus muebles

Tus padres se fueron a pasar un fin de semana afuera y pensaste en hacer una numerosa reunión con amigos. Al día siguiente notas que algunos muebles sufrieron golpes y rayones y tus papás están por llegar. ¿Qué hacer?

Si la raya es superficial, la cera para muebles debería quitarla y devolver el lustre al acabado. Si el rayón es más profundo, entonces pruebe con pomada para zapatos de un color similar al de la madera, o bien, frotando con la parte comestible de una nuez u otra fruta seca aceitosa.

Mal que les pese a los lustradores de muebles, los golpes tampoco son un obstáculo insuperable. Basta con quitar el acabado de la zona golpeada con una lija, solvente o con un alfiler fino y usar vapor para dilatar las fibras de la madera.

Para eso se debe cubrir la superficie de la abolladura con un paño doblado y colocar una tapa de botella metálica en el paño para dispersar el calor. Luego de presionar la tapa con la punta frontal de una plancha a calor alto, el vapor actuará y dilatará la madera. Eso si, no intente hacer esto sobre enchapado o cerca de las juntas de los muebles porque el vapor puede afectar el pegamento*.

9.Tostadas quemadas

Raspe la parte peor, unte la tostada con aceite de oliva, espolvoree algo de queso parmesano y preséntelo como crostini; o úselo como tostadita rebanada.

Quemar algunas tostadas tiene su lado positivo. Absorberán olores  desagradables de su cocina.
Si quiere facilitar el proceso, puede agregar amoníaco en un recipiente pequeño y dejarlo un tiempo en la cocina.

10. Cómo ocultar el hipo

Un ataque de hipo puede sorprenderlo en cualquier momento: en una reunión importante, en un examen, en la calle o hasta cuando está leyendo. Algunos médicos lo asocian a cambios bruscos del ritmo respiratorio. Pruebe algunos de lo siguientes trucos, o todos, hasta que se detenga:

  • Si está en una reunión importante, levántese discretamente al baño y tome nueve o diez sorbos rápidos y seguidos de agua.
  • Si se encuentra en medio de un examen, respire hondo y contenga la respiración el mayor tiempo posible. La acumulación de dióxido de carbono en los pulmones relaja el diafragma.
  • Si está en la calle entre a un bar o restaurante y pida una rodaja de limón o una cucharadita de vinagre de manzana y consúmalo rápidamente.
  • Si se encuentra con gente de confianza, llene un vaso con agua, incline la cabeza hacia abajo y tome lentamente un sorbo largo apoyando los labios en el borde opuesto del vaso. Si este método no le cura el hipo, al menos va a divertir a sus amigos.

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista