¿Qué frecuencia estas sintonizando?

Escrito por el 25 abril, 2018

Hay todo tipo de pensamientos y todo tipo de voces que podemos sintonizar al igual que con una estación de radio y hay gran cantidad de frecuencias diferentes en el aire en este momento a nuestro alrededor.

Si tuvieras una radio, podrás sintonizar estación tras estación, y de la misma manera, podes no sintonizar una estación, vos has estado en tu auto cuando ponen en la radio una canción o un programa que no te gusta; no es gran cosa, y no te obligas a vos mismo a escucharlo y no te quedas sentado soportándolo, sencillamente presionas un botón y cambias a una estación diferente.

El mismo principio funciona con tus pensamientos, a lo largo del día llegan a tu mente diferentes pensamientos, muchos de ellos son negativos y desalentadores, como: Nunca estarás sano. Nunca lograras tus sueños. Nunca vencerás tus problemas.

Muchas personas no son conscientes de que no hay que quedarse en esa sintonía, sencillamente porque llegue un pensamiento no significa que tengas que quedarte con él, si es negativo, desalentador o deprimente, simplemente necesitas cambiar de frecuencia y encontrar una estación diferente.

Y hay una estación que te recomiendo y que se llama “Camino a la victoria” y está originada en la palabra de Dios y es la que te dice: “Tenes un futuro brillante, sos bendecido, sos sano, sos prospero, sos perdonado, podes vencer cualquier obstáculo, podes lograr tus sueños”.

Y si vos queres vivir en victoria, en felicidad y alegría, permanece sintonizado a la estación correcta. No podés ir por ahí todo el día pensando cosas como: “No puedo soportar mi trabajo, tanto sobrepeso. Nunca saldré de mis deudas”.

Cuando pensas este tipo de pensamientos te quita tu energía, tu alegría, tu felicidad y estás perdiendo todas las cosas buenas que Dios ha puesto en vos, y seguro que te sorprendería lo mucho mejor que te sentirías si te levantaras cada día y pasases a la ofensiva en lugar de ser pasivo y permitir todo pensamiento negativo que llegue a tu mente.

Comenza a pesar pensamientos positivos, levántate en la mañana y hace una declaración de fe, y te puedo asegurar que cuando hagas esto, serás más fuerte y más feliz, y veras el favor de Dios de manera más grande y prestaras atención a lo que pensas, ya que algunas personas han estado sintonizadas a la estación   “preocupación”,  durante tanto tiempo que podrían ser miembros de por vida, podrían tener acciones de ese canal, pues están llenos de preocupaciones: “Estoy preocupado por mi hijo, preocupado por mi salud, preocupado por mis finanzas”.

Hay una manera mejor de vivir, y cuando lleguen esos pensamientos negativos, tenes que tomar la decisión de no quedarte con ellos, en cambio usa la llegada de pensamientos positivos y dale gracias a Dios porque Él está obrando. Tan solo cambia de canal y dale gracias por cambiar las cosas a tu favor. Vos sos el que controla la puerta de entrada de tu mente, cuando alguien te ofende, hay una voz en el interior que te dice: “Ajusta las cuentas. Guárdale rencor. Nunca vuelvas a hablarle”.

Si te quedas con esos pensamientos, envenenarán tu vida, pero hay otra frecuencia que podés sintonizar y te dice: “Dios escucha mis reclamos. Dios puede corregir mis errores. Aquello que pueda hacerme daño, él lo usara a mi favor”. Y ese, ese…, es el “camino a la victoria”

Cuando cometes un error, una voz te dice: “Te moleste, nunca esperes nada bueno”

Pero hay otra que te dice: Soy perdonado. La misericordia de Dios es mucho más grande que cualquier error. Tengo un futuro lleno de victoria”

Todo depende de qué voz elijas sintonizar, nuestros pensamientos son los que establecen la dirección para nuestras vidas, y yo te pregunto:

¿A qué estación estas sintonizado?

A la que te dice: que sos una persona común, que sos normal y corriente y que nunca harás nada grande.

No…, estas en la estación equivocada y te puedo asegurar que si cambias a “Camino a la victoria” escucharas: que sos único, sos algo especial, una obra maestra, porque en vos hay semillas de grandeza y vas a dejar una marca en esta generación.

Presta atención a tus pensamientos, asegúrate que estés sintonizado en la estación correcta, no podés seguir creyendo que nunca estarás en un nivel más alto, que tenes muchas deudas y no las podés afrontar, que nadie en tu familia es verdaderamente exitoso. Cambia de canal, tenes que guardar tu mente, si crees esas mentiras durante mucho tiempo, tus propios pensamientos te alejaran de lo mejor de Dios. Sencillamente cambia a Camino a la Victoria en tus pensamientos: “Dios, tu dijiste que, si te pongo en primer lugar, tú me darás los deseos de mi corazón. Dijiste que retendrás ninguna cosa buena cuando yo camine rectamente. Dijiste que a su tiempo cosechare si no desmayo y por eso quiero darte gracias porque mi tiempo está en camino. Sé que llegara mi momento”

Esto es lo que significa estar sintonizado a “Camino a la Victoria”, algunas personas están tan entrenadas para esperar lo negativo, que cuando llega un pensamiento que les dice algo desalentador sobre ellos mismos o su futuro, se tragan el anzuelo y también el hilo y se arrastran y van de un lado a otro derrotados.

Pero mientras estas personas piensan esto, hay otras que se entrenan para agarrar los pensamientos positivos y llenos de esperanza.

Pueden tener mil pensamientos negativos bombardeando su mente, pero entonces llega otro positivo, una pequeña frase que dice: “Todo va a salir bien”, y ellos se abren paso entre todos esos pensamientos y eligen agarrar el pensamiento que está lleno de fe. Y este es el modo de ser, ya que podés ser tan disciplinado en tus pensamientos que podes eliminar el desánimo y agarrar el aliento, por eso es bueno que eduques tus oídos para que hagan eso, debes de tener un oído selectivo.

Y quiero preguntarte, vos…, ¿Qué sonido estas sintonizado?

Muchas personas tienen el habito de sintonizar lo negativo, son atrapados a ellos casi como si fuera algo que los alimenta, y si llega un pensamiento que dice: Es un día horrible, sencillamente muerden el anzuelo y te dicen “Oh, sí, es un día horrible” o se despiertan y les llega el pensamiento: “Hoy estas deprimido” ……. “Oh, sí, estoy deprimido”.

No permitas que te suceda eso, tenes que volver a educar tus oídos, estás oyendo las cosas equivocadas. Descarta lo negativo y comenza a escuchar pensamientos llenos de fe y cuando te despiertes, después de ignorar todos los pensamientos negativos finalmente oirás: “Este es el día que Dios ha hecho. Este será un gran día”.

Si vos te has entrenado para decir lo malo, podes entrenarte para decir lo bueno y la próxima vez que llegue un pensamiento negativo, tan solo deci: “N0, gracias, eso no es para mí”.

Ahora bien…, Y si Dios tuviera que decir tu nombre hoy El no diría: “Hola gusano, hola fracasado, viejo pecador. ¿Cómo le va hoy a mi perdedor?”

Dios te diría el mismo tipo de cosas que le dijo a Gedeón, “Hola mujer fuerte y valiente” o “Hola varón, fuerte y valiente”. Y me pregunto si vos serias como Gedeón y le dirías: ¿Dios, con quién estás hablando? ¿No sabes de qué familia vengo? ¿No has visto los errores que he cometido? Deja que te recuerde algunos de ellos. Dios, tu sabes que no tengo talento. Entonces… ¿Por qué me llamas varón fuerte?

Y si respondes o pensas de esta manera el problema es que has permitido que los pensamientos equivocados infecten tu mente.

Pero…, gracias a Dios porque este es un nuevo día, y estas comenzando una nueva vida, estas comenzando a vivir una nueva realidad eliminando cada pensamiento negativo, desalentador, de no puedo hacerlo.

Cuando surjan esos pensamientos equivocados, en lugar de decir como Gedeón: “No puedo. ¿Quién soy yo?”, por favor, dalo vuelta y deci: “Se quién soy. Puedo.., estoy preparado para mi tarea. Dios, soy quien tú dices que soy”.

Y sé que en los próximos días Dios te presentara nuevas oportunidades, se abrirán nuevas puertas; nuevas personas se cruzaran en tu camino. Quizás incluso haya una nueva oportunidad de trabajo. Si queres alcanzar un nuevo nivel, debes tener una nueva manera de pensar. Tenes que limpiar lo viejo de modo que tengas lugar para lo nuevo.

Solo te estoy pidiendo que desintoxiques toda la basura que te dice lo que no sos y lo que no podés hacer.

Por eso hacerme caso, elimina todas esas fortalezas. Desintoxica los pequeños sueños, la baja autoestima, las palabras negativas. Cada mañana realiza una buena limpieza. Comenza el día en, fe, si guardas tu mente y en lugar de permitir que se intoxique la mantenes llena de pensamientos llenos de fe, Dios promete que vencerás todo obstáculo, derrotarás a todo enemigo, y cada sueño y cada deseo que Dios haya puesto en tu corazón se cumplirán.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background