Muchos están furiosos con Dios, furiosos con las circunstancia de su vida y hasta más de uno ha pensado en quitarse la vida, y hasta podes haber considerado, que vos nacieras fue un error.

Pero quiero decirte que si vos estas en esa situación, a pesar de tu dolor, de tus luchas, es necesario que pongas tu vida en las manos de Dios, porque El va a transformar ese error en un milagro, ya que si Dios no te da un milagro, vos vas a ser el milagro para alguien mas y cuando te conviertas en ese milagro para otro habrás iniciado tu camino hacia una vida más rica y más plena

Todos pasamos por momentos de adversidad, todos hemos tenido o tenemos épocas difíciles, tal vez has sido golpeado por una enfermedad, es posible que tus ahorros se hayan reducido a la mitad, o una relación que no dio resultado.

Es fácil volverse negativo y amargado y perder el entusiasmo por la vida, por lo tanto son muchos los que viven en el pasado centrados en lo malo que le ocurrió, tienen una mentalidad de victimas, siempre culpando a los demás.

Cada desafío que has enfrentado, cada adversidad que has soportado, ha traído dentro tuyo algo que Dios ha depositado, tu carácter estaba siendo desarrollado, tu fortaleza aumento  y tu visión se amplio, con cada dificultad, podes experimentar un nuevo nivel de la bondad de Dios, tal vez te hayan ocurrido cosas que no fueron justas, o alguien te hizo mal o tus malas decisiones te trajeron problemas, por eso no es tu pasado lo que demuestra lo que sos, sino que te prepara para tu futuro.

Una de las mejores cosas que te puede pasar es que nada te sucede a vos; sino que sucede para vos, Dios no te habría permitido pasar por épocas difíciles, sino hubiera tenido un propósito para ellas, ya que no te hubiera  permitido soportar la adversidad si no hubieras tenido un plan para que algo bueno saliera de ahí.

Aunque estés enfrentando desafíos, aunque algo parezca injusto, si mantenes la actitud correcta, eso te ayudara a convertirte en quien fuiste creado para ser y te llevara a donde se supone que debes llegar.

Y quiero decirte que nada en tu vida sucede por accidente, todas las cosas en conjunto suceden para tu bien, eso no quiere decir que todo sea bueno, es posible que no estés a gusto, las cosas pueden tomar más tiempo de lo que vos quisieras pero si te mantenes firme en tu fe, Dios va a utilizar tus desafíos para tu bien.

Y quiero preguntarte….¿En qué te centras? ¿Alguien te hirió, fue injusto con vos? ¿Estás enfocado en tus sueños y metas sabiendo que tus mejores días están por llegar?

Aunque las adversidades puedan parecer piedras que te hacen tropezar, Dios puede usarlas como piedras de apoyo para llevarte a un nivel mas alto, todas las cosas por las que has pasado en tu vida, cada adversidad, cada momento de soledad, solo fueron momentos en los que Dios estaba ocupándose de hacer algo dentro tuyo, El te estaba preparando.

No estarías aquí ahora, no tendrías la profundidad, la madurez, la comprensión de las cosas, si no fuera por esos desafíos que te obligaron a crecer, debes mantener tu vida dentro de una perspectiva positiva, porque vos no estás marcado por tu pasado, ni tampoco estas marcado por la forma como te trataron, ni siquiera por los errores que has cometido.

Por lo tanto debes salir de la compasión que tenes de vos mismo, salir de la amargura, salir del dolor, tal vez perdiste tu trabajo, tus ahorros o un ser querido, pero los fracasos y las pérdidas son parte de la vida, y no un final, pero Dios quiere hacerte volver a vivir una vida diferente.

Y si queres regresa a vivir esa vida tenes que comenzar a cambiar tu forma de pensar, tener un cambio de mentalidad, en otras palabras debes comenzar a pensar que es posible que te hayan defraudado, que te hayan quitado tu negocio, pero eso no debe ser causa de amargura, ni de resentimiento, sabe que eso no te paso a vos, sino que eso paso para vos. Recorda que Dios dijo que el seria el que reclamaría lo que te pertenece, que te pagaría el doble por cada injusticia, por lo tanto no debes arrastrarte por ahí con ánimo de derrota. Mantene la fe, sabiendo que esas épocas difíciles solo te definen para recibir el doble de abundancia.

Tal vez hayas tenido problemas de mala salud durante mucho tiempo, tu informe médico no es muy bueno, podrías llegar a deprimirte, a desanimarte, comenza a pensar que no es algo que te está pasando a vos, es algo que es pasado para vos, Dios tiene el control total y va a cambiar las cosas, te dejara mejor de lo que estabas antes.

Y esas malas decisiones que tomaste, esos errores que cometiste, hizo que le abrieras la puerta a los problemas, y esa voz condenatoria te esta diciendo que lo hiciste mal, que es culpa tuya, que no podes esperar nada bueno.

Dáselo a Dios, dáselo a Él y te sorprenderás la cosecha que El te puede dar.

Es posible que te parezca que el mundo está en tu contra, parecería como que no sabes cómo salir de esa difícil situación dentro del ámbito que vivís, pero dios te está diciendo que te aferres a esa promesa, seguí creyendo, seguí esperando, estas cerca de tu victoria.

Y quizás hoy escuches este programa y sea mi voz la que te alienta y te anima: “Vos podes, vienen días mejores”, Dios quiere aliviar tu carga, ya que te dice: que está bien, ya que sos humano, el sabe lo que se siente al caer, solo levántate de nuevo, tu victoria está por llegar”

Ahora es el momento de que liberes tu fe, Dios está obrando en tu vida, disponiendo las cosas a tu favor, te está llenando de su fuerza, por eso no caigas en una mentalidad de un día; “Un día seré feliz”, “Un día Dios actuara en mi vida”. Por eso debes quedarte en el ahora, en el ahora mismo que eso es lo que va a activar el poder de Dios.

Y con frecuencia nos conformamos con esa forma de pensar, “Un día Dios hará algo grande en mi vida”, líbrate de esa mentalidad, cree que hoy Dios va a hacer algo grande, hoy Dios abrirá las puertas que no podrás creer, comenza a pensar con una mente de “AHORA”.

Pedile a Dios que te muestre si tenes raíces de amargura que necesitan ser desarraigadas y removidas, si Dios trae algo a tu mente, trata con eso inmediatamente, tene la disponibilidad de cambiar y no permitas que los venenos del pasado continúen contaminando tu vida.

Por eso hoy es el día, libérate del pasado, libérate de todas las decepciones, libérate de todos los fracasos, de todas las injusticias, deja que hoy sea un nuevo comienzo, es posible que te sientas triste y desanimado. Pero anímate tu volver a una nueva vida esta próximo, porque Dios te está diciendo, “levántate de nuevo ya que estas próximo a tu victoria”

Dios te tiene en la palma de su mano, y El va a tomar lo que estaba destinado  a destruirte y lo utilizara para impulsarte hacia tu destino, recorda que no estás marcado por tu pasado.

Si te animas a vivir una vida mejor, vivirás en victoria, aun cuando las cosas estén en contra tuyo, seguirás teniendo una sonrisa en tu rostro y sabes que Dios no solo le está dando un vuelo nuevo a tu vida, te está dando belleza, alegría y al final saldrás más fuerte, más feliz, más sano, mejor de lo que estabas antes.