El te dio todo su poder!

Escrito por el 25 octubre, 2016

No tenemos que ir por la vida haciendo todo por nuestra cuenta, tratando de lograr nuestros sueños solamente con nuestra  propia habilidad, tratando de vencer desafíos con nuestra propia fuerza, nuestro propio intelecto y nuestro propio duro trabajo.  Tenemos una ventaja. Dios ha puesto su unción en vos, y te faculta para hacer lo que vos no podrías hacer por vos mismo, te llevara a lograr tus sueños aun y cuando no tengas el talento te ayudara a vencer obstáculos que parecían infranqueables.

Mira…, he escuchado decir lo siguiente: “La unción para nosotros es como  la nafta para un auto”, vos podes tener el auto más caro, con un enorme motor, un exterior hermoso, y lujos en el  interior, pero si no le pones nafta, no va a avanzar, no te va a servir de mucho. Y de igual manera, vos has sido hecho a la imagen de Dios y vos estas lleno de un potencial increíble, tenes semillas de grandeza y el combustible que vos necesitas para tu desarrollo, para vencer los obstáculos y lograr tus sueños es la unción en tu vida y esta unción se activa donde hay fe.

Vos podrías trabajar con personas negativas y difíciles de  tratar, es fácil de pensar: “No soporto ir a trabajar, esta gente me desespera”. Eso está secando tu combustible, tu auto no avanzara adecuadamente y Dios no te tendría ahí si vos no pudieras  manejarlo. Tene una nueva perspectiva. Vos has sido ungido  para trabajar en ese ambiente difícil, para  soportar compañeros de trabajo gruñones, para tratar con un jefe que se enoja fácilmente. Deja de decirte a vos mismo lo difícil que es y comenza a declarar: “Estoy ungido. Voy a disfrutar mi trabajo. Voy a poner una sonrisa en mi rostro. Voy a  ser bueno con la gente. Este es el día que hizo el Señor. Voy a  decidir estar feliz”. Cuando vos hagas eso,  Dios peleara tus batallas, quitara a las personas equivocadas del camino, El te va a llevar adonde se supone que debes estar.

Vos podrías trabajar con personas negativas y difíciles de  tratar, es fácil de pensar: “No soporto ir a trabajar, esta gente me desespera”. Eso está secando tu combustible, tu auto no avanzara adecuadamente y Dios no te tendría ahí si vos no pudieras  manejarlo. Tene una nueva perspectiva. Vos has sido ungido  para trabajar en ese ambiente difícil, para  soportar compañeros de trabajo gruñones, para tratar con un jefe que se enoja fácilmente. Deja de decirte a vos mismo lo difícil que es y comenza a declarar: “Estoy ungido. Voy a disfrutar mi trabajo. Voy a poner una sonrisa en mi rostro. Voy a  ser bueno con la gente. Este es el día que hizo el Señor. Voy a  decidir estar feliz”. Cuando vos hagas eso,  Dios peleara tus batallas, quitara a las personas equivocadas del camino, El te va a llevar adonde se supone que debes estar.

Siempre habrá voces negativas que traten de convencerte de  dejar a un lado tus sueños, tratar de convencerte de establecerte  donde estas, pero  déjame que te aliente: Vos sos el hombre o la mujer  para el trabajo. Vos has sido levantado y tenes lo que se necesita. Estas calificado, aprobado, tenes suficiente talento. Vos sos lo suficientemente fuerte. Tenes la experiencia suficiente. Vos y Dios son mayoría, entonces…, deja de descartarte a vos mismo, deja de presentar excusas.

Si vos seguís tomando pasos de fe, haciendo lo que puedas,  Dios hará lo que vos no puedas. El traerá a las personas correctas y abrirá las puertas adecuadas. El te dará la sabiduría y la  creatividad. El hará que todo quede integrado. No te conformes con la mediocridad, vos fuiste creado para grandeza, tenes la protección del rey y quizás estas en los campos de pastoreo, como David, en este momento. Quizá sientas como si estuvieras haciendo algo insignificante, pero donde vos estas ahora, no es adonde te vas a  quedar. Eso no es permanente, es temporal. Usted va a salir. No  ha alcanzado su más alto potencial. Comenza a hablarte a vos   mismo en la manera correcta.

David pasé años en los campos de pastoreo, pero la clave fue  que nunca olvido que tenia la unción del rey; podía haber sido fácil para él pensar: “Seguro que escuche mal a Samuel. Sé que él me ungió, pero estoy seguro  que no me he convertido en rey. Probablemente no lo logre esta vez”.No, todos los días se seguía recordando a sí mismo: “Estoy ungido. Mi tiempo viene. Voy a  marcar una diferencia con mi vida”. ¿Qué estaba haciendo?  Le  estaba añadiendo combustible a su auto No parecía como si fuera a llegar a algún lado. Sonaba como si estuviera gastando su aliento y haciéndose ilusiones, pero Dios ve lo que vos estás haciendo y escucha lo que vos decís. Cada día que vos vivas en  fe, con expectativa, estas un día más cerca de ver tus sueños realizarse. Dios conoce cuando es el tiempo correcto y si todavía no  ha sucedido, significa que todavía estas en camino. Dios te está  preparando, vos estas creciendo, te estás fortaleciendo. Algunas veces, Dios sabe que la bendición va a ser tan grande que no podríamos manejarla si sucediera en este momento, así que nos está madurando. Lo que Dios tiene en su futuro va a ser mayor que  cualquier cosa que hayas visto en el pasado.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


Escucha en vivo

Juntos todo es posible!

Current track
TITLE
ARTIST

Background