Cuando las circunstancias cambian

Escrito por el 13 junio, 2018

Cuando uno cambia su enfoque, o sea la manera de considerar un asunto o problema, poco después sus circunstancias cambian; si asumimos, por supuesto, que uno conserva su nueva manera de pensar. Porque si vos esperas que las circunstancias cambien nada más que como resultado de una mejoría pasajera de tu manera de pensar es como si un agricultor esperara recoger una cosecha que sembró apenas una semana antes. Eso por lo general no ocurre de la noche a la mañana, pero sucede mucho antes de lo que vos crees.

Con cada semilla de pensamiento, tu concepto de vos mismo se mueve hacia un potencial mayor o se aleja de él, cuando vos ajustas tu manera de pensar para que se adapte a todo lo verdadero a todo lo que sea excelente, empezaras de manera natural a verte y a ver a los demás con mucho mayor respeto.

¿Por qué?

Porque te vas a concentrar en aquellos rasgos positivos de la gente en vez de concentrarse en los negativos.

Demasiada gente se resigna a llevar vidas muy por debajo de lo que Dios les destino, no se ven como dignos y para algunos, esa inseguridad se puede manifestar en su matrimonio; para otros, en su economía; y para unos terceros, en su vida en general. Como resultado, en vez de obrar para crecer y avanzar, se contentan con un enfoque de la vida de ir tirando a duras penas; hacer un gesto y soportarlo.

¡Y eso no es para vos! Porque vos debes aprender a saber que concepto tenes de vos mismo y eso es lo que te va a ayudar a vivir una vida llena de victoria y de éxito. ¡Vos sos una obra maestra de Dios!

Y vos… ¿Cómo te ves?

¿Cómo un hijo de Dios?, pensa que vos fuiste creado a imagen y semejanza de Él, entonces…, recorda quien sos vos, sos una obra de arte original, porque te digo esto, vos sos hechura suya, creado para buenas obras, las cuales Dios preparo de antemano para que anduvieras en ellas, quiere decir que sos un diseño exclusivo, Sí. Sí…, vos no naciste para ser como los demás, sino para sobresalir entre los demás, no fuiste fabricado en serie como esas cosas que se venden en una liquidación, sino que sos una obra de arte diseñada con exclusividad, y hecha por el mejor artista y diseñador del mundo, DIOS

Nunca ha habido ni nunca habrá nadie como vos, ni Dios ha hecho a nadie en todo el mundo de una arcilla mejor que la que uso para hacerte a vos, tu vida aquí en la tierra es tu oportunidad especial e irrepetible de cumplir la visión de Dios y manifestar la alegría que Él ha puesto adentro tuyo.

Debes reconocer que sos un diseño exclusivo que vivís una experiencia humana momentánea, ya que sos un ensayo general para la eternidad.

Entonces…

¿Por qué no se te ve tan lleno de alegría como Dios te creo? Tenes que recordar que la alegría es un signo exterior de fe en las promesas de Dios, por lo tanto, al incrementar la alegría que Dios te ha dado, vos también estas mostrando tu fe ante los demás y los estas alentando.

Cualquier progreso permanente en la vida comienza por el interior y se propaga al exterior. Cualquier intento de mejoría que empiece por afuera, a la larga está condenado al fracaso.

¿Por qué?

Porque todo cambio perdurable comienza por cambios en las imágenes mentales que uno tiene en la cabeza, al final estas se proyectan al exterior y crean cambios permanentes en tus circunstancias y esto es parte del diseño perfecto de Dios.

Cuando nos tomamos de nuestra condición humana, se produce mucho desaliento y fracaso como resultado ya que un concepto mediocre de uno mismo no proviene de Dios, sino de las manchas de la sociedad, porque viene de manera distinta a como Dios nos ve. Es el resultado de seguir identificados con cosas que no han dado resultado y proviene de seguir pensando que somos personas que no nos merecemos nada, como si hubiéramos olvidado que provenimos de un Dios grande.

Cuando vos te acordas de tu verdadera identidad, podrás comprobar que será mucho más fácil vivir de acuerdo con el éxito y de todo aquello digno de elogio y dejar afuera la basura que te priva de vivir con alegría, y de igual manera, cuando te veas como un hijo de Dios, no vas aceptar que te prohíban mostrar la alegría y el nivel de impacto que podés tener en este mundo.

Y es necesario que comprendas que esto es fundamental, porque la manera en que vos te vas a ver le va a poner límites a lo que Dios puede hacer con vos, porque cuando te veas caído y derrotado, te aseguro que así vas a estar, ya que lamentablemente este enfoque no te hace ningún bien en lo personal y solo sirve para disminuir tu ayuda al mundo, pero si definitivamente decidís verte como más que un vencedor por medio de Dios, te  aseguro que ascenderás hasta ese nivel.

El poder decidir el valor que vas a darte en otra decisión clave que tengas que hacer es importante, puesto que mucha gente permite que esa decisión la tomen otros, como por ejemplo los libros, los medios de prensa u otras personas, debido a la posición influyente que tienen, y cuando vos consideras lo que hay en juego, ese enfoque se parece mucho a una jugada.

Entonces…, yo pregunto

¿Por qué no estar de acuerdo con Dios y mirarse como él te mira?

Nunca podrás crecer más allá del concepto que vos tenes de vos mismo, solo lo podrás reemplazar, y cuando lo hagas, tus posibilidades de alegría no tendrán límite y tu vida nunca más será la misma.

Tu cerebro funciona, en muchos aspectos, como una computadora, cuando uno recibe una entrada positiva o negativa sobre uno mismo, la guarda en la mente subconsciente y más tarde expresa esos mensajes en sus sentimientos y comportamientos, la manera en que uno entienda y ordene esas entradas ejercerá una gran influencia en la forma en que te comportes con los demás

A no ser que te enseñen como rechazar los mensajes negativos, vos los vas a aceptar como verdad, como te dije antes, la mayoría de la gente nunca desafía su propia manera de pensar, en vez de eso, reaccionan ante los pensamientos negativos como si procedieran de Dios, cuando en realidad pueden ser erróneos, o distorsionados. Aceptar esos pensamientos tal y como vienen conduce a un comportamiento instalado en el error y como por lo general no se nos enseña a cuestionar si es válido o no el concepto que tenemos de nosotros mismos, nos comportamos como si fueran ciertos.

Debido a la igualdad que hay entre el cerebro y una computadora, he encontrado que es útil discutir el concepto de sí mismos en términos familiares de computación.

Así, por ejemplo, si tu cerebro es la computadora misma, se deduce que tu mente o tus modelos de pensamiento, son el programa y si podés entender tus modelos de pensamientos, también podrás aprender a perfeccionarlos para que sean cada vez más efectivos.

El corazón del hombre corresponde al del hombre, y por los frutos te van a conocer, estos conceptos muestran con claridad que lo que vos observas en tu propia vida no es más que un reflejo de lo que está pasando en tu programa mental, ya que lo que hacemos en el exterior refleja lo que somos en realidad y lo que estamos pensando en el interior.

Ahora bien, quiero que entiendas que es importante el concepto que tenes de vos mismo, porque vos no naciste con él, lo vas adquiriendo a medida que avanzas por la vida, y eso significa que podés cambiarlo si deseas y si aprendes a hacerlo. No pueden hacer que vos desees mejorarlo, pero si podés aprender cómo, y para esto te voy a dar un ejemplo: No sé si vos lo tenes en el tuyo, pero tal vez lo has visto o te lo han contado, algunos televisores tienen una función que se llama PIP, ¿Y qué es esto?

Es la función de imagen dentro de la imagen, que es la que te permite ver dos programas al mismo tiempo, yo supongo que esto debe ser para aquellas personas que no puedan sentirse satisfechas con un solo programa a la vez, esta función crea una imagen pequeña en la esquina superior derecha de tu pantalla, lo que te permite ver un programa en otro canal mientras miras el programa que vos elegiste en tu pantalla principal.

Esta función al principio se creó para aquellos fanáticos que querían ver dos partidos de futbol a la vez o dos deportes diferentes a la vez, pero ahora, en nuestra era digital, sirve para todo tipo de necesidades «criticas» de la TV.

Ahora bien, traslada esta imagen de TV a tu mente y el concepto que vos tenes de vos mismo es muy parecido a esta función, ¿por qué? Porque en tu mente tenes tres elementos que están trabajando dentro de la escena, a un nivel subconsciente y fíjate que vos tenes un ideal propio o imagen futura, que es la visión perfecta que tenes de vos mismo y que esperas alcanzar en un momento lejano de tu vida, otra, que es tu autoimagen o imagen actual, que es como te ves hoy en día, y, por último, existe tu autovaloración, que es tu propia opinión privada que tenes vos de sí mismo.

La próxima vez que hagas algo mal, que tengas un día frustrante o un minuto malo, solo decite a vos mismo que ese debe ser tu enemigo y después recorda tu verdadero potencial y todo aquello que es amable, verdadero, virtuoso, y digno de alabanza… sobre vos.

Para experimentar esta alegría al máximo, necesitas pensar como un  atleta de clase mundial e identificarte con tu mejor parte, en esos  momentos en que te has sentido un imparable.

Y la próxima vez que tengas un gran avance, date animo y grita fuerte… ¡Qué bueno, ese, ese soy yo…!

Y hasta acá hemos podido hablar de tu imagen de futuro y la actual, pero para concluir es necesario saber cómo nos valoramos nosotros mismos,

Cuando te contaba del ejemplo de la televisión, dije que tu valoración de vos mismo determinaba que programa vos te dabas permiso para mirar primero y esto no es más que otra forma de decir que en este mundo vos recibís solo lo que queres dejar entrar; si te crees que estas inseguro y no te sentís merecedor de tus propios pensamientos estarás poniéndole obstáculos a tu camino para verte realizado completamente, quiere decir que tu valoración de si mismo demuestra cuanto de  listo y preparado esta vos desde el punto de vista de Dios, ¿estás en realidad preparado para caminar en sus principios?

También te está demostrando lo abierto que vos estas a la prosperidad y al favor de Dios, y reconocer que sos una creación especial, una obra de arte original irrepetible, ya que las obras de Dios son cosas maravillosas y esto vos lo sabes muy bien, por eso para evaluar tu persona debes confiar más en los principios de Dios que en las personas.

 

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Current track
Title
Artist

Background