Debemos vivir con entusiasmo

Escrito por el 29 diciembre, 2017

Esto va como introducción: Hace unos días atrás charlando en un negocio al que concurro con frecuencia me puse a charlar de las cosas buenas que hace Dios, y la conversación giro a cosas del pasado, a los valores morales, y al talento y capacidad que tenemos y entonces volví a mi casa, me senté en la computadora y me dije… ¿Por qué no? pensé. y ahí surgió este tema “vivir apasionado con entusiasmo” … y digo no.., para que vivir lleno de recuerdos de otras épocas, entonces… vamos hacia el futuro…

Hay estudios que muestran que a las personas entusiastas les pasan cosas mejores, son ascendidas a menudo, tienen ingresos más altos, y viven vidas más felices, y esto no es una coincidencia, ya que la palabra entusiasmo viene de la palabra griega “entheos”, que es un término que significa “Dios”.

Con esto lo que te quiero decir que cuando vos sos entusiasta, estas lleno de Dios y cuando te levantas por las mañanas emocionado/a con respecto a la vida, reconociendo que cada día es un regalo, vos estas motivado a perseguir tus metas; y tendrás un favor y una bendición que hará que tengas éxito, por ello es que sos un ganador cuando te mantenes apasionado durante tu vida.

Demasiadas personas han perdido su entusiasmo, ya que hubo un tiempo en que estaban emocionados en cuanto a su futuro y apasionados por sus sueños, pero por el camino se encontraron con algunos obstáculos. No consiguieron los ascensos que querían, o tal vez una relación no funciono o tuvieron problemas de salud, ya que algo hizo que sus velas perdieran el viento, simplemente están viviendo la rutina da la vida; levantarse, ir al trabajo, y volver a casa.

Dios no soplo su vida en nosotros para que nos pasáramos el día arrastrándonos, Él no nos creó a su imagen, nos envistió con su favor y nos equipó con su poder para que no tuviéramos entusiasmo, puede que tus velas hayan perdido al viento, pero en este nuevo día, Dios está soplando nueva vida en vos y si te sacas de encima tuyo los reveses y recuperas tu pasión, entonces el viento comenzará  a soplar da nuevo, no en contra, sino a tu favor, ya que cuando  vos te pongas de acuerdo con  Dios, El hará que las cosas cambian a tu favor.

Después de enfrentarte a una situación de vida o muerte, al sobrevivir te diste cuenta de que tu perspectiva había cambiado, comenzaste a reconocer cada momento como un regalo y decidiste que, en lugar de simplemente vivir, comenzarías a vivir realmente.

Ahora bien, mi pregunta para vos es esta: ¿Estas últimamente vivo? ¿Estás apasionado con tu vida o estas atrapado en la rutina, dejando que las presiones de la vida te aplasten, o dando por hecho lo que tenes? Vos no fuiste creado simplemente para existir, para aguantar, o para hacer las cosas por inercia; vos fuiste creado para estar realmente vivo.

Vos tenes semillas de grandeza en tu interior, y hay algo más que vos debes conseguir, ya que el día que dejes de estar emocionado por tu futuro es el día en que dejaras de vivir, porque cuando dejas de estar apasionado por tu futuro, pasas de vivir a simplemente existir.

En lo natural, puede que no haya nada por lo que estar emocionado y cundo vos miras al futuro, lo único que ves es más de lo mismo, debes ser fuerte y comenzar a decir: “Me niego a vivir este día arrastrándome y sin pasión. Estoy agradecido por estar vivo. Estoy agradecido por qué puedo respirar sin dolor. Estoy agradecido por poder escuchar a mis hijos mientras juegan. Estoy agradecido por no haber sido herido en ese accidente. Estoy agradecido por tenar oportunidades.  No estoy tan solo vivo; estoy realmente vivo”.

Esto es lo que Pablo le dijo a Timoteo en la Biblia: “Renueva tus dones, aviva la llama”. Cuando vos renovas tu pasión, tu fe le permitirá a Dios hacer cosas asombrosas, y si queres permanecer apasionado, no podes   dejar que lo que una vez fue un milagro se convierta en algo ordinario.

Cuando te enamoraste después de conocer a la persona de tus sueños, tocabas el cielo con las manos, ya que sabias que esa pareja era el resultado de la bondad de Dios. No lo des, por cierto, solo recorda lo que Dios ha hecho.

Cuando tus hijos nacieron, lloraste de alegría, sus nacimientos fueron milagros, vos estabas muy emocionado, y ahora tenes adolescentes y estás diciendo “Dios, ¿por qué me hiciste esto?”.  No dejes que lo que una vez fue un milagro se haga tan común que se convierta en algo ordinario. Por eso cada vez que veas a tus hijos, deberías decir: “Gracias, Dios, por el regalo que me has dado”.

No vivas el día arrastrándote, no te quedes detenido en una rutina, hagas lo que hagas, hacelo con todo tu corazón, anda con paso ligero y lleva siempre una sonrisa.

Y… ¿sabes por qué? Porque de esa manera vos honras a Dios cuando haces las cosas con todo su corazón, corre tu carrera y no te preocupes de lo que están haciendo los demás, ya que no lograras permanecer apasionado mientras sigas comparando tu vida con la de otros, no caigas en esa trampa.

Puede que vos estés entusiasmada por las grandes vacaciones que tenes planeadas a la playa, hasta que tu compañera de trabajo dice que ella va a hacer un tour por Europa con su familia, y que se van a quedar dos semanas, y que tomaran el tren que pasa por los Alpes suizos, y que van a ver unos amigos en Paris, y que van a celebrar su cumpleaños en Italia.  Y.., de repente, tus vacaciones a la playa no te parecen tan emocionantes como las de tu compañera. Deja de comparar tu vida con la de los demás, ya que al hacer eso es lo que a vos te está impidiendo estar apasionada por la vida.

Si vos caes en la trampa de compararte, siempre habrá alguien con más dinero, con más talento o con más éxito, con una casa más grande, o con un auto mejor, por eso corre tu propia  carrera, sea lo mejor que puedas ser.  Dios nos ha dado el poder para disfrutar de lo que nos ha sido dado, lo cual significa que yo no tengo el poder de disfrutar de la vida tuya, puede que vos tengas más dinero, mas amigos y un mejor trabajo, pero si vos me pones a mí en tu vida no la disfrutare, vos fuiste creado de manera única para poder correr tu propia carrera. Deja de desear ser otra persona o pensar cosas como: “Si tuviera ese talento…”. Si Dios quisiera que vos tuvieras ese talento, Él te lo daría, toma lo que tenes y desarróllalo, saca el máximo partido a tus capacidades, en lugar de pensar cosas que no son correctas y se agradecido con lo que Dios te dio.

Vos no sos un accidente, la vida que vos tenes está diseñada perfectamente para encajar con vos.

Entonces., ¿Por qué no te emocionas con la vida? Emociónate con tu talento y tu personalidad, cuando estas entusiasmado con quien sos vos, honraras a Dios y es entonces cuando Dios soplara en tu dirección, y las semillas de grandeza que Él ha plantado en tu interior comenzaran a crecer rápidamente.

Deja de mirar por el pequeño espejo retrovisor y comenza a mirar a través de la gran luna de la vida que hay delante de tuyo, puede que te hayan pasado cosas malas, pero eso no detuvo el plan de Dios para tu vida, El aún tiene cosas asombrosas para tu futuro, ya que cuando una puerta se cierra, permanece en fe y Dios abrirá otra puerta. Si un sueño muere, no te quedes sentado en la autocompasión y hablando acerca de lo que perdiste, seguí adelante y sueña otro sueño. Tu vida no terminara simplemente porque perdiste a un ser querido, pasaste por un divorcio, perdiste un trabajo, o no conseguiste la casa que querías. No estarías vivo si Dios no tuviera otra victoria delante de tuyo.

No será que vos necesitas que…: ¿Tu corazón vuelva a latir?

Que recupere su pasión, su fuego, decile que vuelva a soñar, a amar, a reirá y a creer.

Puede que vos hayas afrontado un obstáculo también, pero no te quedes sentado, anclado en la autocompasión, decile a tu corazón que comience a latir de nuevo, decile a tu corazón que ame de nuevo. Puede que alguien te haya ofendido, pero no permitas que eso te envenene. Decile a tu corazón que perdone de nuevo. Puede que un sueño no haya tenido éxito, pero nada cambiara si vos anticipas más de lo mismo. Decile a tu corazón que vuelva a soñar.  Puede que hayas dejado que las presiones de la vida te aplasten, y ahora estas serio. Debes decir a tu corazón que vuelva a reír. Decile a tu corazón que vuelva a sonreír. Recupera tu alegría, tu entusiasmo. Dios nos dice: “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.”  Y acá la biblia no dice que has perdido el amor, el pasaje dice que vos has dejado tu primer amor. Eso significa que podés recuperarlo. Vos no has perdido tu pasión; simplemente la has dejado a un lado. Recupérala. Vos no has perdido el amor por tu familia; simplemente lo has dejado a un lado, ahora recupéralo. Vos no has perdido ese sueño todavía está en tu interior. Simplemente lo dejaste ahí. Debes recuperarlo. Renova lo que Dios puso en tu interior. Dale aire a la llama. No estés apenas vivo. Dios quiere que vos estés realmente vivo.

Puede que hayas tenido obstáculos, pero este es un nuevo día. Sueños están resucitando. Tu visión está siendo renovada. Tu pasión está siendo restaurada. Corazones están latiendo de nuevo. Prepárate para la bondad de Dios, para el Favor de Dios.

Vos podés vivir una vida de victoria. Vos podés superar cada obstáculo. Vos podés cumplir tus sueños. Vos podés establecer nuevos niveles para tu familia.  No solo vos sos capaz, sino que además te convertirás en todo lo que Dios quiere que vos seas. Porque vos tenes semillas de grandeza en tu interior. Pone estos principios en acción cada día y levántate por la mañana anticipando cosas buenas, y viví cada día positivo, enfocado en tu visión, corriendo tu carrera, y sabiendo que vos sos capaz.

El ganar esta en tu ADN. El Dios altísimo soplo su vida en vos, vos tenes lo que hace falta, este es tu tiempo, este es tu momento. Deshacete de las dudas, del temor y de la inseguridad, y prepárate para recibir favor, aumento, y prepárate para la plenitud de tu destino.

¡Vos podes y lo vas a hacer!

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background