Editar audio y video de la manera más sencilla

Escrito por el 30 mayo, 2018

En Android existen miles de aplicaciones. Muchas veces acabamos utilizando las mismas pero lo cierto es que muchas tareas serían mucho más simples si conociéramos las apps adecuadas. Para editar vídeo y sonido normalmente nos vamos al ordenador pero si lo que queremos es solo cortar el vídeo, crear un gif o convertir un archivo de audio entonces nos sirven solo con el móvil.

Google Fotos es muy limitada mientras que Adobe Premiere es incluso demasiado completa. Hoy os traemos una aplicación muy sencilla pero a la vez potente, con una interfaz que invita a la edición. Su nombre es Timbre, es gratuita y se trata de un editor de vídeo y audio con soporte para múltiples tareas y que acepta un buen abanico de formatos.

 

El abrir Timbre nos encontramos con un diseño Material Design sin mucho ornamentos. Está traducida a varios idiomas entre ellos el español. La página principal está dividida en tres secciones: audio, vídeo y más.

En la sección de audio podemos recortar archivos de audio, unirlos, convertirlos rápidamente entre diversos formatos, dividir, cambiar la tasa de bits y el bitrate rápidamente, acelerar o ralentizar el archivo e incluso reconvertir el archivo marcha atrás para comprobar si contiene algún mensaje secreto.

Los formatos compatibles son mp3, wav, flac, m4a, aac, pcm, aiff, ogg, wma, alac, wv para el audio y mp4, avi, flv, mov, webm, mkv, mpeg para el vídeo. Las funciones multimedia que nos ofrecen en el vídeo son similares, donde además podemos extraer el audio de un vídeo, redimensionarlo o crear rápidamente GIFs a partir de vídeos.

Timbre mantiene la calidad de los vídeos intacta y los vídeos modificados están bien comprimidos. Dependiendo del tamaño del vídeo y el formato elegido el procesado puede tardar más o menos pero es bastante rápida. La aplicación aprovecha la librería FFMpeg, el estándar en edición de vídeo y audio.

Además de la edición, Timbre añade algunas herramientas ediciones como la conversión de texto a voz y la exploración de archivos. Es completamente gratuita aunque incluye publicidad. Se mantiene actualizada gracias a pequeñas modificaciones de Xeus y las traducciones de la comunidad.
Magisto es un editor de vídeo “mágico” que lleva ya unos años con nosotros.

Edición de vídeo automática

 

Si tienes experiencia editando vídeo o es algo en lo que pasas tus ratos libres, lo más probable es que te escandalice la mera existencia de Magisto, el editor de vídeos que lo hace -casi- todo por ti. Esta no es una aplicación para ti, pues probablemente al tener tu vídeo resultado acabes pensando “yo lo podría haber hecho mejor”.

Ahora bien, todos aquellos que en algún momento quisieron crear un vídeo decente para compartir con sus amigos o en redes sociales y tuvieron demasiada pereza para hacerlo a mano, bienvenidos. Esta es la aplicación que estábais buscando.

 

Primero, elige los fragmentos

Una de las pocas cosas que deberás hacer todavía es elegir los distintos fragmentos que compondrán tu vídeo: pueden ser fotos o vídeos, guardados en la galería de tu móvil o en Google Drive (en cuyo caso necesitas otorgar permiso).

La galería para añadir fotos está ordenada por fechas, lo cual está bien, aunque no te permite filtrar las fotos de los vídeos, lo cual no está tan bien. La versión gratuita te permite incluir 10 fotos y 10 vídeos como máximo. Para usar más, necesitas la versión Premium, con un coste de 4,49 U$D al mes.

Personalmente, he decidido poner a prueba la magia de Magisto haciendo una selección totalmente aleatoria de fotografías y vídeos que tenía por mi dispositivo. ¿Será capaz de crear una película que tenga sentido?

Elige el estilo

Una vez has terminado la parte más aburrida del proceso, te toca divertirte. Al pulsar Siguiente puedes elegir el estilo que se usará para generar tu vídeo, a elegir entre 42 estilos, aunque de ellos 17 están reservados para Magisto for Business, que tiene un coste de 19,99 U$D al mes.

Los nombres y la imagen de cada estilo te da una idea de qué resultará, pero si quieres ver un ejemplo solo tienes que pulsar sobre su nombre. Ahí encontrarás un vídeo de ejemplo y una descripción del estilo.

Elige la banda sonora

Una vez hayas elegido el estilo que se usará para los efectos y las transiciones es momento de elegir la banda sonora. La lista incluye música ambiental de librería, éxitos de artistas conocidos y en cualquier caso puedes usar tu propia música si no encuentras nada que te convenza.

Elige título y duración

Ya casi hemos terminado. En el siguiente paso puedes revisar las elecciones que has tomado, añadir un título a tu película y determinar la duración de la misma. Aquí debes tener en cuenta que la versión gratuita está limitada a vídeos de 1 minuto y 15 segundos.

Y ya tienes tu película lista

Ya has terminado tu parte. Ahora el contenido se subirá a los servidores de Magisto (tenlo en cuenta si tienes un plan de datos limitado) y se procesará para crear la obra de arte. El proceso es bastante rápido, tomando aproximadamente unos veinte segundos. Una notificación permanente te avisa del estado en todo momento.

En mi caso, la película resultante ha salido bastante curiosa. Probablemente no logre ningún premio internacional, pero los efectos y la música hace que incluso parezca que hay un mensaje detrás. Una vez terminada la película, la puedes compartir en redes sociales, y se enviará como un enlace a la web de Magisto. La descarga no está disponible en la versión gratuita, aunque puedes comprar una descarga por 0,79 U$D o invitando a amigos.

En resumen, se puede decir que Magisto es una aplicación bastante mágica de por sí con la cual puedes crear vídeos de buena calidad con un mínimo esfuerzo. La parte negativa es que intenta, quizá con demasiado énfasis, hacerte pagar por esto y aquello, y estas limitaciones en cierto modo empañan la magia.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Continuar leyendo

Escucha en vivo

Juntos todo es posible!

Current track
TITLE
ARTIST

Background