“Deuda” significa tener un compromiso de pago entre dos partes y, por lo tanto, no son buenas o malas en sí mismas. Hay tres condiciones que las posicionan en una u otra categoría: para qué vas a usar el dinero, cuánto te cuesta el financiamiento y fundamentalmente cómo lo vas a pagar. Lo que siempre es malo de una deuda es no pagarla, muchas incluyen intereses que aumentan por mora y se convierten en una bola de nieve más difícil de afrontar.

Para mantener nuestras finanzas sanas, el pago mensual de nuestras deudas no debería superar el 30% de nuestro ingresos, por supuesto sin incluir costos fijos de nuestro presupuesto. No pagar las deudas hará que el problema se complique en lugar de resolverse, haciendo que nuestros esfuerzos por ahorrar y por recortar gastos sean cada vez menos efectivos.

Lapiz y papel en mano: a revisar los gastos

Lo primero que tenés que hacer es conocer en qué gastás tu dinero, hay más información sobre cómo hacer esto en el artículo sobre Cómo armar un presupuesto. Después de eso, agrupar esos gastos por rubros y separalos en las siguientes categorías:

  • Gastos básicos fijos: Pago de alquiler, crédito hipotecario, Seguros, etc.
  • Gastos básicos variables: Servicios (luz, gas, etc.) Supermercado, Combustible, etc.
  • Otros gastos fijos: Cable, Internet, Clases de inglés, Gimnasio, etc.
  • Otros gastos variables: Salidas a comer, cine, ropa, etc.

Una vez que tenemos una lista de gastos hecha, podemos ver dónde empezar a recortar: Vamos a empezar del último hacia el primero.

  • Otros gastos variables: Seguramente encontremos acá los principales gastos que podemos recortar. Es la categoría que normalmente sorprende a todos cuando empezamos a sumar todas las cosas que quizás no tenemos en cuenta. De todos modos, la idea es gastar menos en esta categoría, no cortarlos para siempre.
  • Otros gastos no variables. En este grupo, cortar es más difícil porque implica un “todo o nada”, si no pago las clases de inglés no puedo ir, ni siquiera a una. Entonces implica analizar bien las cosas de las que puedo prescindir y de cuales no, si puedo ir a correr al parque en lugar de ir al gimnasio y cosas por el estilo.
  • Gastos básicos y variables. Si bien hay gastos que no podemos cortar por completo, como los servicios (luz, gas, agua), sí podemos controlar su uso sobre todo durante este año en el que habrá algunos ajustes tarifarios. Podemos ir a supermercado con una lista de compras en la mano y sujetarnos sin caer en la tentación de comprar cosas que no necesitamos. También podemos buscar productos de segunda marca, días de descuentos, etc.
  • Gastos básicos y fijos. No deberíamos tocar esta categoría, es la primera con la que tenemos que cumplir todos los meses. Qué pasa con las deudas? Están incluídas en esta categoría. No importa cuál sea el concepto de la deuda, es una obligación que ya asumimos y debemos cumplirla si no queremos que tenga consecuencias negativas para nuestra economía.

 

De qué manera reducimos gastos:

  1. De a poco. Siempre evitar cambios bruscos porque son los que menos duran, podemos empezar a ajustar de a poco y con los gastos más innecesarios. Podemos buscar ofertas y otras opciones que nos ayuden a gastar menos. No eliminar por completo las salidas familiares a comer o al cine, sino tratar de buscar opciones más baratas que no afecten la rutina drásticamente.
  2. Revisar nuestro estado bancario. A veces no se le presta atención, pero mucho dinero puede escaparse en concepto de comisiones, mantenimiento de cuentas y tarjetas de crédito que ni siquiera usamos. Por otro lado, los préstamos y deudas con altas tasas de interés pueden ser una carga pesada para muchas familias.
  3. “Incluso hasta pequeños agujeros hunden un gran barco”. Hay gastos que en un primer momento podemos considerar como “menores” pero cuando los sumamos a lo largo del mes nos damos cuenta el peso que tienen dentro de nuestras finanzas. Es muy importante mantener un control sobre ellos también.

¿Preguntas o comentarios? Podemos ayudarte! Podés contactarnos a través de cualquiera de las opciones que brinda Red Visión Radio.