Muchas veces te encontras con alguien y le tocas el tema de Dios y te dicen, con una expresión nada elocuente, ya sea con un gesto, un ademan,… ¡Ah vos sos cristiano o a caso evangélico!… y me deja la sensación como si fuera una peste, una mala palabra o una secta….

¿Es el cristianismo una religión intolerante?

En muchas oportunidades me he preguntado esto, y tal vez a vos te paso o no, pero si miramos hacia atrás vemos que la historia humana en occidente se divide en un antes y un después de Él, no hay libro de historia que no precise citarlo como referencia y no ha existido nadie en la tierra a quién más personas de distintas razas trataron de seguir, obedecer y honrar en todos los continentes.

¿Qué te quiero decir con esto?

Es que Cristo no solo dividió la historia de la humanidad sino que cada vez se escucha hablar más acerca de personas que dicen dividir sus vidas personales en un antes y un después de haber recibido claridad con respecto a cuál es la identidad de Jesús.

Una de las afirmaciones más fuertes y terminantes que  Jesús hizo fue esta: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mi”.

De entre todas las declaraciones increíbles hechas por Jesús yo creo que esta puede resultar como la más ofensiva.

¿Por qué?

Porque si cualquier otra persona se hubiera expresado así, se la habría calificado de excluyente, intolerante, y poseedora de una mente estrecha, ya que una cosa era afirmar ser un camino, pero, declarar ser el único camino a Dios resultaba demasiado determinativo y arbitrario.

El mundo está lleno de religiones, las constituciones de muchos de los países del planeta aun defienden el derecho a creer en cualquier religión que elija o a no creer en ninguna, si lo prefiere.

Legalmente a todas las religiones se las considera básicamente iguales y muchas personas señalan que hay toda una variedad de caminos que se pueden elegir para realizar la propia trayectoria espiritual y que todas conducen al mismo Dios. Pero analizando las afirmaciones del cristianismo, tal vez puedas descubrir una gran diferencia entre esta y las otras religiones, ya que las otras religiones se fundamentan en que las personas deben hacer algo para ganarse el favor de Dios. Deben realizar buenas obras, repetir determinadas expresiones, realizar ruedas   de oración tipo tibetanas, pasar por una serie de reencarnaciones, o llevar a cabo fielmente algún otro ejercicio religioso.

En contraste con ellas, el cristianismo se basa en aquello que,  Cristo ha hecho en la cruz, de acuerdo a lo que nos dice la Biblia, y nadie puede hacer nada para ganarse el favor de Dios, sino que Jesús te ofrece el perdón y la vida eterna como un don, como un regalo.

Y para que comprendas mejor, imaginemos dos centros de estudiante de un colegio o de una universidad, uno se rige por una estricta lista de reglas, y permite el ingreso solo a aquellos que ya se han constituido como miembros, cada uno debe alcanzar ciertos logros, obtener altas calificaciones en los estudios, o llenar una larga lista de requisitos para poder ser aceptado como miembro. No importa cuánto se esfuercen, habrá muchas personas que simplemente no podrán estar a la altura de esos requerimientos. Quedaran excluidas.

Bueno, exactamente así es como son las demás religiones, porque todas se basan en sistemas en los que las personas deben hacer algo para ganarse la aprobación de Dios.

Pero el otro centro, abre sus puertas de par en par, y  declara: “Cualquiera que desee ser miembro será bien recibido”, sea rico, pobre, negro o blanco, alumno sobresaliente o un rebelde incansable, nos encantaría incluirlo. Lo único que se necesita para poder entrar es aceptar esta invitación. Y esto es así de acuerdo a la Biblia,  Biblia, en eso consiste el cristianismo.

Y ahora yo quiero preguntarte, ¿Te ofende el hecho de que Cristo declare ser el único camino hacia Dios?

Mira de acuerdo a la cantidad de personas que se consideran ofendidas, podes creer en El tranquilamente y eso no muestra en Cristo una actitud excluyente

¿Y cuál es tu opinión al respecto?

Entonces… ¿Que vas a hacer vos?

Yo creo que vos podes sacar tu propia conclusión, nadie puede tomar esa decisión por vos.

Yo solo puedo contarte que si  queres experimentar a Cristo por vos mismo, todo lo que necesitas es recibir la gracia de Jesús, podes hacerlo hablando con él desde el corazón, admitiendo que hay cosas que has hecho mal y aceptar a Jesús como el que te perdona y te guía. Entonces te convertirás en un hijo o una hija de Dios, y te embarcarás en una aventura espiritual que continuara por el resto de tu vida aquí en la tierra, y luego por la eternidad.

Pero tal vez todavía tengas algunas preguntas. Entonces seguí buscando. Una de las mejores cosas que podes hacer es leer la Biblia por vos mismo. O tal vez queres considerar la posibilidad de pedirle ayuda a Dios.

Después de todo.., ¿qué podes perder?

Si no hay nadie allá en el cielo, en realidad lo que habrás perdido serán unos pocos segundos. Pero si Dios es real y te escucha, verdaderamente podrás ganar mucho más de lo que te imaginas.

Y si queres podes usar esta oración: “Dios, en muchas oportunidades yo he dudado si estás ahí, pero si estas, quiero encontrarte, quiero saber tu verdad así que revélate  a mi” 

Podes usarla,  pero quiero advertirte, que se, que vas a recibir lo que has pedido.

A mí me ocurrió.